Coche del día: Alfa Romeo 33 4×4

Coche del día: Alfa Romeo 33 4×4

Un bóxer de tracción total a la italiana


Tiempo de lectura: 3 min.

Alfa Romeo siempre se ha caracterizado por el increíble dinamismo de sus vehículos; cuando se planteó introducir la tracción delantera en sus modelos se las ingenió para mantener el centro de gravedad lo más cerca del suelo posible, para lo que utilizó una arquitectura bóxer en su motor. Esta forma de construir el propulsor otorgaba estabilidad al vehículo y suavidad al funcionamiento del mismo, siendo introducido en el Alfasuv, el modelo más pequeño de la marca entonces.

Posteriormente apareció el Alfa Romeo 33, un coche que se labró muy mala fama debido a muchos mecánicos de bar y el acero soviético de baja calidad. Un modelo destinado a la clase media, con cinco plazas, cinco puertas y un motor bóxer bajo el capó. De este hubo una versión destinada a todos aquellos que necesitaban mayor motricidad, ya sea por las condiciones climáticas o por las de la superficie que afrontasemos en neutro día a día; la 4×4. Entonces no se volvieron locos y no utilizaron una forma más bella o comercial como es ahora Q4.

Alfa Romeo 33 4x4 3

El Alfa Romeo 33 toma su nombre de los Alfa Romeo 33/2 y 33 Stradale de 1967, modelos históricos de la firma italiana y a los que este modelo no sabemos si les homenajeó o fue como escupir en la historia del modelo. Este coche sí que ha sido tecnológicamente interesante, si bien no llegó a plantear una alternativa real a los vehículos con motores de cilindros en línea; más baratos de fabricar y con resultados dinámicos muy interesantes.

Este modelo italiano contaba con el motor intermedio de la gama 33, un 1.5 bóxer de 105 CV (97 CV en las versiones de inyección) y un sistema de acoplamiento manual del eje trasero. Carecía de diferencial central, por lo que esta sólo estaba indicada para superficies resbaladizas. Además, las relaciones de cambios se acortaban respecto a la versión de tracción delantera, pero se veía compensado por la introducción de unos neumáticos con mayor diámetro. Las críticas de entonces aseguran que esta caja de cambios se adaptaba a la perfección con el vehículo.

Alfa Romeo 33 4x4 4

También se destacaba la enorme capacidad de tracción con el segundo eje conectado: “Gracias a la tracción total se puede circular por nieve a velocidades impensables en coches convencionales y con toda seguridad”, un ejemplo de aquello que significó el 33 con tracción total. Si bien es cierto que no se trataba de un sistema activo como el del Golf Syncro o permanente como los Audi Quattro con diferencial central Torsen, este era un modelo de un segmento mediano en el que casi no había soluciones 4×4 para ser utilizables bajo las peores condiciones climatológicas.

Por otra parte. el Alfa Romeo 33 con tracción total es y ha sido el único modelo de una firma europea en el segmento C que ha equipado un motor bóxer y tracción a las cuatro ruedas, el único modelo que podemos encontrar en continente europeo con esta combinación es el Porsche 911 Carrera 4, un modelo con características realmente diferentes, un “todo atrás”.

Alfa Romeo 33 4x4

En cuanto a equipamiento, el Alfa Romeo 33 4×4 no era ninguna maravilla, incorporaba aire acondicionado, y pocas tecnologías electrónicas de las que podemos disfrutar hoy. En sus versiones con sistema de inyección contaba con un sistema de gestión electrónica gestionada por Magneti Marelli. No se trata de un vehículo con muchas capacidades “analógicas”. Una curiosidad destacable del 33 4×4 es que a España llegó en primer lugar en su carrocería familiar, Giardinetta.

En el mercado de segunda mano es posible encontrar unidades en buen estado desde poco más de 1.500 euros, las buenas algo más y aquellas que necesiten cariño pueden llegar a ser un regalo. Los Alfa Romeo 33 llevan aparejado un lado oscuro con el óxido, pero si esquivamos la primera serie y nos fijamos en los puntos propensos a sufrir este problema.

COMPARTE
Sobre mí

Carlos Pascual

El olor a lubricantes y gasolina quemada han atraído a Carlos desde su niñez, por ello decide consagrar su vida a los coches: una forma de comunicarse, de disfrutar, de vivir.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!