El Toyota Mirai ya está a la venta en España

El Toyota Mirai ya está a la venta en España

Los precios arrancan en 65.000 euros


Tiempo de lectura: 5 min.

Toyota se puso un paso por delante y puede que incluso dos o tres, cuando lanzó la primera generación del Prius allá por 1997. No había nada similar en el mercado y a día de hoy, aunque se encuentra en la necesidad de renovarse porque los rivales se han preparado como nunca, sigue siendo un icono en su segmento. Puede que no te guste y que pienses que se trata de un coche muy feo, pero no podrás negar que el Prius es un coche que ya forma parte de la historia del automóvil.

Ahora, Toyota pretende hacer lo mismo pero con otra tecnología. La firma japonesa se colocó como la abanderada de la electrificación con el Prius y ahora pretenden hacer lo mismo con la pila de combustible. Para ello desarrolló el Toyota Mirai, un coche de motor eléctrico pero alimentado por una pila de combustible, también llamada pila de hidrógeno. Un modelo que ya va por su segunda generación que, esta vez sí, estará disponible en España. No obstante, como suele ocurrir con nuevas tecnologías, se trata de un coche que no está al alcance de todo el mundo.

La pila de combustible es una de las opciones para los coches eléctricos del futuro, que prescinde del enchufe y en su lugar reposta hidrógeno para generar la electricidad que consumen sus motores. Un camino que, en esta ocasión, también han tomado otros rivales y por tanto, no es tan exclusivo como la hibridación en su momento. Honda, por ejemplo, lleva años experimentado con el Honda Clarity Fuell, un coche que se venden en Estados Unidos en diferentes variantes y Hyundai tiene el Nexo, que si se comercializa en Europa aunque a un precio igual de elevado que el Mirai.

toyota mirai 2021 (7)

Sigue apostando por un diseño “diferente”

Al igual que ocurrió con el Prius, el Toyota Mirai apuesta por un diseño diferenciador, que deja claro a quien lo ve que no es un coche convencional. La primera generación tenía unas formas un tanto exageradas en todos sus ángulos, pero para la segunda entrega se han suavizado mucho las formas. Bueno, de hecho, el diseño del nuevo Toyota Mirai rompe con la primera generación y relacionar ambos coches es cosa de mucha imaginación, por el simple hecho de tener la misma denominación y la misma tecnología. El resto no se parece en nada y podemos decir que la segunda edición del coche de pila de combustible de Toyota tiene un diseño más acertado y asumible por el gran público.

Público que tendrá que conformarse con ver el coche en fotos y quizá, circulando por la carretera, pues los precios que tiene el modelo para España superan los 10.000.000 de las antiguas pesetas, que en euros son 60.000. La gama del modelo japonés movido con hidrógeno empieza con el acabado Vision, cuyo precio arranca en 65.000 euros y sigue con el acabado Luxury, que sube la tarifa hasta los 72.000 euros. Cifras nada desdeñables, que permiten acceder a lo último en movilidad ecológica que tendrá muchos problemas para obtener hidrógeno, pues la infraestructura para repostaje de hidrógeno es nula, o casi.

A inicios de 2021 solo hay seis estaciones donde se ofrezca surtidor de hidrógeno y algunas de ellas no están abiertas al público, además, la única que permite llenar el depósito al completo (hace falta una presión de 700 bares) está ubicada en Madrid, en la Avenida Manoteras número 34. No hay muchos automóviles “de hidrógeno” circulando por España, pero los pocos que haya tienen las opciones muy limitadas. Al menos, en el caso del Mirai, la autonomía anunciada es de 650 kilómetros.

toyota mirai 2021 (19)

Un coche muy grande, pero con bastantes limitaciones

La tecnología de pila de hidrógeno es todavía muy joven, necesita más inversión para ir puliendo algunos pequeños detalles. Por ejemplo, al igual que ocurre con las baterías de coches eléctricos convencionales, los tanques de hidrógeno ocupan mucho sitio. El Mirai mide nada menos que 4,98 metros de largo, 1,89 metros de ancho y tiene una altura de 1,47 metros, pero su maletero cubica 320 litros. Es un coche enorme, casi como un coche de representación (y sin casi), pero el maletero es el de un compacto. Además, pesa 1.975 kilos, los cuales son animados por un motor eléctrico de 182 CV y 300 Nm de par.

El habitáculo es adecuado para cuatro ocupantes, pues el túnel central es bastante abultado (van ahí metidos parte de los tanques de hidrógeno), aunque los cuatro ocupantes tendrán mucho espacio para sentirse cómodos. También contarán con unos acabados más cuidados que en el resto de modelos de la gama y un equipamiento donde no falta nada. Entre las cosas que incorpora de serie, el Toyota Mirai tiene control de crucero adaptativo inteligente, asistencia de emergencia a la dirección con detección de peatones, objetos y vehículos, detección de vehículos en sentido contrario, aviso de cambio involuntario de carril con recuperación de trayectoria, reconocimiento de señales, detector de ángulo muerto…

Novedad es el sistema de aparcamiento automático con tecnología “Toyota Teammate”, que realiza de forma autónoma todas las maniobras de aparcamiento gracias a cuatro cámaras y 12 sensores de ultrasonidos, que puede llegar a memorizar el hueco disponible y aparcar la próxima vez con mayor facilidad (perfecto para plazas de garaje). También tiene un filtro de purificación del aire mientras se circula y compara la cantidad de aire purificado con el equivalente al de unos corredores.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Reverfons
Invitado
Reverfons

Un coche eléctrico que genera su propia electricidad con un combustible obtenido de hidrocarburos…
Lo de la pila de combustible es un buen ejercicio de ingeniería pero como coche eléctrico es una opción peor desde un punto de vista ecológico, de eficiencia energética y económico que el coche eléctrico enchufable, solo entendible desde el punto de vista de los dueños de los hidrocarburos de los que sale el hidrógeno.
Sobre este Mirai en concreto es un coche de mucha calidad, es Toyota por un tema de marketing de marca pero por calidad podría ser perfectamente Lexus.

Javier Costas
Suscriptor

Obtenido a base de hidrocarburos… por ahora. El hidrógeno verde es el futuro, más que nada porque el que no lo es tiene menor rentabilidad para todos.

Reverfons
Invitado
Reverfons

Como bien has dicho es el futuro, no el presente. A día de hoy el hidrógeno se genera en un 80% de hidrocarburos mientras la electricidad ya se genera en un 45% de fuentes renovables en España. La generación de renovables va a seguir en aumento por lo que aunque también se va a generar hidrógeno verde, a nivel ecológico en comparación con la electricidad generada para la red eléctrica sale perdiendo y seguirá siendo así hasta dentro de mucho tiempo, para entonces las ventajas de la pila de combustible con respecto al coche de baterías seguramente habrán desaparecido, que… Leer más »

Javier Costas
Suscriptor

Pero por algún sitio hay que empezar, ¿no crees? Desde luego si los coches no bajan de 60.000 euros, moverse con hidrógeno sale tan caro como hacerlo con gasolina, no hay dónde repostar y el público general no existe como cliente, desde luego no vamos a ningún lado. Tampoco lo habría sido que la bencina se siguiese vendiendo en las farmacias, que los coches siguiesen arrancando a manivela o que cada 50 kilómetros sin averías fuese una aventura. El círculo vicioso de la inviabilidad del hidrógeno lo están rompiendo las empresas, unas más que otras. Los coches estar están, hace… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.