Menu

Ya tenemos un Hyundai Nexo de hidrógeno matriculado en España

Es de pila de combustible, pero lo tiene difícil para triunfar

Featured Video Play Icon

El primer vehículo de hidrógeno que ya puede rodar por nuestras carreteras es el Hyundai Nexo, que acaba de ser matriculado en España. Todos los turismos de hidrógeno que han pasado antes por nuestro país tenían matrículas extranjeras, normalmente de Bélgica y Alemania.

Este modelo es de pila de combustible, aunque lo va a tener muy difícil para triunfar, pues la red de hidrogeneras es muy escasa (solamente seis en toda españa) y el precio del modelo es bastante alto, de unos 69.000 euros. Su principal rival, el Toyota Mirai, no se comercializa en nuestro país a pesar de haber estado disponible primero.

Este SUV de Hyundai tiene un motor eléctrico que ofrece 163 CV -120 kW- y 395 Nm de par. Como en los vehículos de pila de combustible, se genera electricidad a partir de la reacción del combustible -en este caso hidrógeno- con el oxígeno del aire, creando como subproducto H2O, o sea, agua. Tiene una batería intermedia donde va almacenando parte de la energía. Así la potencia capaz de entregar la pila de combustible es de 95 kW y la de la batería de 40 kW -135 kW en total-, algo más del total que podemos utilizar.

El hidrógeno se almacena a alta presión en tres tanques de 52,2 litros cada uno -156,6 litros en total-, y es capaz de repostar en estaciones de 350 bares a 750 bares. Con esta capacidad tiene una autonomía bajo el estándar WLTP de 666 km, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 179 km/h.

Nyundai Nexo 1

En cuanto a dimensiones mide 4.670 mm de largo, 1.860 de ancho, 1.630 de alto y 2.790 mm de batalla, con un peso de 1.824 kg y un maletero de 461 litros de capacidad, que puede ampliarse abatiendo los asientos hasta los 1.466 litros. En cuanto a diseño, podemos asegurar que no es muy aerodinámico, pues su Cx es de 0,329.

En cuanto a equipamiento, es muy completo, incluyendo detección de objetos en ángulo muerto, asistente de carril, control de crucero activo o aparcamiento automático remoto. En el interior podemos encontrar dos grandes pantallas, una de 7 pulgadas para el cuadro de mandos y otra de 12,3 para el sistema multimedia.

Hasta aquí todo bien, pero, ¿donde podemos repostar? Pues tan solo en seis hidrogeneras:

  • Carr. de la Exclusa, 6, 41011 Sevilla
  • Calle Fernando el Santo, 4, 13500 Puertollano
  • CM-332, 2, 02005 Albacete
  • Calle San Alberto Magno, 25, 50011 Zaragoza
  • Crta. Zaragoza, 566, 22197 Cuarte, Huesca
  • Diseminado Partidas, 4, 22315, Huesca

Hay otras cuatro previstas por abrir en Zaragoza, Huesca, Fraga y Tarragona. Pero el problema para que estos vehículos triunfen es claro: no hay infraestructura de repostaje y de este modo es imposible que el usuario medio se lance a los brazos de esta tecnología. Creo que ha faltado visión de futuro, tanto a los fabricantes como a las petroleras. De haberse aliado años atrás ambos sectores para crear una red suficiente de hidrogeneras, y haber rebajado los costes de la pila de combustible, podría haber sido una tecnología de éxito a día de hoy. Pero ahora las marcas ya han hecho su gran apuesta por el coche eléctrico, así que me temo que ya es tarde para el coche de hidrógeno.

Nyundai Nexo 2

Aunque hay otro problema adicional: su precio es muy alto. Por el precio de un Hyundai Nexo, casi te puedes comprar dos Hyundai Kona -eléctrico, con 470 km de autonomía-, sin salir de la misma marca. Y sus competidores, que aún no han llegado a nuestro país, como el Toyota Mirai o el Honda Clarity Fuel Cell, tampoco son mucho más económicos. Como ya dije en el artículo sobre pila de combustible, creo que actualmente esta tecnología es muy válida para transporte de mercancías por carretera, pero aún tiene muchos inconvenientes para que llegue a convertirse en una opción para los usuarios de a pie.

Si os ha gustado, tenéis bastante dinero en la cuenta y vivís cerca de una hidrogenera, el Hyundai Nexo comenzará a comercializarse a finales de este mes de septiembre, aunque la marca aún no ha confirmado el precio final de catálogo ni los descuentos aplicables.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

7
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Matt
Invitado
Matt

En el copia pega de una revista de papel que te sonará que ha hecho de su homónima alemana, indicaba un consumo medio de 1’2 kilos/100 kms.

Y que el precio por kilo en Alemania es de unos 9’5 euros, lo que se traduce en un costo sólo en cuanto a combustible digamos que mas elevado que los dinosaurios. ¿Seremos tan ecologistas para ello?

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Buen dato Matt. Otra razón más para que esta tecnología no triunfe.

Javier Costas Franco
Invitado

Ese precio se debe a que el hidrógeno no se produce ni masivamente, ni con orígenes 100 % renovables. Si se generase hidrógeno a partir de todos los excedentes de las eólicas -por ejemplo- y luego se comercializase, sería bastante menos. Ahora bien, por muy barato que sea, un eléctrico será siempre lo más económico.

Matt
Invitado
Matt

Y si le ponen un impuesto especial de «hidroloquesea», terminará valiendo lo que «Brujelas» quiera

XABIER
Invitado
XABIER

Si, esta tecnología se hubiera implementado cn éxito no estariamos saturados de puercos.asquerosos cancerígenos ruidosos Diesel, k tanto daño han causado

Javier Costas
Editor

Esa afirmación carece de cualquier base. No se podía haber dispuesto de esta tecnología 20 años atrás.

Lo que ha provocado la saturación diésel es que se hayan estimulado tanto sus ventas con combustible subvencionado, prestaciones similares a los gasolina y demonizar el CO2 sin entrar a mirar todo lo demás. Ahí los coches de hidrógeno no pintaban nada.

Rest
Piloto
Rest

Carísima y simbólica la primera unidad, normal. La pila de hidrógeno en teoría es futuro.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.