Polaris Slingshot 2020: igual que siempre, pero más tecnológico y divertido

Polaris Slingshot 2020: igual que siempre, pero más tecnológico y divertido

Así es como debería de ser "una motocicleta de tres ruedas"


Tiempo de lectura: 4 min.

El Polaris Slingshot 2020 no es una nueva generación del modelo que la firma con sede en Minnesota, Estados Unidos, presentó en 2014. Con la entrada del nuevo año, este peculiar triciclo promete ser igual de divertido que siempre, pero recibe una imagen actualizada, más tecnología y un nuevo corazón mecánico. Veamos qué nos ofrece este peculiar vehículo.

Ya sea que a los aficionados a la conducción les guste o no, las transmisiones automáticas se están convirtiendo rápidamente en la opción más común, o incluso la única. Polaris se está subiendo al carro, ya que la última versión de su Slingshot se ofrecerá con lo que la marca llama una transmisión “AutoDrive” asociada a un nuevo motor de aspiración atmosférica de desarrollo propio y mecanizado en Alemania, aunque de eso hablaremos más adelante.

Al no requerir de un pedal de embrague o un cambio de palanca, el sistema AutoDrive se describe como “una transmisión manual sincronizada de cinco relaciones automatizada y accionada hidráulicamente”. Si bien esto hace que parezca que el vehículo tiene una caja de cambios semiautomática, en la que los conductores aún cambian de marcha pero sin usar un embrague, AutoDrive es en realidad mucho más simple de lo que parece.

2020 Polaris Slingshot 2

No hay palanca de cambios ni levas en el volante. En cambio, los únicos mecanismos que le deben de preocupar al conductor son el pedal de freno, el acelerador y el volante. Dicho esto, el piloto todavía siente que el Polaris Slingshot se mueve a través de los engranajes, “más que en el caso de una automática normal”, según informa la compañía. De hecho, de querer esta “motocicleta de tres ruedas” (como lo define la compañía) con cambio manual, tendrás que ir a la versión más potente.

Y es que junto con el sistema AutoDrive, el Polaris Slingshot 2020 también contará con el primer motor de cuatro cilindros desarrollado por la propia empresa. El ProStar 2.0, que es como se ha denominado al propulsor, ofrecerá 180 CV a 8.500 RPM y 163 Nm en el modelo de acceso (SL), mientras que en la versión más deportiva (R) entregará 206 CV a 8.250 RPM y 195 Nm. Estas cifras representan un aumento del 30 % en la potencia del bloque sobre el tren motriz anterior.

Cuando fue lanzado en 2014, el Polaris Slingshot contaba con un motor de cuatro cilindros y 2,4 litros de origen General Motors. Entregaba 175 CV a 6.200 RPM y 225 Nm a 4.700 RPM

2020 Polaris Slingshot 6

La forma general no ha cambiado, pero los detalles sí. Los faros y las luces traseras ahora son unidades LED al completo, que se encuentran dentro de un frontal sensiblemente rediseñado. También hay nuevas opciones de llantas de aleación, colores de pintura y distintos gráficos que completan el aspecto renovado. Adicionalmente, Polaris también ha revisado el chasis y la suspensión en virtud de ofrecer una conducción más directa y cómoda a la vez.

En el interior, el Polaris Slingshot 2020 presenta un volante multifunción forrado en cuero, entre otras cosas. Las salidas de aire ahora son ajustables y se han rediseñado para mejorar el flujo de aire. La consola central es de nueva factura y presenta un forro acolchado, así como una pareja de compartimentos portaobjetos. Y omo el coche es norteamericano, los portavasos son ahora más grandes y han sido reposicionados para facilitar su uso.

El salpicadero recibe un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de siete pulgadas alimentado por un procesador de cuatro núcleos (antes opcinal). Polaris dice que presenta un ángulo de visión mejorado para los ocupantes junto con una pantalla más brillante. Dos puertos USB, conexión bluetooth, una radio AM/FM y un sistema de audio Rockford Fosgate de 100 completan el equipamiento de serie. Las opciones disponibles incluyen un guardabarros trasero y navegación.

2020 Polaris Slingshot 5

Los precios para el Polaris Slingshot SL 2020 con transmisión automática comienzan en 26.499 dólares (23.797 euros), mientras que el Slingshot R está disponible desde 30.999 dólares (27.838 euros) en manual y 32.699 dólares (29.365 euros) con la transmisión automática. Así que tenemos un nuevo juguete en el mercado que ha mejorado en tecnología, en dirección, en el frenado y el apartado mecánico. Eso solo puede significar una cosa, y es una mejor experiencia de conducción.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.