smart inicia su nueva era eléctrica y abre los pedidos de sus nuevos modelos

smart inicia su nueva era eléctrica y abre los pedidos de sus nuevos modelos

Los precios arrancan en los 24.450 euros del smart EQ fortwo


Tiempo de lectura: 3 min.

El cambio hacia la electrificación será muy acusado en 2020, el año de la normativa de los 95 gramos de CO2. No obstante, algunos fabricantes ya avisaron de un cambio drástico en sus gamas hace bastante tiempo, entre los que destaca smart, que será el primer fabricante que haga un cambio total de la combustión a lo eléctrico.

Tiene lógica que una firma como smart se pase directamente a la electricidad sin tener un punto intermedio como tienen otros con la hibridación. Los modelos de smart son eminentemente urbanos, donde la autonomía no es tan importante a realizarse desplazamientos cortos y poder contar con mayores posibilidades de acceder a un poste de carga. Además, se ahorra todo lo referente a nuevos desarrollos.

El último modelo con motor de combustión se presentó hace meses como edición especial, el smart Final Collector’s Edition #21, del que solo habrá 21 ejemplares en homenaje a los 21 años de historia que tiene este joven fabricante. Ahora, antes de que acabe el año, smart abre los pedidos de los nuevos coches eléctricos que compondrán la gama y que comenzarán a fabricarse en enero de 2020. Se trata de un cambio de era para la marca, un paso al frente hacia el futuro que, tarde o temprano, tendrán que dar todos los demás.

smart eq fortwo 2020

Los smart EQ contarán con baterías de 17,6 kWh, que pueden recargarse desde un 20 hasta un 80 % en 40 minutos usando el cargador opcional de 22 kW que ofrece la marca. La autonomía es diferente según el modelo, así, el smart EQ fortwo anuncia entre 120 y 133 kilómetros, el smart EQ forfwo cabrio entre 119 y 130 kilómetros y el smart EQ forfour entre 116 y 129 kilómetros (datos según normativa WLTP).

smart también ha comunicado los precios, que incluye impuestos y transporte. El smart EQ fortwo arranca en los 24.450 euros. El smart EQ fortwo cabrio, por su parte, inicia la gama en 27.465 euros y el smart EQ forfour hace lo propio en 25.150 euros. Las baterías cuentan con garantía de ocho años o 100.000 kilómetros.

La historia de smart comenzó en 1998, tras varios años de desarrollo y algunos prototipos presentados. Era uno de los automóviles más pequeños que había en el mercado, aunque llegó a tener versiones como el smart roadster y el coupé, pequeños deportivos muy ligeros y con un centro de gravedad muy bajo que como colofón, tuvieron sus respectivas versiones Brabus, incluyendo un V6 biturbo que se quedó en prototipo.

Hoy, la marca apunta a la movilidad sostenible y no volverá a ofrecer mecánicas de combustión. Serán modelos 100 % eléctricos, pensados para la urbe y con un diseño mucho más “tecnológico”, pero igualmente desenfadado.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.