Menu

Nissan toca retirada en el segmento compacto europeo

El eléctrico Leaf es el único que queda

Nissan toca retirada en el segmento compacto europeo

Las últimas dos apuestas de Nissan en Europa y Rusia no han sido satisfactorias. En el Salón de Madrid de 2014 se anunció la llegada del Nissan Pulsar, derivado del Pulsar/Tiida (C12) que se vendía en mercados asiáticos, y que encima sería producido en Barcelona. Previsión de ventas, 64.000 unidades al año. Pues no fue así. También se ha estrellado el Almera de fabricación rusa, y la «culpa» la tienen los crossover.

En otras palabras, la culpa la tiene el propio fabricante. Por cada anuncio del Pulsar en televisión, ¿cuántos hemos visto del Qashqai? ¿Cuántas presentaciones ha hecho Nissan en los últimos años en los que apenas había novedades, pero nos recordaban que sus crossover lo estaban petando? ¿Cuántas no-presentaciones hubo del Pulsar, aparte de cuando se actualizaron motores? Cuando un fabricante se esfuerza mucho en vender unos modelos y poco otros, al final se acaba notando.

El Pulsar se dejó de fabricar en junio, y lo hizo con una oferta salvaje, desde 10.450 euros para el acabado Visia -el más simple- con el motor 1.2 turbo de 115 CV, el DIG-T. El 1.5 dCi costaba muy poco más. Con la operación de agosto Nissan se ha deshecho de todos los que ha podido, pero aún se puede encontrar en su página web en el apartado de ofertas a empresas. El 1.5 dCi Acenta -más equipado- se puede comprar por 48 cuotas de 125 euros, una entrada de 3.390,15 euros y una cuota final de 3.606,42 euros (importe total aplazado, 12.996,57 euros, ¡solo!)

El año pasado se vendieron 25.221 Pulsar en toda Europa, según JATO

No eran en absoluto un mal coche, pero no terminaba de encajar en el mercado. Como vimos en la prueba que publicamos el año pasado -que rescataremos a lo largo de la tarde- fue un modelo incomprendido y que ofrecía mucho para lo que pedían por él. En cierto modo, recuerda al malogrado Fiat Bravo, no era un mal coche, pero había que currárselo para lograr ventas.

Nissan Leaf 2018

Queda en el segmento el Nissan Leaf, solo disponible como eléctrico, que se vende a un ritmo de uno cada 10 minutos, según una nota de prensa de junio, registró 37.000 pedidos en ocho meses. No deja de ser un coche que salió a la venta a finales de 2010 y que ha sido convenientemente actualizado, y que, como el Pulsar, también es un modelo global aunque tenga su particular tuning para el mercado europeo. Hicimos una prueba a fondo en 2016 del modelo anterior con 30 kWh de baterías.

El Leaf viene a ser el doble de caro que el Pulsar, así que por precio no es

Y sí, Nissan también ha puesto más empeño en vender el Leaf que el Pulsar, cualquiera que tenga ojos y oídos podrá comprobarlo. La caída del Pulsar tiene también un efecto negativo en la planta de Barcelona, que ahora vive exclusivamente de fabricar las furgonetas compactas NV200 y los pick-up NP300/Navara, Alaskan y Clase X. Sí, también ha cesado la versión turismo de la NV200, Evalia.

Nissan sigue nadando en ríos de gloria por el éxito del Juke, el Qashqai y el X-Trail, pero no es bueno que un fabricante con una visión tan global descuide un segmento tan importante como el compacto, especialmente en Europa, porque como los gustos cambien en pocos años, o los rivales de esos modelos los desbanquen, el tortazo en ventas podría ser importante.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.