Coche del día: Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake

Coche del día: Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake

Cuando el lujo, la deportividad y la exclusividad toman forma de automóvil


Tiempo de lectura: 4 min.

Cuando se trata de vehículos con clase y elegancia, Aston Martin está por lo general en la cabeza de los más sofisticados. Si además le añadimos el toque mágico de los trazos del carrocero italiano Zagato, nos encontramos entonces con automóviles únicos, como lo es el Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake.

El caso es que este año se cumple el 60 aniversario desde aquella primera colaboración entre la marca británica y el carrocero italiano, con las 19 unidades del espectacular DB4 GTZ moldeadas en los talleres de Milán por los artesanos de Gianni Zagato, con carrocerías de aluminio que rebajaron notablemente su peso y que pretendía competir por aquel entonces con los Ferrari 250 GT, imbatibles por otro lado en su hábitat natural: el circuito.

Muchos años después y tras otras tantas colaboraciones entre ambos, os traemos el fruto de la última unión. Con un total de 325 unidades y cuatro configuraciones distintas, se presentó el Aston Martin Vanquish Zagato del cual se han fabricado finalmente 99 Coupé, 99 Volante, 28 Speedster y 99 Shooting Brake. Este último es nuestro protagonista en el día de hoy y si  tengo que mojarme, diría que el más espectacular de todos ellos.

Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake 7

Para esta última “secuela” del Vanquish Zagato se ha empleado, al igual que en las otras versiones, una carrocería íntegramente fabricada en fibra de carbono y ensamblada de manera artesanal sobre un chasis de aluminio. El propulsor también es el mismo que en los tres precedentes. Hablamos del excelso V12 de 6 litros de cubicaje y una potencia de 600 CV, unido a un cambio automático -denominado Touchtronic III- de ocho relaciones, con el que sus afortunados clientes podrán sacar el máximo partido a la mecánica.

Todo en el Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake es fruto del tiempo y dedicación por parte de la marca y el carrocero italiano, convirtiéndolo en una obra de arte rodante

A diferencia de sus hermanos, la versión Shooting Brake, cuenta con una nueva zaga redondeada en la que se integra un gran portón trasero, que da entrada a un espacioso maletero rematado de una manera sublime. Un hueco cerrado en el que se ubican dos maletas fabricadas específicamente para esta versión quedan totalmente encajadas y cubiertas por una tapa fabricada en fibra de carbono. En el resto la piel natural hace acto de presencia recubriendo la mayor parte de molduras y pilastras.

Si hacemos una vista superior nos encontramos con un techo totalmente acristalado de doble burbuja, tan típico del diseñador milanés en sus creaciones  y rematado en forma de T. Este le confiere mucha luminosidad al habitáculo a la par de darle un aspecto aún más deportivo, gracias a su caída hasta morir con el portón trasero y sus ventanas traseras en forma de cuña que van de más a menos.

Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake 6

En el interior como podemos suponer, nada se ha dejado a la improvisación, y nuevamente la piel y la fibra de carbono se han usado por doquier, donde destacan unos asientos de corte deportivo con detalles como la inicial del nombre de su creador impresa en relieve en los reposacabezas, convirtiendo la vida a bordo en toda una experiencia para los sentidos.

Un cuadro de mandos a la vieja usanza, con marcadores analógicos, es de agradecer en el tiempo donde se instalan pantallas en cualquier parte del habitáculo. Su velocímetro tarado hasta los 380 km/h nos puede dar una idea de las prestaciones de la última creación del matrimonio Aston Martin & Zagato.

Con una velocidad punta de 320 km/h y una aceleración en el 0-100 km/h de 3,9 segundos, la diversión está asegurada para quien tenga el placer de ponerse a sus mandos. Para poder garantizar la estabilidad y seguridad en el Zagato Shooting Brake, se ha recurrido a un equipo de llantas y neumáticos en medidas 255/35 ZR20 delante y 305/30 ZR20 en el tren posterior. Dentro de ellas un equipo de discos cerámicos de carbono ventilados, ayudados por un sistema de ABS, son los encargados de detener los 1.850 kilos en vacío del deportivo británico.

Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake 2

Los sueños generalmente son bastante caros y en este caso no iba a ser menos. Con un precio de salida en torno a las 650.000 libras, se vendieron todos y cada uno de ellos, aunque después hemos visto cómo curiosamente en varias subastas por las más prestigiosas casas de obras de arte del mundo, se han vendido unidades por menos de lo que costaron al salir de fábrica.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Aston Martin Vanquish con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Kolmogorov
Invitado
Kolmogorov

¡Qué auténtica maravilla!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.