Menu

Romain Dumas y el Volkswagen ID.R, a por otro récord en la «carretera al cielo»

La subida a Tianmen Shan será en septiembre de este año

Romain Dumas y el Volkswagen ID.R, a por otro récord en la «carretera al cielo»

Después de marcarse el récord absoluto en la subida a Pikes Peak de 2018, Romain Dumas y el Volkswagen ID.R -completamente eléctrico- van a por otra marca, aunque esta vez lo tienen más sencillo. Es así porque se trata de una carretera cerrada al tráfico donde nunca nadie hasta ahora había marcado un tiempo. Se trata de la carretera china de la Gran Puerta de Tianmen Shan, o también llamada, «carretera al cielo».

El escenario no puede ser más espectacular para el evento. Una carretera con 99 curvas y una elevación en su recorrido de 1.100 metros -comienza en los 200 metros sobre el nivel del mar y termina a 1.300 metros-, que transcurre sobre las montañas de Tianmen, situadas a unos 1.500 km al sur de Pekín. Se trata de una gran atracción turística debido a su bonito paisaje y las vistas que se pueden contemplar desde su máxima cota, a 1.519 metros de altura sobre el nivel del mar.

«Tianmen tiene un estatus místico en China, donde se lo conoce como ‘La puerta del cielo’. La ruta es uno de los caminos más extraordinarios y difíciles del mundo, otro desafío especial para ID.R. Nuestro objetivo es marcar un nuevo hito con un vehículo eléctrico y, al hacerlo, apoyar la estrategia de electrificación de Volkswagen en China, que realmente está tomando velocidad este año.», dijo Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport.

VW ID R China 2019 2

El recorrido tan sinuoso es muy favorable a un coche eléctrico como el Volkswagen ID.R, donde las continuas frenadas ayudan a regenerar energía y las arrancadas son fulgurantes, debido al alto par que desarrollan estos motores

El vehículo ya lo conocemos. Se trata del Volkswagen ID.R, que desarrolla 680 CV, 650 Nm de par y transmite su potencia al suelo a través de sus dos motores eléctricos, uno en cada eje, con lo que consigue aceleraciones brutales, como los 2,25 segundos que tarda en alcanzar los 100 km/h desde parado. Es capaz de llegar a los 240 km/h de punta y marca en la báscula 1.100 kg.

Al piloto también lo conocemos. Es Romain Dumas, el piloto francés de 41 años ganador de Pikes Peak 2018, también conocido en espíritu RACER como BSB –Big Steel Balls-, si nos permitís la broma. Hay que tener mucho valor para ir a semejante velocidad por un recorrido tan ratonero, donde un pequeño error te manda cuesta abajo por el barranco.

«Hasta ahora, solo conozco la carretera por las fotos y algunos vídeos. El paisaje es increíble, como una película. La ruta es muy sinuosa, extremadamente estrecha en algunos lugares y muy desigual. Sin duda va a ser una experiencia especial. Estoy deseando que llegue este nuevo reto.», dijo Romain Dumas.

El desafío se realizará en septiembre de 2019 y hasta entonces, puesto que no hay tiempo de referencia, Volkswagen China ha organizado un campeonato virtual, en el que los participantes pueden establecer su propio tiempo en la carretera de la Gran Puerta de Tianmen Shan. Volkswagen no especifica si se incluirá esta carretera en algún videojuego comercial o será un software desarrollado a tal efecto para la competición. Romain Dumas intentará mejorar el tiempo del participante más rápido en condiciones reales cuando se lleve a cabo este interesante reto, y estamos seguros de que lo conseguirá.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.