Featured Video Play Icon

¿Cuánto cuesta llegar a ser piloto de Fórmula 1?

Dani Clos, ex-piloto probador de HRT, nos lo cuenta


Tiempo de lectura: 4 min.

Seguramente muchos de nosotros nos hemos hecho esta pregunta alguna vez: ¿cuánto costaría llegar a ser piloto de Fórmula 1? Hay muchos hilos y foros que intentan averiguar la cifra, pero hoy os traemos un vídeo donde alguien que ha llegado hasta allí, nos lo cuenta de primera mano. Se trata de Dani Clos, el que fuera probador del equipo patrio HRT.

En un vídeo la mar de interesante, este ex-piloto nos cuenta desde su experiencia, los costes aproximados que tiene una carrera deportiva que culmine con un asiento en la Fórmula 1. Los ingredientes siempre comienzan por unos padres aficionados al motor, que fomenten el karting y te ayuden a comenzar. Una vez hecho esto, hay que tener manos y ser un buen piloto, porque sin esto, de nada sirve lo demás. Como tercer ingrediente fundamental y tal vez el más importante, es el dinero. Si no eres millonario, deberás contar con patrocinios muy importantes que aporten todos los billetes necesarios para tu carrera. Y el cuarto, como en todo, la suerte de estar en el sitio justo, en el momento adecuado.

Dani Clos comenzó desde abajo, sin pertenecer a una familia de millonarios, por lo que ha tenido que buscar patrocinadores a lo largo de su carrera deportiva. Comenzó en karting, y fue subiendo de categorías, pasando por la Fórmula Junior 1600, Fórmula Renault 2.0 en Italia, donde consiguió el título en 2006 y Fórmula 3 Euroseries, bajo el paraguas del Renault Driver Development. Luego pasó a la GP2, donde permaneció de 2009 a 2013. En 2011, realizó unos test para jóvenes pilotos con HRT, y en 2012 pasó a ser probador oficial de la escudería española, debutando en los entrenamientos libres del GP de España, compaginándolo con la GP2. Pero, la mala fortuna quiso que se agotase la financiación del equipo, declarándose en quiebra, y terminando su participación en Fórmula 1.

Desde 2013 no corre en ningún equipo, debido a la falta de patrocinadores. Vamos, que no corre, no por ser mal piloto, sino porque no tiene dinero para aportar a un equipo. La misma situación que tienen decenas de pilotos que tienen la ilusión de llegar a lo más alto.

Entonces, ¿llegan los mejores pilotos a la parrilla de Fórmula 1? Me temo que no. Estoy seguro que hay grandísimos pilotos fuera de la Fórmula 1, que harían grandes cosas si llegaran allí, pero la falta de dinero que aportar a un equipo para que les ofrezca la oportunidad, hace imposible ese sueño. Luego, en el otro lado, tenemos por ejemplo a Lance Stroll, que está pilotando un Williams con 19 años, gracias a que nació en cuna de oro. No discuto sus cualidades como piloto, pero parece claro que no tiene la experiencia suficiente para estar en un monoplaza de la máxima categoría. Otro ejemplo podría ser Pastor Maldonado, patrocinado por Petróleos de Venezuela, cuya preparación para estar en un asiento de F1 también era más que discutible. ¿Entonces qué hace falta para llegar a ser piloto de Fórmula 1? Dinero. Pero para llegar, mantenerse y triunfar, tienes que tener además talento, mucho talento.

Entrando en el coste para llegar a ser piloto de Fórmula 1, Dani nos hace una media de lo que costaría estar entre los 7 y 13 años en karting, y después una temporada en Fórmula 4, otra en Fórmula Renault, otra en GP3 y dos temporadas e GP2. Una vez llegados a ese punto, tocaría el mayor desembolso de todos, que es “comprar” un asiento de Fórmula 1. En este caso, ofrece un dato interesante, y es lo que le costó a Fernando Alonso agenciarse un asiento en Minardi.

Si no tenéis tiempo para verlo, os hago un resumen de los costes estimados por Dani Clos:

  • Karting (5 años): 200.000 euros
  • Fórmula 4 (1 año): 150.000 euros
  • Fórmula Renault (1 año): 200.000 euros
  • GP3 (1 año): 500.000 euros
  • GP2 (2 años): 2.400.000 euros
  • F1: 9.000.000 euros
  • TOTAL: 12.450.000 euros

Esta cantidad puede variar, en función del equipo, los entrenamientos que hagas, los países donde corras, a lo que habrá que sumar el coste de los viajes, hoteles y comidas. Así redondeando, se podría decir que para llegar a ser piloto de Fórmula 1 necesitas al menos 15 millones de euros. Así que ya sabéis, si tenéis hijos y quieren ser pilotos, podéis ir ahorrando y buscando patrocinadores, si no tenéis la suerte de tener una familia multimillonaria.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.