Nuevo Škoda Kamiq Scout, desde 24.660 euros

Nuevo Škoda Kamiq Scout, desde 24.660 euros

Solo se puede configurar con motores de gasolina


Tiempo de lectura: 3 min.

Las variantes Scout de Škoda son ya típicas en la marca. Comenzaron dando nombre a los crossover, a las carrocerías familiares con aspiraciones camperas que tanto juego dan y ahora, también han pasado a los SUV. De hecho, esta terminación tiene mucho sentido en este tipo de coches, mucho más que unas suspensiones duras y una carrocería con la distancia al suelo rebajada.

Cuando tenía el Škoda Yeti a la venta, no hubo versión Scout, en ese modelo se llamaba Outdoor y básicamente era una versión del SUV con aspiraciones más offroad, el mismo caso que el nuevo Škoda Kamiq Scout, que se pone a la venta en España desde 24.660 euros sin descuentos ni promociones. Tampoco está disponible todavía en el configurador de la marca en su página oficial.

El Škoda Kamiq es uno de los modelos más populares de la marca, no en balde es el SUV más barato de su repertorio y los SUV no paran de arrasar en ventas, así que los modelos con precios más asequibles se venden como churros. En el caso el Scout no será el más demandado entre los comprados del Kamiq, pero le añade más interés a la gama con una versión que toma como base el acabado Ambition, pero le suma algunos detalles específicos para ofrecer una imagen diferente y algo más de equipamiento.

skoda kamiq scout (2)

Se coloca entre el Kamiq Sport y el Kamiq Monte Carlo, es decir, es una de las opciones más caras y equipadas del SUV checo. Cuenta con una imagen específica, que destaca por una carrocería con protecciones frontales y traseras plateadas, a juego con los retrovisores, mientras que gracias al pack cromado añade distinción a los marcos de las ventanillas y a las barras del techo. No faltan las protecciones de plástico negro en los pasos de rueda ni las llantas de 17 pulgadas en diseño “Praga” y acabado antracita (en opción hay unas de 18 pulgadas). Los pilotos son LED con indicadores de dirección dinámicos.

Dentro también se encuentran algunos detalles específicos del Škoda Kamiq Scout. El revestimiento del techo es de color negro, al mismo tiempo que el salpicadero tiene acabado “Dark Brush” y los asientos reciben la tapicería Scoutline con laterales en Termoflux y Suedia. La luz interior es LED de color naranja, aunque también está disponible en blanco.

El equipamiento amplía su lista con algunas cosas. De serie equipa la llave inteligente KESSY, que permite abrir, cerrar y poner en marcha el coche sin tener que sacar la llave del bolsillo. Hay climatizador bizona, sensor de aparcamiento trasero, sistema de asistencia a la frenada, asistente de mantenimiento de carril, servicios Škoda Connect, dejando en opción el Virtual Cockpit, la cámara de visión trasera, el detector de ángulo muerto o el portón del maletero de accionamiento eléctrico.

Bajo el capó, el Skoda Kamiq Scout se podrá configurar con el 1.0 TSI de 110 CV y con el 1.5 TSI de 150 CV, ambos con cambio manual de seis relaciones o bien, el DSG de doble embrague con siete marchas.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Sena Mokaddam