Project Rekall, así imagina Maserati como sería un restomod del Shamal

Project Rekall, así imagina Maserati como sería un restomod del Shamal

Por el momento, solo existe en digital, aunque podría hacerse realidad


Tiempo de lectura: 4 min.

Maserati es un fabricante de automóviles de altas prestaciones. Se trata de una compañía italiana famosa en todo el mundo por sus logros en competición, aunque lejos ahora se encuentra lejos de su gloriosa época y, como ha ocurrido con otras italianas, han pasado por un momento complicado en algún punto de historia, ya sea por temas de calidad o por falta de liquidez. Por lo general, ambas cosas suelen ir de la mano sin importar el orden y Maserati, por desgracia, sufrió todo esto en la década de los 90.

Por entonces, pasaba de manos de De Tomaso a FIAT y contaba con modelos como el Maserati Ghibli, el Maserati Shamal o el Maserati Biturbo, por poner unos ejemplos. Casi el mismo coche, aunque el Shamal fue el último modelo de Maserati bajo control del argentino De Tomaso, que vendió la mitad de la empresa a FIAT en 1990.

Aquellos coches, aunque de formas atractivas y deportivas, con carrocerías muy musculadas y con una silueta casi de sedán de dos puertas, fueron los peores coches de la marca con diferencia en cuanto a fiabilidad. Quizá nos pasemos en cuanto a afirmar que sean los peores, pero si está claro que no fueron los más fiables de la historia. Adquirir una unidad es estar dispuesto a sufrir algún tipo de problema, como ocurre con algún Alfa Romeo de la década de los 60.

maserati project rekall (5)

Sin embargo, hay a veces que lo clásico y lo moderno se pueden fusionar en el conocido segmento de los “restomod”, como hemos visto aquí alguna vez, para ofrecer lo mejor de los dos mundos. Es una tendencia muy popular en Estados Unidos y cada día más Europa, aunque tal cual van las cosas en cuanto a normativas y posibles futuros, sólo nos quedará adaptar nuestros coches, sean modernos o clásicos, para que puedan moverse con un motor eléctrico.

Pero mientras esas cosas ocurren, Carlo Borroneo (el influyente diseñador que dio forma al Delta Integrale Futurista de Automobili Amos) y la gente de Garage Italia, han sembrado una semilla entre los responsable del departamento Fuoriserie de Maserati, que ha germinado en forma de un restomod que toma como base el Maserati Shamal.

El proyecto ha sido mostrado en las redes sociales, ya que la marca pretende que los aficionados sean partícipes, en cierto modo, de su posible llegada a producción. La propia división Fuoriserie lo ha publicado: “¿mejor motor eléctrico o combustión interna?, ¿nostálgico o tecnológico? Está en tus manos.

maserati project rekall (4)

Puede ser nostalgia, pero todos ellos tienen todavía un encanto que supera los defectos más mundanos. Eso es lo que nos interesa: ¿qué los hizo tan especiales que todavía estamos trabajando en ellos? Abordar esta brecha específica es el enfoque real de nuestro Project Rekall. El nombre Shamal siempre ha despertado nuestra curiosidad. Bajos números de producción, elegantes toques de Gandini en todos los sentidos, un pilar B e structural que actúa como una barra antivuelco adecuada, un alerón delantero colocado en la parte inferior del parabrisas que reduce la resistencia creada por los limpiaparabrisas y, por último, pero no menos importante, un excelente punto de partida para Project Rekall. Es una carta de amor que se puede conducir a ese momento específico del pasado de Maserati que es tan difícil de ignorar. Bordes afilados, tecnología actualizada y un poco de ciencia ficción es lo que hay en el menú”. – Declaraciones desde la división Fuoriserie de Maserati

Desde Fuoriserie quieren que esto se haga realidad, que finalmente veamos un restomod del Shamal, aprovechando el tirón comercial que parecen estar teniendo estos coches actualmente. Aunque también está teniendo mucho auge el recuperar antiguos modelos con décadas entre su última fabricación y nuestro tiempo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.