Coche del día: McLaren Senna

Coche del día: McLaren Senna

En honor al irrepetible piloto brasileño


Tiempo de lectura: 7 min.

La firma británica creada por Bruce McLaren nació en el año 1963. Su historia ha estado ligada al mundo de las carreras, donde ha conseguido una reputación más que importante. Su objetivo fue -y sigue siendo- hacerle frente a otros competidores de renombre como Ferrari, Porsche o Lamborghini.

El McLaren F1 fue la primera puesta en escena de la marca de Woking en coches de calle y sigue batiendo a muchos modelos actuales

McLaren no empezó a producir coches de calle hasta que tuvo una madurez considerable, en concreto hasta 1992. Entró por la puerta grande con la fabricación del McLaren F1, un auténtico superdeportivo que era lo más parecido a conducir un F1, ya que la posición de conducción se situaba justo en el medio, por lo que parecía que el afortunado que estuviese a sus mandos, manejase un monoplaza. También contaba con dos asientos más, uno a cada lado del conductor.

Tras el nacimiento del McLarenF1, dicho modelo consiguió varios hitos. Entre ellos destacan el ser el coche de producción más rápido hasta la fecha en 1992 con 386 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 3,7 segundos. Además, consiguió ser el primer debutante en Las 24 Horas de Le Mans que se proclamó campeón de la prueba, hazaña que se mantiene hasta la fecha. Tal era la magnitud de este superdeportivo, que hoy día sigue siendo el coche producido en serie con motor atmosférico más potente de la historia, con su motor V12 desarrollado por BMW con 635 CV a 7.400 RPM y un par máximo de 650 Nm.

Mclaren F1 Aniversario 2

El modelo estuvo en producción 7 años, entre 1992 y 1998. Se desarrollaron varias versiones hasta un total de 106 exclusivas unidades, distribuidas en las versiones de serie, LM, GT y GTR. Esto sirvió a la compañía de Woking para cerciorarse de que podían hacer coches de calle al nivel de las grandes marcas y no solo eso, sino que podría ponerlas en serios apuros. Tras el McLaren F1, vinieron modelos que se han ido distribuyendo según las tres series en las que se engloba McLaren: Sport Series, Super Series y Utimate Series. De ahí salen los McLaren MP4-12C, McLaren P1 (híbrido), 650S, 675 LT…

Todos estos modelos sirvieron para asentar a la marca en la producción de coches de calle. Modelos que se caracterizan por unas líneas diferentes a los deportivos más reconocidos, su ligereza y una gran puesta a punto gracias a su experiencia en la competición. Todo ello provocó que los dirigentes de la marca británica pensaran que era la hora de realizar un hiperdeportivo utilizando todos estos años y experiencia de desarrollo.

Senna catapultó a McLaren en la historia de la F1 consiguiendo tres títulos mundiales con la marca británica

Así nace el McLaren Senna. El nombre se atribuye al que se considera uno de los mejores y especiales pilotos de la historia de la F1, el brasileño Ayrton Senna. Pasó por diversas marcas en su carrera como piloto de F1, como Toleman, Lotus, Williams y McLaren. Con esta última consiguió sus tres títulos mundiales, uno en el año 1988, casi el de 1989, y los otros de forma consecutiva en 1990 y 1991. Se destacó también en su carrera deportiva su rivalidad con Alain Prost, de la que se dice que no ha existido otro duelo igual entre dos pilotos.

McLaren Senna 4

La última creación de McLaren es un auténtico bólido de carreras homologado para conducirse por la calle y que se enmarca dentro de las Ultimate Series de la propia marca. El hecho de que lleve dicho apellido ya supone que nos vamos a encontrar algo impresionante y que sin duda, estará a la altura para homenajear a uno de los grandes de la F1. La primera impresión que genera es de un auténtico coche de carreras, solo que con pequeños toques que lo hacen apto para circular por carretera.

Posee un diseño afilado, con un uso mayoritario de fibra de carbono por toda la carrocería, al igual que su chasis monocasco. Las puertas son llamativas en cuanto a su apertura, puesto que se abren verticalmente. La firma lumínica tipo LED sigue teniendo los rasgos de los últimos modelos de McLaren, terminando el conjunto en un gran difusor, alerón que se inclina según la frenada para otorgar más carga aerodinámica y un espectacular escape triple situado tras la luna trasera.

Los ingenieros de McLaren incidieron mucho en la importancia de la aerodinámica para poder hacer el coche ligero y a su vez, con suficiente fuerza descendente a altas velocidades para que tuviese aplomo sobre el asfalto. En los paragolpes delanteros pueden verse unos alerones que modifican su ángulo de apertura según la cantidad de flujo de aire que necesite el coche para obtener sustentación.

En los laterales pueden verse grandes entradas de aire en las puertas para, posteriormente, canalizarse hacia el gran alerón móvil por un lado y por otro, hacia el difusor trasero, haciendo que el coche prácticamente sea una “lapa” cuando se encuentra rodando a alto régimen. Todo esto, para que se genere la escalofriante cifra de 800 kg de carca aerodinámica.

La ligereza, la potencia y las sensaciones de un coche de carreras son señas de identidad del nuevo McLaren Senna

Las llantas monotuerca son sin duda otra de las señas de identidad de lo que se quiere conseguir con este modelo y sobre todo, hacer ver el porqué de su creación. Todo orientado a circuito.

Por dentro no nos vamos a encontrar un interior, por así decirlo, lujoso ni que otorgue una primera sensación de comodidad. McLaren ha querido imponer su idea racing y por ello nos encontramos con unos asientos basados en una pieza de fibra de carbono y unas almohadillas forradas en alcántara para las articulaciones del cuerpo y que no haga demasiado incómodo su uso. El volante también está forrado en alcántara y posee una instrumentación digital que varía según el modo de conducción que seleccionemos.

McLaren Senna 5

El motor que utiliza el Senna es un bloque que se deriva del 720S, es decir, un 4.0 V8 biturbo que desarrolla 80 CV más, llegando hasta los 800 CV. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 s y llega a los 200 km/h en 6,8 s. La velocidad punta del Senna se sitúa en unos 340 km/h. Este dato ya supone una pequeña vuelta de tuerca más al corazón que mueve el Senna, pero ahí no acaba todo.

Entra en juego también la ligereza, y es que el Senna pesa nada más y nada menos que 300 kg menos que el 720S, por lo que para la báscula en unos más que contenidos 1.200 kg, aproximadamente. Los frenos carbonocerámicos son una parte importante también, pues permiten frenar de 200 km/h a 0, en apenas 100 metros. La dirección más bien dura, aunque muy precisa, al igual que el tarado de la suspensión, transmiten auténticas sensaciones coche de circuito.

La producción del McLaren Senna está limitada a 500 unidades, todas ellas ensambladas a mano y cuyo precio es de alrededor de 1 millón de euros, impuestos aparte. Se convierte así en compra obligada para aquel que se lo pueda permitir y que, por otro lado, quiera tener lo más parecido a un coche de carreras en su garaje y la versión más racing de un McLaren hasta la fecha.

Calcula cuánto cuesta asegurar un McLaren con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ignacio Barrantes

Apasionado del mundo del automóvil y al que le encanta conducir. Máster en Trastornos de la Comunicación

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Julio Martín Garriga
Invitado
Julio Martín Garriga

Que opinais del tema de los incendios? Ya van unos cuantos senna que han salido ardiendo por si solos.

Pablo Mayo
Editor

Parece que McLaren ya lo está investigando. Tanta fibra de carbono alrededor del escape parece una buena razón para que se quemen.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.