El AITO M5 es el primer coche con software de Huawei

El AITO M5 es el primer coche con software de Huawei

Anuncia potencias de hasta 503 CV, pero no llegará a Europa


Tiempo de lectura: 3 min.

AITO M5. Es posible que no te suene de nada este nombre, algo totalmente comprensible ya que se trata de un coche firmado por una marca desconocida en Europa, sin embargo se trata de un coche eléctrico que promete una autonomía de nada menos que 1.100 kilómetros. Una cifra que tiene truco, pues en realidad no es un eléctrico, es un híbrido en serie. Es decir, un híbrido en el cual, el único motor que acciona las ruedas es el eléctrico, mientras el bloque de combustión hace a veces de generador.

Por lo general, a estos coches se les llama “eléctricos de autonomía extendida”, denominación que no es correcta pues tiene dos motores y por tanto, es un híbrido. Y sí, quizá pequemos de repetitivos, pero creemos que es importante diferenciar un eléctrico “puro”, sin emisiones locales, de un híbrido sea del tipo que sea, que sí tiene emisiones locales. Son cosas diferentes.

Una vez dicho esto y aprovechando que estamos hablando del grupo motriz, pasemos a los detalles. El AITO M5 consta de tres versiones basadas en el número de motores y en la potencia. Así, la gama empieza con un solo motor colocado sobre el eje trasero (por tanto, es propulsión), con 276 CV. El siguiente escalón emplea dos motores, uno sobre cada eje (tracción total), con 434 CV en conjunto. La última versión, también con dos motores, anuncia 503 CV.

aito m5 (3)

Todas las versiones tienen un bloque de gasolina con 1,5 litros con 125 CV, que no está conectado a las ruedas, si no a la batería, ya que su única función, como en todos los híbridos en serie, es hacer de generador. La mencionada batería solo tiene 40 kWh, ofreciendo una limitada autonomía de 150 kilómetros. He aquí “el truco”, la firma asegura que con el depósito lleno y la batería cargada al 100%, la autonomía es de 1.100 kilómetros.

El coche se encuentra en el segmento SUV, aunque estéticamente, como viene ocurriendo, está más cerca de un turismo un poco alto que de un SUV. De hecho, si hoy día un BMW afirma que su serie 6 GT o el Serie 3 GT son SUV, colaría. La longitud del AITO M5 llega a los 4.770 milímetros, al tiempo que la altura es 1.625 milímetros y la anchura 1.930 milímetros. No es, lo que se dice pequeño, mientras que tampoco es barato, iniciando precios en unos 40.000 euros al cambio. Y decimos al cambio, porque se trata de un coche de origen chino que no llegará a Europa.

Pero más allá de sus cifras, de su sencillo pero depurado diseño o de su exclusividad para su mercado local, lo interesante del AITO M5 es la incorporación del sistema Harmony OS de Huawei, con el que se controla toda la información y el sistema multimedia del vehículo. Hace poco, Huawei confirmó que finalmente no desarrollaría su propio coche eléctrico como sí lo harían Apple o Xiaomi, en su lugar, ofrecería soporte de software para otros fabricantes (además de invertir como socio en la propia AITO).

aito m5 (2)

Volviendo al sistema Harmony OS de Huawei nos encontramos con un ecosistema que, como cabe esperar, ofrece una conectividad total con los dispositivos fabricados con la empresa china, que incorporen este sistema operativo. Recordemos que Huawei desarrolló su propio sistema operativo para reemplazar al Android, propiedad de Google, tras las sanciones que puso en marcha Donal Trump cuando estaba al mando de Estados Unidos. No obstante, el AITO M5 no incorpora el sistema de conducción autónoma de Huawei de nivel 3, que sí monta otro modelo de venta exclusiva en china, el Jetour X.-1 PHE. Se conforma con un nivel 2.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.