Featured Video Play Icon

Para chulo, chulo… el Schaeffler 4ePerformance Concept

Daniel Abt bate el récord de velocidad marcha atrás


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace unos meses la compañía Schaeffler nos presentaba un Audi RS3 electrificado por ellos, el Schaeffler 4ePerformance Concept. Se trataba de un prototipo para demostrar su capacidad técnica, y a la vez unir lazos con Audi en Fórmula E, pues es el principal patrocinador del equipo. En el vídeo de hoy os quedaréis atónitos de cómo vencen en carrera de aceleración al mismísimo Porsche 911 GT2 RS.

La compañía alemana Schaeffler comenzó como proveedor de rodamientos, y actualmente surte de diversos componentes a los fabricantes automovilísticos, teniendo en su catálogo diversos componentes para electromovilidad. Para demostrar su competencia en este campo, hicieron un vehículo demostración, totalmente eléctrico, partiendo del Audi RS3.

Este prototipo posee cuatro motores, uno por rueda, junto a un engranaje de reducción, entregando cada uno 220 kW -295 CV-, haciendo un total de 880 kW -1.180 CV-, movidos por una batería de 64 kWh. De esta manera la unidad de control puede regular el par necesario en cada rueda y en cada momento, para que la tracción sea óptima.

Schaeffler 4ePerformance Concept

Para demostrar la capacidad de esta bestia, lo han enfrentado a un Audi R8, Lamborghini Huracan y Porsche 911 GT2 RS, merendándose a todos ellos sin esfuerzo. Lo podéis ver en este enlace. Como parecía demasiado sencillo, esta vez han decidido hacer la carrera de aceleración, pero con el prototipo marcha atrás. Para chulos, los de Schaeffler. Para un eléctrico da igual si va hacia delante o hacia atrás, pues no tiene cambio, solo un engranaje reductor, así que el resultado era previsible.

Junto al piloto de Fórmula E del equipo Audi, Daniel Abt, se han llevado el récord de velocidad de un vehículo circulando marcha atrás, alcanzando los 210 km/h, batiendo el anterior récord que estaba en 162,7 km/h

Está claro que los vehículos eléctricos pueden ser más rápidos y eficientes que cualquier máquina térmica de combustible. Pero, ¿y el sonido? ¿y los olores a neumático y gasolina? ¿y las sensaciones? En eso siempre ganarán las buenas máquinas de combustión.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.