Esta réplica del Porsche 550 Spyder no solo luce espectacular

Esta réplica del Porsche 550 Spyder no solo luce espectacular

También suena fantástica gracias a un corazón Subaru con más de 400 CV


Tiempo de lectura: 3 min.

El Porsche 550 Spyder es una auténtica rareza. Tan solo 90 unidades fueron fabricadas, y apenas quedan unas pocas en pie. Por tanto, además de ser un coche difícil de encontrar, también se hace necesario una holgada cuenta corriente para hacerse con alguno. Es por ello por lo que a lo largo de los años se han construido numerosas copias, algunas más acertadas que otras. Hoy os traemos el caso del Porsche 550 Spyder réplica con motor de Subaru.

Este ejemplar en particular fue mostrado en la última cita del SEMA Show de Las Vegas y proviene de un garaje estadounidense llamado S-Klub. La réplica en sí no ha tomado la base de ningún otro modelo ya existente, sino que ha sido diseñado y construido desde cero sobre un chasis tubular. Es decir, su esqueleto se ha gestado a medida y su carrocería se adapta como un guanta, imitando bellamente el exterior de un 550 Spyder auténtico salvo por las llantas HRE.

S-Klub construyó este vehículo en solo cuatro meses, algo meritorio viendo el resultado final. Bajo el capó se esconde un motor bóxer turboalimentado de cuatro cilindros y 2 litros tomado de un Subaru WRX STI. Se ha modificado para proporcionar 355 CV cuando funciona con gasolina convencional, que aumentan hasta los 405 CV usando etanol E85. En sí mismo, nada delirante. Pero no olvides un pequeño detalle: esta réplica del Porsche 550 Spyder pesa solo 680 kilos.

Porsche 550 Replica Motor Subaru (2)

El Porsche 550 Spyder es uno de los automóviles clásicos más frecuentemente replicados, junto con otros iconos de la automoción como el AC Cobra y el Lotus Seven

Porsche 550 Replica Motor Subaru (3)

Sí, pesa unos 100 kg más que el modelo original, pero, aunque mantiene una disposición de cuatro cilindros enfrentados tras los asientos, lejos quedan sus prestaciones de las conseguidas por el pequeño bloque original de 1,5 litros doblemente carburado y 110 CV. S-Klub no ha mencionado nada al respecto, pero en 1954, el Porsche 550 Spyder podía alcanzar los 100 km/h desde parado en apenas 8,2 segundos y lograba conseguir una velocidad máxima de 225 km/h.

Toda la potencia se envía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de cuatro velocidades. Con respecto a los otros detalles del susodicho, podemos hablar de un sistema de escape de titanio hecho a medida, un recubrimiento de cobre en el compartimento del motor y un maletero lleno de cientos de billetes falsos de 100 dólares. El interior también es particularmente llamativo, con un volante retro de tres radios, un pomo de madera y cuero azul.

Desconocemos cuánto ha costado desarrollar esta réplica, pero a buen seguro que es una máquina hará sonreír a todo aquel que lo pilote. En ningún momento S-Kub intenta vender el coche como original, por lo que podemos perdonar que no se trata de un auténtico Porsche 550 Spyder. Sin duda, esta es una creación con mucho espíritu RACER. Bajo estas líneas puedes disfrutar de un vídeo donde se explican todos los detalles, y también donde escuchar cómo suena.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Me gusta y a la vez hay algo que me repele…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez