Porsche nos enseña sus “powerbank sobre ruedas”, una flota de camiones especiales

Porsche nos enseña sus “powerbank sobre ruedas”, una flota de camiones especiales

Sirven para recargar varios coches eléctricos a la vez, y en muy poco tiempo


Tiempo de lectura: 3 min.

Cuando un coche eléctrico como el Porsche Taycan necesita recargar, la infraestructura tiene que estar a la altura o el proceso de carga demorará horas, dada su alta potencia de recarga. Si encima pretendemos cargar varios coches a la vez, el problema requiere soluciones de calado… o un “camión cisterna” como estos.

Porsche lo denomina “turbo charging”. Consiste en el despliegue puntual de camiones repletos de baterías y una capacidad de 2,1 MWh, o en otras palabras, 2.100 kWh. Esto equivale a 30 recargas completas de un Taycan. Por hacer esto sencillo, es como un powerbank sobre ruedas, solo que en vez de cargar móviles, carga coches. Y varios a la vez.

La marca alemana se ha inspirado -esto es de cosecha propia- en el mito de Luperca, la loba de cuyos pechos se alimentaron Rómulo y Remo, fundadores de Roma, a la postre capital del mundo occidental durante cientos de años. Luperca es el camión, y los Taycan toman el papel de Rómulo y Remo.

Estos camiones, creados en colaboración de Porsche con ads-tec, pueden cargar 10 Taycan al máximo de potencia a la vez. La potencia nominal del sistema es de 3,2 MW, por lo tanto 320 kW por coche, una salvajada. Eso sí, aclaran que toda esa energía rodante, suficiente para alimentar a una población pequeña durante días, viene de fuentes renovables. Solo faltaría… Es como una pequeña central eléctrica.

Porsche afirma que estos camiones se han empleado para 5.000 recargas a lo largo de Europa, principalmente en eventos para clientes. Así se pudieron cargar flotas enteras de Taycan sin grandes problemas allí donde la red eléctrica no aguantaría semejante consumo de energía. Si se cuenta con una fuente energética en condiciones, estos camiones pueden recargarse en cuatro horas.

No sabemos cuánto pesan estos camiones, pero a buen seguro están dentro de lo admisible dentro de su categoría respecto a otros camiones cargados con mercancías

Esta solución no parece muy viable para la asistencia en carretera, más bien es algo que debe pedirse con suficiente antelación, y sabiendo que varios Taycan van a necesitar una recarga rápidamente y a la vez. La problemática es similar a otras marcas, no es que los Taycan tengan un consumo salvaje de electricidad, aunque sí superior a la media de un coche eléctrico normal.

Porsche turbo charging 4

A fin de cuentas, aunque estos coches se usen en circuito y vayan “a fuego”, el consumo energético equivalente no excedería al de un turismo cualquiera de gasolina con un motor normal. En condiciones normales de circulación, menos todavía, no llegaría a 3 l/100 km, lo que gastaría un diésel extremadamente frugal, y lógicamente mucho más despacio. Los motores eléctricos son extremadamente eficientes, de hecho, ningún otro motor inventado por el ser humano es más eficiente.

En cuanto al coste de cada camión, creo que es mejor no preguntar.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.