Los Opel Combo Cargo y Vivaro ya tienen sistema de tracción total

Los Opel Combo Cargo y Vivaro ya tienen sistema de tracción total

Se trata de una conversión de Dangel, no saldrán así de fábrica


Tiempo de lectura: 3 min.

La empresa francesa Dangel ha sido la encargada de convertir estos dos modelos de Opel en 4×4, que están concebidos para comerciantes y profesionales con la necesidad de realizar largos y complicados recorridos, no siempre a través del asfalto, más allá de la capacidad de carga o del consumo. Desde 1980 Dangel lleva colaborando con vehículos en servicios públicos como la policía, en la construcción, en el sector de la caza, para autónomos de todo tipo y sobre todo agricultores.

Hace relativamente poco que diseña y fabrica para firmas con vehículos en serie: en concreto, otros LCV (vehículos comerciales ligeros) de PSA como el Peugeot Expert o el Citroën Berlingo. Dangel destaca por el plus de movilidad y protección que incorpora a las furgonetas de PSA. La distancia al suelo aumenta, llevan un cubrecárter que ayuda a evitar los golpes y rozaduras en los bajos del vehículo, y el control de estabilidad de trayectoria ESP recalibrado garantiza mayor seguridad ante obstáculos en carretera.

En el caso Combo Cargo 4×4 de Opel solo tiene 90 mm más de altura libre, aunque existe una opción de aumentar 20 mm más hasta llegar a los 300 mm. También tiene 880 kg de carga útil, ángulo de ataque de 26 grados, 38,3 grados en salida y que le hacen un vehículo capaz de subir cuestas de 41 grados de inclinación.

Opel Combo 4x4

Opel Combo 4×4

El Vivaro 4×4, por su parte, no llega al nivel del Combo Cargo si quiere subir inclinaciones, pues su límite de ataque está en 23,7 grados, el de salida en 31 mm y el ventral en 20 mm. Tendrá más o menos facilidad al hacerlo según su carga útil (que llega a los 1.344 kg), los neumáticos y la carretera, con la ayuda de sus motores turbodiésel y la distancia al suelo aumentada de 60 mm (máximo 245 mm).

A nivel técnico hablamos de añadir una caja de transferencia, árbol de transmisión trasero, diferencial desacoplable viscoso y dos palieres; en otras palabras, tracción total conectable. Hay un modo para desactivar la tracción total, llamado “Eco 2WD” (evitando un gasto inútil de gasóleo), y otro “Auto 4WD” que se regula con un interruptor giratorio.

En este último parte del motor par llega al eje trasero si las ruedas delanteras pierden agarre, si no, funciona como 4×2 pero hay décimas de consumo adicional. También existe una función de bloqueo del eje trasero, tal y como funciona en los sistemas 4WD (Four Wheel Drive), para forzar un reparto equitativo del par en superficies muy resbaladizas.

Opel Vivaro 4x4

Opel Vivaro 4×4

El Combo Cargo con tracción total comparte las mismas funciones que su modelo de serie (alerta de somnolencia, colisión frontal, frenado automático de emergencia o visión trasera envolvente). También vienen integradas las funciones de infoentretenimiento con Opel Connect, AppleCar y Android Auto. Ídem respecto al Vivaro, la conversión no afecta a todo lo que es el modelo de fábrica.

El Opel Vivaro 4×4 ofrece tres modelos de longitudes distintas: S (de 4,60 metros), M (de 4,95 metros) y L (de 5,30 metros)

El precio de esta conversión es de 6.400 euros para el Combo Cargo y 6.655 euros para el Vivaro, previo pago a Opel para su preparación de 1.000 y 300 euros, respectivamente. De ser una opción de fábrica y con economías de escala más adecuadas, la diferencia de precio entre las versiones 4×2 y 4×4 podría reducirse a la mitad.

COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!