Menu

El Spain Classic Raid celebra su sexta edición

Esta vez con la climatología más adversa de su historia

El Spain Classic Raid celebra su sexta edición

Han sido 80 coches clásicos los que han participado en la sexta edición del Spain Classic Raid. Durante ocho etapas, han cubierto más de 2.300 kilómetros, recorriendo nuestro país por diversos y dificultosos caminos a la par que se enfrentaban a una climatología adversa y variada.

Los participantes salieron desde el Puerto Olímpico de Barcelona, comenzando con unas temperaturas más propias del verano que de las fechas en las que actualmente nos encontramos (y vivimos). Las ocho decenas de equipos partían desde allí en manga corta para disfrutar de las etapas donde, curiosamente, la segunda de las etapas acabó nevando. Fue una de las etapas más largas, con más de 400 kilómetros y muchas horas de conducción. Una etapa que sirvió para que los equipos sin experiencia cogiesen las riendas de la navegación y la regularidad.

La tercera etapa partía de Teruel, y la fuerte lluvia que cayó durante la noche convirtió el recorrido hasta Valencia en un festival de barro donde los equipos sufrieron, se divirtieron y dieron grandes lecciones de compañerismo. No todo es un paseo en balde de gozo y disfrute. Como en cualquier raid clásico que se preste, la dificultad se halla en conseguir la regularidad. Este año, las condiciones climatológicas no lo han puesto demasiado fácil. Hemos tenido varias semanas de primavera veraniega, y ahora sufrimos la primavera invernal.

VI Spain Classic Raid 3

Sol, lluvia, viento, nieve y granizo. Unas condiciones climáticas que han garantizado la diversión de los participantes en el VI Spain Classic Raid

Tras el merecido descanso y quitar el barro acumulado sobre los coches competidores, la caravana puso rumbo al sur, atravesando los bellos paisajes como los ofrecidos por los barrancos de Gebas, la Sierra de La Tercia, el castillo de Lorca, la Sierra de Gádor, Sierra Nevada, la Sierra de Baza, los desiertos de Tabernas y Gorafe, y la Sierra de Cazorla. Una experiencia que no solo es sufrimiento, sino conocimiento y disfrute por partes iguales.

La lluvia también estuvo presente durante las dos últimas etapas, elevando la dificultad de los tramos y, de paso, también el trabajo de la organización, ya que el barro aumenta de forma exponencial las necesidades de remolcar coches atrapados o averiados y exige en algunos casos la anulación o modificación de tramos por seguridad. Por muy preparado que esté el coche, la madre naturaleza es sabia y puede con cualquier tipo de preparación. Aun así, los vehículos participantes serían capaces de dejar en mal lugar a cualquier SUV o crossover actual.

El equipo vencedor del la sexta edición del Spain Classic Raid ha sido el compuesto por Ramón Franquesa y Jorge Roca, al volante de un Volkswagen Golf Country. En segunda posición, un honorable Seat Marbella. El podio ha quedado completado por una Renault Express. En la clasificación pre-80, los ganadores hicieron las delicias del público con un Porsche 911 de primera generación preparado para pistas de tierra. A los mandos, Jordi Prenafeta y Ramón Pigem. La segunda plaza se la llevó un entrañable Citroën Dyane 6, completando el podio un Renault 12.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

Interesante amalgama. El reto consiste en teminar la carrera y si ganas, pues mejor.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.