Menu

McLaren Elva, el roadster definitivo de Woking

Con el motor V8 biturbo del McLaren Senna realiza el 0 a 200 km/h en menos de siete segundos

McLaren Elva, el roadster definitivo de Woking

McLaren Elva. Así se llama la última criatura salida de Woking que, con solo ver las fotos, te dejará con la boca abierta. La firma británica ha desvelado un modelo muy espectacular, un roadster puro, casi una barchetta que ni siquiera tiene parabrisas, que inmediatamente hace pensar en el Ferrari Monza SP2.

Líneas curvas, muy sensuales, que parecen más propias de modelos italianos, pero que se combinan de forma muy acertada con los rasgos de McLaren. Se trata de un nuevo miembro de la familia Ultimate Series, cuya fabricación se ha limitado a 399 unidades a un precio que, como cabe esperar, lo hace extremadamente exclusivo: más de millón y medio de euros.

El nombre de este espectacular McLaren es un homenaje al fabricante británico Elva, quienes suministraron los chasis para los McLaren-Elva M1A (coche que sirve de inspiración para el diseño) en la década de los 60. Son los modelos precursores, espiritualmente (según la marca) de los McLaren de producción actuales, aunque Elva como fabricante no existe y es McLaren quien tiene los derechos de su denominación.

McLaren Elva 2

McLaren Elva y McLaren-Elva M1A Mk.1

«El McLaren Elva es un verdadero roadster definitivo; existe únicamente por el placer de conducir, para brindar una experiencia fascinante e inmersiva nacida de la conexión definitiva entre el automóvil, el conductor y los elementos. El coche de carretera más ligero que hemos construido en McLaren Automotive, el Elva es increíblemente ágil y extremadamente rápido, su motor V8 de doble turbocompresor proporciona un rendimiento impresionante que aumenta todos los sentidos». Andy Palmer, Director de línea de vehículos Ultimate Series, McLaren Automotive

Como cabe esperar, uno de los apartados más cuidados es la aerodinámica de toda su carrocería. Para suplir la ausencia de techo, se ha desarrollado lo que desde la marca llaman ‘Active Air Management System’ o ‘AAMS’ (sistema de gestión activo de aire). Se compone de una entrada de aire cerca del el splitter delantero, una salida sobre el capó y un deflectyor, cuya función es distribuir el aire de manera que crea una ‘burbuja’ por encima de los ocupantes. El deflector, fabricado con fibra de carbono, se eleva en el frontal para desviar el cierta cantidad de aire. Hay un parabrisas en opción para quien lo prefiera.

El AAMS también tiene otras funciones. Cuando no se circula demasiado rápido y el aire no es un problema en el habitáculo, desvía el flujo hacia dos radiadores de baja temperatura. Estos radiadores se encargan de enfriar el aceite de la caja de cambios de siete relaciones.

McLaren Elva 6

Transmisión que se acopla al V8 4.0 biturbo del McLaren Senna, que anuncia 815 CV y 800 Nm de par. El 0 a 100 km/h lo consigue en menos de tres segundos (no dan cifra exacta), pero puede hacer el 0 a 200 km/h más rápido que el Senna, con 6,7 segundos. Además, la marca asegura que se trata del coche más ligero que han fabricado hasta el momento gracias al empleo masivo de fibra de carbono en chasis, carrocería, asientos y frenos. La línea de escape se ha realizado con Iconel.

Las particularidades de este McLaren Elva van más allá. Su habitáculo es totalmente minimalista, con lo imprescindible enfocado hacia el conductor. El cuadro de instrumentos y el volante son solidarios y se mueven en conjunto. Los asientos, casi de carreras, son algo más cortos para favorecer la entrada y la salida sin necesidad de abrir la puerta, como en las barchettas de carreras. La pantalla de ocho pulgadas es el centro del salpicadero y puede mostrar los datos de la telemetría rodando en circuito. Como curiosidad, tiene función retrovisor y no tiene equipo de audio para ahorrar peso, aunque se puede añadir sin coste.

El precio de este McLaren Elva es de 1.425.000 libras esterlinas, 1.663.488 euros. Aunque el precio incluye el I.V.A. británico y en España podría ser mucho más elevado.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.