Coche del día: Alfa Romeo SE 048SP Grupo C

Coche del día: Alfa Romeo SE 048SP Grupo C

Con este proyecto FIAT quiso encuadrar a la recién adquirida Alfa Romeo dentro de las carreras de resistencia del Grupo C


Tiempo de lectura: 5 min.

Al no haber llegado a pisar las carreras, la historia del Alfa Romeo SE 048SP del Grupo C está rodeada por no pocos interrogantes. Algo en gran medida lógico, ya que se quedó en el escalón previo a ver la luz pública, permaneciendo en los depósitos del Museo Storico Alfa Romeo en Arese como un prototipo experimental de lo que pudo ser y no fue. De hecho, más allá de las dudas sobre cuál es exactamente su motor incluso existen interrogantes acerca de la fecha exacta de su creación. Así las cosas, lo mejor par ir arrojando luz sobre este modelo pensado para el potente Grupo C será ir paso a paso.

El primer punto a tener en cuenta es la época. Concretamente finales de los ochenta, ya casi rayando 1990. En este momento, el Grupo FIAT tenía a sus marcas bien posicionadas en diferentes nichos de mercado. Una estrategia que se reproducía en la competición, con Ferrari enfocada en la F1 y Lancia totalmente sumergida en el Campeonato Mundial de Rallyes con sus Delta Integrale. Así las cosas, Alfa Romeo aún no tenía un propósito en carreras dentro de la organización del grupo turinés. Y no era de extrañar, pues había sido comprada por FIAT al Istituto per la Riscotruzione Industriale en 1986 tras cincuenta y dos años con participación pública del estado italiano.

Llegados a este punto, reposicionar a Alfa Romeo como una marca indudablemente deportiva era un paso esencial para sus nuevos destinos dentro del Grupo FIAT. De esta manera, lo más obvio resultó enfocarla al Campeonato Mundial de Resistencia. Concretamente al flamante Grupo C, una de las homologaciones más recordadas de entre todas las creadas por la FIA antes de acabar el siglo XX, dando a los fabricantes una amplia libertad de diseño dentro de los cánones propios de lo que entendemos como un sport prototipo. Justo el tipo de vehículo con el cual Alfa Romeo destacó en los sesenta y setenta gracias a sus Tipo 33. Con este contexto, todo apuntaba a ver el regreso de la marca a lo más alto de la competición en forma de un Grupo C con Le Mans en la mirilla.

alfa romeo grupoc (1)

Con Ferrari centrada en la F1 y Lancia en los rallyes, lo lógico para FIAT era situar a la recién adquirida Alfa Romeo dentro de las carreras de resistencia con el Grupo C

Alfa Romeo SE 048SP Grupo C, lo que pudo ser y no fue

Respecto al Grupo C, FIAT había acumulado una amplia experiencia gracias al Lancia LC2 de 1983. Producto del esfuerzo coordinado por el departamento de competición del emporio italiano, este modelo pensado para batir a los todopoderosos Porsche 956 contó con motor Ferrari, puesta a punto de Abarth y un chasis monocasco en aluminio diseñado por Paolo Dallara. Detalle éste último bastante importante para el Alfa Romeo SE 048SP, ya que éste se basó en esa misma base durante su diseño a finales de la década.

Ahora, ¿por qué Lancia ya no estaba en las carreras de resistencia? Puesto en este punto gran parte de la afición razonaría, de forma acertada, que su ausencia vino porque estaba centrada y triunfante en el mundo de los rallyes. Y es cierto. Tan cierto como que Lancia puso todos sus esfuerzos en el Delta Integrale tras no lograr vencer a los Porsche debido a la incuestionable superioridad de estos en todos los aspectos pero, también, a la falta de fiabilidad del LC2.

Con este contexto, que FIAT decidiera posicionar a Alfa Romeo dentro del Grupo C luce como una segunda parte de lo que pudo ser y no fue el Lancia LC2. De esta manera, el proyecto del Alfa Romeo SE 048SP fue llevado bajo un gran secreto. Tanto así que, hasta su aparición en el Goodwood Revival 2010 y la apertura de su capó dejando la mecánica a la vista, no se sabía muy bien qué motor montaba. Despejadas las dudas por una inspección visual, parece ser que se trata de un V12 de 3,5 litros al hilo del cambio de normativa dado meses antes al que hubiera sido el lanzamiento del modelo, procedente en concreto de Ferrari al igual que el V8 que llevase el Lancia LC2 años antes.

alfa romeo grupoc (2)

Aunque llegó a un estado de desarrollo muy avanzado, finalmente se decidió abandonar el proyecto para centrarse en el nuevo 155. Un coche que, convenientemente preparado en su versión TI, dio bastantes alegrías en carrera a la marca

Con el Alfa Romeo SE 048SP casi a punto, el Grupo FIAT decide parar la operación en seco a lo largo de 1990. Pero, ¿por qué? Al fin y al cabo la lógica comercial que movía al modelo era perfecta, rellenando un hueco que efectivamente existía en la competición al tiempo que esto volvería a dar a Alfa Romeo un prestigio en carreras fácil de amortizar en los concesionarios gracias a la publicidad. Pues, aunque suene paradójico, por razones precisamente de lógica comercial. En primer lugar, enfrentarse a los Toyota, Mercedes y Peugeot del momento en Le Mans hubiera significado un despliegue de medios importante. Y, además, lo que urgía era construir para Alfa Romeo una nueva gama de turismos. Es decir, empezar la casa por los cimientos y no por el tejado. Así las cosas, FIAT se lanzó al desarrollo del Alfa Romeo 155 para abrir una nueva época en su recién adquirida marca. Un esfuerzo importante que no podía conjugarse con distracciones como un modelo del Grupo C corriendo en Le Mans. No obstante tampoco debemos confundir los términos pues, al fin y al cabo, esto no supuso en absoluto la renuncia de Alfa Romeo a la competición. ¿O acaso no apareció en 1993 el 155 V6 TI arrasando en el DTM?

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.