SEAT utiliza su planta de Martorell para fabricar respiradores

SEAT utiliza su planta de Martorell para fabricar respiradores

Ha reacondicionado la línea de producción del subchasis del León para ello


Tiempo de lectura: 4 min.

La emergencia sanitaria que está atravesando España con el coronavirus hace que toda la industria paralice sus actividades normales para intentar proveer al sistema sanitario de aquellos elementos de los que carecen. Uno de los que más se necesitan son los respiradores para las UCI. Debido a la expansión en masa del coronavirus, esta parte de los hospitales se ha visto desbordada ante la cantidad de personas que necesitan ayuda de dispositivos artificiales para poder respirar correctamente.

El Gobierno ya ha movilizado a toda la industria que pueda ayudar para crear material sanitario de protección, mascarillas o respiradores para cubrir la necesidad en todo el país. Con esto no se tendría que depender tanto de un mercado internacional de por sí saturado, ya que esta crisis no es exclusiva de España y todos los países piden lo mismo para combatir el COVID-19. El resto de la industria no esencial tiene que parar su actividad tras la decisión tomada por el Estado este fin de semana. Varias empresas del sector del automóvil se han sumado a la lucha contra el patógeno.

La mayoría de las industrias colaboradoras están tomando un modelo ya homologado por el Ministerio de Sanidad, mientras que ingenieros de todo el país buscan la forma de, con los menores cambios posibles, poder producirlo en masa para que no vuelva a pasar por el proceso de homologación, lo que lo retrasaría aún más. Con la ayuda de sectores como mecánica, automoción y electrónica, entre otros, se podría llegar a recortar el tiempo que se requiere para un respirador de entre dos y tres años a tan solo dos semanas. No obstante, también se está trabajando en nuevos prototipos.

https://youtu.be/EttjPhhXc34

De fabricar piezas de automoción a respiradores

SEAT España ha puesto a trabajar a 150 trabajadores de diferentes secciones de su planta de Martorell para fabricar un respirador con el motor adaptado de un limpiaparabrisas. Tras 13 prototipos, los ingenieros de SEAT han dado con el modelo final que ya se está produciendo en la línea de producción dedicado al subchasis del León. Varias entidades han colaborado con SEAT, como la Universitat de Barcelona o el laboratorio LCOE.

Esta planta se ha adecuado en apenas una semana para la producción en masa del OxyGEN con la ayuda de los trabajadores, que no han escatimado en su esfuerzo de preparar todo para salvar vidas de aquellos que necesiten este respirador. El modelo final del OxyGEN se encuentra ya en una prueba de larga duración para su homologación.

Durante las últimas semanas se ha visto la expansión generalizada de los casos por coronavirus en todo el mundo. Boris Johnson ya ha aprendido la lección de que el Reino Unido no es especial y que estar rodeado de agua no le ha protegido contra el coronavirus. Mientras que se cerraban las fronteras de España, Italia, Francia y Alemania para evitar los contagios masivos por el desplazamiento de ciudadanos comunitarios, el primer ministro apelaba a la “inmunidad de grupo” para justificar su inacción y le ha pasado factura.

Ha dejado campar a sus anchas al virus y ahora pide ayuda a la industria y a empresas como Ford, Vauxhall (PSA), Honda, Airbus, Rolls-Royce y Dyson para fabricar respiradores ante el previsible aumento de casos que se va a dar en el país. Johnson, desde su aislamiento por contraer coronavirus, decía que lo peor para los ciudadanos del Reino Unido “está por llegar” mientras planea medidas de confinamiento más drásticas con casi 20.000 casos confirmados y 1.228 fallecidos.

También Donald Trump, presidente de Estados Unidos, está en ese intento de forzar a la industria hacia la fabricación de material sanitario imprescindible. General Motors se había aliado hace unas semanas con Ventec Life Systems a través del proyecto Stop the Spread (para el contagio) para crear 10.000 respiradores VOCSN de alta tecnología al mes a partir de abril. Aún no han empezado.

El problema está en el suministro de las materias primas esenciales para construir los respiradores, que escasean en el mercado internacional. Ante esto, Trump está presionando para que se agilice el proceso con la Defense Production Act de 1950, que obliga a las empresas a producir bienes de primera necesidad, aunque su estrategia puede ser que no le funcione del todo bien. Está dejando que su batalla personal con General Motors influya en un momento de extrema necesidad y con el foco de contagio en una de las principales ciudades de Estados Unidos, Nueva York, al acusar a la compañía de querer conseguir beneficio con la producción de estos respiradores.

COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.