Menu

Así funciona la aerodinámica activa del nuevo Porsche 911

Combina el alerón trasero con las cortinas frontales para generar carga aerodinámica

Featured Video Play Icon

De un tiempo a esta parte estamos viendo un resurgir de la aerodinámica activa en los nuevos deportivos y superdeportivos. En Fórmula 1 lleva prohibida bastantes años, pero en carretera o si nos pasamos por un circuito para hacer unas tandas, tiene indudables ventajas. Por eso la marca de Stuttgart lo equipa en los Porsche 911 de la serie 992.

En el vídeo Porsche nos cuenta como actúa. Posee dos elementos activos: el alerón trasero y las cortinas fronto-laterales, que dan acceso a los radiadores. Para comenzar, Porsche dice que ha mejorado la refrigeración, disminuyendo el arrastre, tanto en la parte de los radiadores frontales, como en los intercooler traseros.

Las cortinas delanteras se cierran a partir de 70 km/h para reducir el arrastre. Entendemos que el flujo de aire a los radiadores debe llegar también por otro lado, pues de lo contrario no harían su trabajo y se sobrecalentaría el motor. A partir de 90 km/h es cuando el alerón posterior se despliega, en una posición no muy agresiva. Es a partir de 170 km/h cuando las cortinas frontales se abren y el alerón trasero adopta una posición más inclinada. Ambas medidas tienen como objetivo aumentar la sustentación en los dos trenes.

Porsche 911 Carrera 4S 05

Porsche 911 Carrera 4S (992)

Recordemos que el nuevo 911 mantiene su mítico motor bóxer de seis cilindros y 2.981 cm3 con turbo que rinde 450 CV y 530 Nm de par

A mejorar el agarre también ayuda que a esta velocidad la suspensión desciende 10 mm, bajando el centro de gravedad, pero también mejorando la aerodinámica, pues el fondo se encuentra más cerca de la carretera, por lo que acelera el aire que pasa por debajo creando más apoyo. También cuenta con un splitter frontal que ayuda a generar carga en este tren.

Con esta aerodinámica activa y la rebaja de la altura de la suspensión PASM, el nuevo 911 (992) ha conseguido rebajar el crono en Nürburgring en 4 segundos respecto a su predecesor. Por último, el aerofreno, que coloca el alerón posterior casi vertical, para maximizar el frenado aerodinámico cuando, por ejemplo, otro vehículo adelanta por la Autobahn sin haberse percatado de nuestra velocidad -pullita para BMW-.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.