Sale a subasta este Porsche 934, ganador de su clase en Le Mans en 1977

Sale a subasta este Porsche 934, ganador de su clase en Le Mans en 1977

Bring a Trailer pone a disposición de algún adinerado entusiasta una unidad mítica


Tiempo de lectura: 3 min.

La historia de Porsche en las 24 horas de Le Mans está llena de exitosos vehículos que han contribuido a convertir al fabricante con sede en Zuffenhausen en el más laureado en estos 100 años de historia de la mítica carrera que se disputa en La Sarthe. La década de los años 70 del siglo pasado supuso el inicio de esta larga lista de triunfos, con la victoria en su clase del Porsche 934 en 1978 como uno de los momentos destacados. El vehículo que la consiguió, bajo la gestión del equipo Porsche-Kremer Racing, se encuentra ahora disponible para su adquisición a través de la plataforma Bring a Trailer.

En realidad, este chasis 00060022 del Porsche 934 fue fabricado en el año 1976, con el objetivo de participar en el Deutsche Rennsport-Meisterschaft —DRM—. Fue uno de los 30 fabricados —algunas fuentes elevan esta cifra hasta 31—, siempre con el objetivo de que fueran inscritos en competición bajo el amparo de estructuras privadas. Así, fue Porsche-Kremer Racing la responsable de su participación en el DRM, y también la que lo llevaría posteriormente a las 24 horas de Le Mans.

Eso sí, antes de comenzar la temporada de 1977, el chasis de esta unidad del Porsche 934 hubo de ser reconstruido debido a los daños experimentados durante las carreras disputadas por él en el contexto del DRM. En junio de 1978 consiguió, como comentábamos, la victoria en la clase Grupo 4 GT en las 24 horas de Le Mans, que le sirvió para obtener un séptimo puesto en la clasificación general. Bob Wollek, Jean-Pierre Wielemans y Philippe Gurdjan fueron los pilotos que se turnaron entonces al volante.

Construido sobre el Porsche 930 de la época, este Porsche 934 de 1976 ha sido completamente restaurado para que mantenga intacta la imagen con la que triunfó en las carreteras de La Sarthe en 1977

Porsche 934 Kremer Racing (1976) 04

A continuación, este Porsche 934 continuó prodigándose por diferentes carreras y añadiendo nuevos laureles a su palmarés, como la victoria den las 6 horas de Silverstone de 1978. En 1980 recibió finalmente una merecida jubilación, para pasar a propiedad desconocida hasta que en el año 2006 Kremer Racing volvió a adquirirlo. Entonces iniciaron un completo proceso de restauración que implicó la recuperación de la librea que había exhibido en su triunfante participación en las 24 horas de Le Mans de 2023.

Estructuralmente, este Porsche 934 estaba basado en el Porsche 930 de la época, tal y como exigía la reglamentación de su categoría. Descolgado tras el eje trasero se sitúa un propulsor en tradicional configuración de seis cilindros bóxer, acoplado a una caja de cambios manual de cuatro relaciones. Entre las ruedas del eje trasero, se sitúa el pertinente diferencial de deslizamiento limitado. Otros elementos que son característicos de este Porsche 934 son la pertinente jaula antivuelco, el obligatorio alerón trasero y un equipo de extinción de incendios, entre otros. Sus llantas de competición, fabricadas por BBS, cuentan con anclaje monotuerca.

Desde hoy y hasta dentro de diez días será posible pujar por este exclusivísimo modelo. Será preciso un remolque, sin duda, en caso de querer adquirirlo, también figuradamente, un remolque de dinero. Actualmente, la puja mayor está situada en los 500.000 dólares estadounidenses —unos 455.000 euros al cambio actual—. No será, por cierto, el único Porsche histórico que se subastará en esta plataforma en los próximos días, puesto que Bring a Trailer quiere realizar su particular celebración del 75º aniversario de Porsche con la subasta de diversos modelos que forman parte de una colección privada.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez