Coche del día: FIAT Punto (1993)

Coche del día: FIAT Punto (1993)

Reemplazó al FIAt Uno al que superó en todo, como cabría esperar


Tiempo de lectura: 3 min.

Viajamos hasta el año 1993 para ser testigos de la llegada de uno de los coches más importantes de FIAT en la década de los 90, que se puso en circulación para reemplazar a otro coche que será recordado, principalmente, por su versión más deportiva: el FIAT Uno. El reemplazo del Uno recibió otra denominación igual de peculiar: FIAT Punto, como ocurrió en otros casos, se vendió todavía más que su antecesor.

El FIAT Punto se presentó en el salón de Frankfurt de 1993 y con respecto al Uno, suponía un salto absolutamente brutal en todos los aspectos, aunque se mantenían algunos rasgos del modelo anterior, como el aprovechamiento interno. Todo lo demás supuso un avance realmente importante y llegó a presumir de versiones como una carrocería descapotable, una opción poco habitual en el segmento B.

fiat punto (2)

Actualmente, pocos se acuerdan del FIAT Punto, todavía no está considerado un clásico y tampoco contó con versiones muy potentes y deportivas, como sí ocurrió con el FIAT Uno, pero el Punto fue un coche con muchas novedades y sí, también contó con una versión deportiva aunque menos salvaje que el Uno Turbo. Por ejemplo, el FIAT Punto fue el primer coche del segmento B en montar propulsores diésel con inyección common rail, fue uno de los primeros coches en llevar los pilotos en una posición elevada –permitía que la entrada al maletero no contará con obstáculos– y presumía de una aerodinámica muy aceptable, con un Cx de 0,31.

El diseño de la primera generación del FIAT Punto fue cosa de Giorgetto Giugiaro, quien ya se hizo cargo del FIAT Uno y quien optó por desterrar las líneas rectas de su anterior dibujo y darle al nuevo Punto una mayor personalidad a través de líneas suaves y sencillas, sin estridencias y con una buena superficie acristalada.

Aquel diseño vestía una estructura con zonas de deformación programadas, columna de dirección deformable, chasis con zonas de absorción laterales y montaba un sistema llamada Fire Prevention System –FPS–, un interruptor que funcionaba por inercia, que actuaba como bloqueo para el flujo de combustible en caso de accidente, y así, evitar un posible incendio.

fiat punto (3)

Como coche del segmento B aparecido casi a mediados de los años 90, la gama de motores no era especialmente potente, algo bastante común en aquellos años y bastante lógico, pues era un coche pensado básicamente para ciudad. La versión de entrada contaba con el conocido propulsor FIRE 1.1 –1.208 centímetros cúbicos– con 54 CV y el más potente que se llegó a ofrecer fue un cuatro cilindros de 1.372 centímetros cúbicos, que gracias a un turbo Garrett y a un intercooler, presumía de 136 CV –luego pasó a 130 CV–, aunque alumnos recordarán el motor 1.6 de 90 CV del FIAT Punto Sporting.

La primera generación del FIAT Punto se vendió hasta 1999 y durante todos esos años, se llevó el premio al Coche del Año en Europa en 1995.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Claudio Retamal
Invitado
Claudio Retamal

error en el articulo, el Fiat punto Sporting tenia el Motor Fire 1.2 el mismo de las versiones 60 y 75 pero este sporting contaba con doble eje de levas el cual daba unos 88hp y la versión tope de gama del punto era la 90 el cual tenia el motor tipo 1.6 8v


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.