Nuevo FIAT 600e, ¿otro más buscando sacar provecho de una denominación mítica?

Nuevo FIAT 600e, ¿otro más buscando sacar provecho de una denominación mítica?

Los SUV con nombres históricos parecen ser tendencia


Tiempo de lectura: 5 min.

FIAT ha presentado por fin el que será el “nuevo 600”, un coche que nada tiene que ver con el 600 original, ni por concepto ni por diseño. No es como el FIAT 500, que sí mantenía –y mantiene– el mismo concepto inicial de vehículo utilitario y hasta muchos rasgos de diseño, aunque con un planteamiento mucho menos low cost. La puesta en escena del nuevo FIAT 600 representa, sencillamente, un intento de aprovechar el peso comercial de una denominación, tal y como ha hecho Ford con el Mustang Mach-E. Y que nadie dude de su éxito, aunque tampoco será un coche que cambie el mundo. De primeras, porque se trata de un crossover eléctrico, y de segundas, porque básicamente se trata de un FIAT 500X, o al menos, lo vendría a ser una nueva generación de dicho modelo y por tanto, milita en un segmento, el B, donde la competitividad es salvaje.

El segmento de los B-SUV cuenta con integrantes eléctricos a los que no será nada sencillo derrotar. Varios de ellos: el DS 3 Crossback, el Peugeot e-2008 y el Opel Mokka-e, comparten muchas cosas, al igual que ocurre con el Jeep Avenger y sí, el nuevo FIAT 600e, pues no olvidemos que hablamos de un modelo del conglomerado Stellantis, que también comercializa los ya mencionados SUV eléctricos. A esta lista de pequeños SUV “cero emisiones” podemos sumar otros como el Hyundai Kona eléctrico, el Mazda MX-30 o el MG ZS.

Muchos medios han titulado este lanzamiento como el “regreso del mítico 600”, pero en realidad nada tiene que ver con relanzamiento del “viejo” FIAT 600. Si obviamos cualquier tipo de relación con aquel coche que motorizó a España –”nuestro” 600 fue, no en balde, un FIAT 600 remarcado y de fabricación nacional– este coche tiene bastante lógica. Había que reemplazar al 500X y había que hacerlo con un modelo que adoptara las tendencias de mercado más importantes y eso suponía la entrada masiva de tecnología eléctrica. No se podía emplear la plataforma del 500X –que se comparte con el Renegade– y además, había que seguir con la línea de diseño del FIAT 500e. Es entendible que en lugar de seguir con la gama del 500, se haya preferido recuperar la denominación 600, que sirve para hacer un guiño al pasado y para dar nombre a un modelo que, tanto por tamaño como por planteamiento, es superior al FIAT 500.

fiat 600e (4)

Combustión también en España

El nuevo FIAT 600e, por tanto, toma como base de partida la plataforma e-CMP2, que como se ha dicho antes, se comparte con el Jeep Avenger, con el que también comparte casi todo lo demás a excepción de la carrocería y los interiores. Es curioso ver que, comparado con el 500X, el nuevo 600e resulta más pequeño. La longitud alcanza los 4.171 milímetros –4.2645 milímetros en 500X–, mientras que el ancho es de 1.787 milímetros y el alto de 1.523 milímetros –1.796 y 1.595 milímetros en el 500X–. Incluso la batalla es menor, con 2.562 milímetros frente a 2.570 milímetros. Eso sí, donde el nuevo FIAT 600e supera a su antecesor, y por goleada, es el peso: 1.595 kilos para nuevo 600 frente a 1.480 kilos del 500X más pesado de la gama –la versión 1.5 Hybrid–.

Para esta primera aparición, en FIAT se han decantado por la versión eléctrica, pero en algunos mercados de la zona sur de Europa también se pondrá en circulación con motor de combustión. No se sabe nada de esta versión, pero al compartir cosas con el Avenger, es lógico pensar que montará el propulsor 1.2 turbo con 100 CV que hay disponible en la gama del modelo americano.

El grupo propulsor del FIAT 600e se comparte, hasta el último tornillo, con el Jeep Avenger y con el recién presentado Peugeot e-2008. Así, por tanto, tiene un motor eléctrico de 115 kW, equivalente a 156 CV, capaz de rendir también 260 Nm de par. La batería es de iones de litio con 54 kWh de capacidad –50,8 kWh útiles– y admite carga en corriente continua hasta 100 kW y en alterna hasta 11 kW. En el primer caso, para llegar al 80%, necesita 27 minutos y en el segundo casi seis horas. En un enchufe de 3,7 kW, la carga se demora 16,2 horas. La autonomía homologada es de 409 kilómetros y más de 600 kilómetros en circulación urbana.

fiat 600e (2)

Un FIAT 500e grande y caro

Aprovechar denominaciones con algo de peso comercial, para poner en circulación nuevos SUV, parece ser una tendencia. En algunos casos se busca una relación entre los dos modelos, como es el caso del Ford Puma o el Renault Espace –una denominación histórica que, seamos sinceros, ha sido vilipendiada–, pero en este caso no está muy claro. FIAT solo dice que se toma el nombre del 600 original y hace hincapié en que encarna a la perfección la belleza italiana y la filosofía Dolver Vita, también lo define como “un verdadero placer sensorial arraigado en el ADN italiano”. Pero claro, ¿qué puede decir uno mismo de su propio producto?

De primeras se ofrecerá en dos versiones: (RED) y La Prima. El primero tiene un precio que parte de los 35.950 euros y el segundo se va hasta los 40.950 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.