Un hombre en Texas dispara a mujeres conductoras por “incompetentes”

Un hombre en Texas dispara a mujeres conductoras por “incompetentes”

El interfecto no cree que conducir esté entre las competencias de una mujer


Tiempo de lectura: 4 min.

Según informa la Oficina del Sheriff del Condado de Harris, al oeste de Houston (EE.UU.), Nicholas Martin D’Agostino ha sido acusado de disparar al azar a varias conductoras porque no considera que estas deban circular al volante de un automóvil. El hombre de 29 años achaca que se defendió a sí mismo al encontrarse en un entorno de conductoras “incompetentes”.

Las autoridades apuntan a que el sujeto odia a las mujeres -no cabe duda-. Tanto, que las disparó mientras conducían. La policía de Texas relacionó a D’Agostino con dos tiroteos recientes en las que las afectadas fueron heridas en el brazo. Ambos ocurrieron en un breve espacio temporal a pocos kilómetros del área de Katy, en el Condado de Harris, y ambos concordaban con el sospechoso. De acuerdo con las denuncias penales, D’Agostino afirmó haber disparado a las mujeres en defensa propia.

No es la primera vez que se enfrenta a una pena de prisión. Hace apenas unos días, el susodicho se encontraba en la cárcel acusado de asalto agravado con un arma letal derivado de un incidente similar ocurrido en marzo. Tras pagar una fianza de 75.000 dólares, D’Agostino confesó haber estado involucrado en cinco incidentes previos en los que presuntamente abrió fuego contra otras personas.

De las seis acusaciones por el mismo delito, una de ellas casi acaba en tragedia.

Nicholas abrió fuego a una mujer el pasado 10 de julio a la salida de un lavadero de coches por haberse desviado dos veces en su carril. Según ABC13, la bala estaba alojada a escasos milímetros del corazón. “Fue un homicidio vehicular“, le dijo D’Agostino a Eyewitness News sin disculparse durante una entrevista en la cárcel el mes pasado. “Casi me pasó a mi antes”. Con dos bemoles.

Los investigadores se enteraron de otro tiroteo ocurrido unos meses antes, el 7 de marzo, en una gasolinera a escasos cinco kilómetros del incidente anterior. La víctima contó a la policía que se encontraba saliendo de una estación de servicio cuando recibió el balazo el brazo derecho. Dijo que vio a un hombre en un SUV verde (un Ford Explorer, perteneciente al acusado) que la miraba mientras conducía, como si estuviera revisando para ver si había sido alcanzada.

Sin embargo, él mismo se ha cavado su propia tumba a través de las nada privadas redes sociales. Sus discursos divagantes por Facebook indican que el acusado “tenía una visión muy débil de las mujeres”, pensaba que todas las conductoras eran “incompetentes” y que su único propósito en la vida es “dar a luz niños”, escribieron los investigadores en los documentos judiciales.

Actualmente, D’Agostino cumple condena en la cárcel con una fianza de 400.000 dólares por sus dos cargos combinados de asalto agravado con un arma letal.

Su abogado defensor, Kenneth Mingledorff, dijo que las declaraciones que hizo la policía sobre el odio de D’Agostino hacia las mujeres son meras suposiciones. “No he visto evidencia de eso en absoluto. Se están haciendo muchas suposiciones y vamos a trabajar en todo eso”, declaró el pasado sábado 25 al diario The Washington Post.

Lo sentimos mucho por las personas involucradas“, dijo Mingledorff, refiriéndose a las mujeres heridas. “La familia [de D’Agostino] quiere que sepan que están preocupados por ellos y haremos lo que podamos para asegurarnos de que esto nunca vuelva a ocurrir”. Unas declaraciones cuanto menos generosas en defensa de una persona que casi provoca seis o más desgracias. Los fiscales pidieron al menos una fianza de 250.000 dólares por cargo, argumentando que D’Agostino es una amenaza “para las conductoras“.

Hombres y mujeres conductores

La seguridad vial no es para tomársela como un juego, y menos aún la vida de una persona. Los dichos como “mujer al volante, peligro constante” no son válidos en nuestra sociedad. Un estudio realizado y publicado en primavera de 2017 por la Universidad Politécnica de Madrid y la Cátedra Eduardo Barreiros, planteaba el objetivo de comparar la implicación en accidentes de tráfico de las mujeres con los conductores varones.

Por ejemplo, el número de hombres que cometen excesos de velocidad es un 47% mayor que el de las mujeres, aunque esta diferencia se reduce según se avanza en edad. Las infracciones cometidas por el consumo de alcohol y drogas son cinco veces más numerosas en hombres que en mujeres, en este caso siendo la edad inversamente proporcional; cuanto más jóvenes, más pretenciosos. Eso sí, donde la estadística sí vence a favor de los hombres es en la atención al volante. Las conductoras sufren más golpes por alcance y se olvidan más a menudo de la inspección técnica del vehículo.

Las diferencias entre conductores y conductoras no se pueden establecer en base a los comentarios de cuñado o de barra de bar. Comprender y explicar las diferencias entre unos y otros requiere de estudios sociológicos mucho más profundos que van más allá de la cuestión meramente vial. Pero como este es un medio dedicado a la automoción, quiero concluir con que, independientemente del sexo, nos respetemos todos al volante como personas del siglo XXI que somos.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Invitado
Txesz

Y yo que creía que era una noticia de broma…

Yo no lo meto en la carcel: le pongo directamente la fianza de 400.000$ y que la pague limpiando cunetas a 8$ la hora. Y por supuesto, la herramienta necesaria corre de su cuenta.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

A veces la realidad supera a la ficción, por desgracia. Tarados hay muchos por todas partes, el problema es cuando tienen acceso fácil a armas de fuego, como es el caso.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!