Coche del día: Audi Le Mans quattro Concept

Coche del día: Audi Le Mans quattro Concept

El anticipo del Audi R8 ha cumplido 20 años


Tiempo de lectura: 3 min.

El año 2023 no será recordado, precisamente, por ser un año repleto de lanzamientos de coches deportivos, más bien por ser el año en el que muchos coches deportivos abandonan el mercado. Y uno de ellos cumple nada menos que 20 años, o al menos, sí lo hace la primera entrega de dicho automóvil, que fue en forma de prototipo en el año 2003. Un automóvil que dejó a todo el mundo con la boca abierta, y con razón, pues solo su diseño ya resultaba un espectáculo. Estaba tan conseguido, que sus líneas básicas han aguantado el paso del tiempo casi sin inmutarse, pues solo tienes que ver al actual Audi R8 para darte cuenta.

Sí, hablamos del Audi Le Mans quattro Concept, el prototipo que suponía el primer superdeportivo de la marca y además, fue desarrollado en total secreto –se pidió a los responsables y participantes en el proyecto, que firmaran una cláusula de confidencialidad, incluso había que guardar el secreto con las familias, y solo un grupo muy reducido conocía el proyecto dentro de la propia Audi– a lo largo de 11 meses, un tiempo muy corto para un coche de su estilo. Además, cuando la marca lo presentó hace 20 años, afirmó que adelantaba la dirección que tomarían los futuros desarrollos de la compañía. La historia de este coche comienza en 2002, cuando el Consejo de Administración de Audi, decidió construir el Le Mans quattro Concept. En aquel momento, un equipo de diseño trabajaba con el desarrollo del concept car Pikes Peak, mientras que otro estaba ocupado con la creación del Nuvolari GT, pero ni son esas pausaron el proyecto.

Las instrucciones para el equipo responsable eran clara: diseñar y desarrollar un superdeportivo con motor trasero central, cuyo proyecto recibiría el nombre interno de “F03” –Frankfurt 2003–. El equipo de desarrollo lo formaron ocho empleados de la marca: dos especialistas técnicos y seis diseñadores, aunque también se contó con el apoyo de numerosos expertos de diferentes departamentos.

audi le mans quattro concept (2)

Cuando se mostró, por fin, con motivo del salón de Frankfurt, la opinión fue unánime: el coche era espectacular y hasta su configuración, que tenía en cuenta el uso diario, fue algo fuera de lo normal. La carrocería, fabricada con aluminio, fibra de carbono y un material compuesto de plástico, escondía un propulsor V10 biturbo que resultó ser un propulsor Lamborghini modificado para la ocasión, conectado a un sistema de tracción total –con diferencial central Torsen– y a un cambio automático con levas en el volante. La marca anunció 611 CV y 750 Nm de par. Audi era muy optimista con las cifras de prestaciones, pues aseguró que la velocidad máxima estimada era de 345 km/h, aunque estaba limitado electrónicamente a 250 km/h. No en balde, el peso del conjunto era de 1.530 kilos, lo que suponía tener una relación peso-potencia de 2,5 kilos por caballo.

Pero eso no era todo, pues escondía cosas como un sistema de iluminación LED; cuya presencia estaba justificada porque, según la marca, era un sistema más eficiente energéticamente hablando, iluminaba mejor y no se fundían. Además, también permitían una serie de funciones muy interesantes y que, actualmente, todos conocemos. Destacar también un parabrisas sin limpiaparabrisas, pues empleaba un tratamiento con nanotecnología, que creaba una capa que evitaba que se despositara el agua o la suciedad.

El Audi R8 se dio a conocer, finalmente, en el salón de París de 2006 y pasó a producción en 2007. La primera versión del Audi R8 en pisar las carreteras públicas, equipaba un bloque V8 de 420 CV y cambio manual de seis relaciones, el mismo motor del Audi RS4, el cual, destacó por su gusto por girar muy arriba.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado