Menu

Renault Mégane RS Trophy R, el compacto de tracción delantera más extremo

300 CV para mover hasta 130 kilos menos en 500 unidades numeradas

Renault Mégane RS Trophy R, el compacto de tracción delantera más extremo

Si el Mégane RS te sabía a poco para las tandas de circuito, la firma del rombo le ha dado una vuelta de tuerca para hacerlo aún más extremo. Hay un nuevo rey entre los compactos deportivos de tracción delantera, el nuevo Renault Mégane RS Trophy R, y llega para hacer las delicias de los conductores con más espíritu RACER.

Desde hace 15 años, las versiones Renault Sport sobre una base Mégane están escribiendo las mejores páginas de la historia de los compactos deportivos modernos. Hace ahora más de 10 años que los Mégane R.S. en sus versiones más radicales baten sucesivamente el récord de vuelta en Nürburgring, “juez” mundialmente reconocido para evaluar el nivel prestacional de un coche. Con un crono de 7:40,100 minutos, es casi tres segundos más rápido que un Civic Type R.

Ningún detalle se ha pasado por alto en el Renault Mégane RS Trophy R, y nada lo ilustra mejor que los propios logotipos. En la parte delantera hay una iteración más sencilla del diamante de Renault. Por lo general, suele integrar los sensores del control de crucero, pero aquí se desprende de tal componente para hacer más ligera y aerodinámica que una insignia estándar. El Mégane RS Trophy R se ha sometido a una dieta verdaderamente estricta.

Renault Mégane RS Trophy R (34)

La fibra de carbono está presente en diversas partes de la carrocería, como en el difusor posterior (-2,3 kg), el capó (-7,3 kg) o las llantas opcionales (-2 kg). El sistema de escape Akrapovič de titanio es más sonoro (-6 kg), la batería de plomo-ácido se ha sustituido por una de iones de litio (-4,1 kg), el sistema de cuatro ruedas directrices se ha eliminado (-32 kg), al igual que el limpiaparabrisas posterior (-3 kg) y los asientos posteriores (-25,3 kg).

Y como no tiene asientos posteriores, tampoco se necesita que las ventanillas posteriores sean practicables (-1 kg). Los asientos de serie han sido cambiados por unos semibaquet Sabelt (-5 kg). La obsesión llega a tal punto que se han cambiado la pantalla del sistema de infoentretenimiento de 8,7 pulgadas por una de siete para conseguir un ahorro de 250 gramos. El veredicto en la báscula es el siguiente: 130 kg menos con respecto a Mégane R.S. Trophy sin opciones.

Renault Mégane RS Trophy R (19)

El tren delantero cuenta con una caída negativa aumentada (+2°), el posterior es más ligero, los amortiguadores (cortesía de Öhlins) son completamente regulables (hasta 16 mm), los neumáticos Bridgestone Potenza S007 se han desarrollado específicamente para este modelo y el sistema de frenado puede estar confiado a unos discos Brembo carbonocerámicos, los cuales necesitan la supresión de los faros antiniebla para crear una nueva toma de aire hacia los frenos (-2 kg).

El tren motriz queda a cargo del mismo cuatro cilindros de 1,8 turboalimentado del Mégane RS estándar, asociado únicamente a una transmisión manual de seis velocidades que envía la potencia a las ruedas delanteras a través de un diferencial de deslizamiento limitado. Gracias a sus 300 CV y 400 Nm para mover 1.306 kg, alcanza los 100 km/h en 5,4 segundos y establece una velocidad máxima de 262 km/h, recuperando de 80 a 120 km/h en tercera en 2,9 segundos.

Renault Mégane RS Trophy R (22)

El nuevo Renault Mégane RS Trophy R es un coche excepcional, fabricado en la factoría de Palencia, que se comercializará de aquí a finales de 2019 como una serie limitada de ejemplares numerados, y que también llegará comercialmente a España. “Solo se producirán 500 unidades, 30 de ellos equipados con el pack opcional Carbon-Ceramic compuesto de equipamientos totalmente inéditos en este segmento”, aseguró Loïc Feuvray, director del programa Trophy R Sport Cars.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.