No han pasado ni tres años y el Volkswagen ID.3 se somete a un restyling

No han pasado ni tres años y el Volkswagen ID.3 se somete a un restyling

Estará disponible en primavera de 2023 a un precio de 45.020 euros


Tiempo de lectura: 5 min.

Nos hemos empeñado, o mejor dicho, se han empeñado en meternos los coches eléctricos con calzador, en lugar de apostar por una evolución que poco a poco, como ha ocurrido con otras tecnologías, acabe siendo elegida por los usuarios por sus beneficios y no por obligación. Y el resultado, aunque mejor de lo que se esperaba, no dista mucho de las previsiones iniciales: los coches eléctricos suponen una minoría. El Volkswagen ID.3 es un ejemplo de ello. La marca pretendía que fuera tan importante e influyente como el Volkswagen Golf o el Beetle, el histórico escarabajo, pero finalmente no ha sido así. Y no es que se venda mal, sin embargo, no se vende como se esperaba.

Los coches eléctricos todavía están lejos de la mayoría de los usuarios, que son, al fin y a cabo, los que permiten que se vendan coches en masa. Los precios son elevados, incluso sin necesidad de compararlos con sus equivalentes con motor de combustión y además, son coches que todavía no logran ofrecer una usabilidad igual a las de sus homónimos con motor de combustión. La infraestructura no es suficiente y tampoco es de calidad y las cargas siguen siendo lentas. Por mucho que anuncien recargas del 10 al 80% en 30 minutos, siguen siendo mucho más lentas que repostar un coche convencional. Y hay que dejar claro que esa velocidad de carga solo se puede tener con cargadores rápidos, y de esos hay muchos menos.

Quizá por eso, por no alcanzar las ventas que se esperaban, el Volkswagen ID.3 se someterá a un restyling tan solo dos años y medio después de su lanzamiento al mercado. Es decir, los alemanes no van a esperar los típicos cuatro o cinco años para realizar una ligera renovación del modelo, sino que lo pondrán en circulación en primavera de 2023, mucho antes de lo acostumbrado.

volkswagen id 3 (3)

La temprana renovación del Volkswagen ID.3 es, claramente, el reconocimiento de que algo no ha funcionado como se esperaba. La firma alemana está, últimamente, muy sincera, y después de reconocer que erraron el tiro con los botones hápticos, pasan a revisar un coche en el que habían puesto muchas esperanzas. Pretendían dejar claro, entre otras cosas, que el Dieselgate se había olvidado y que harían lo necesario para corregir aquel estropicio, desarrollando con celeridad una completa gama de modelos eléctricos, encuadrados en la familia ID, que serían, además, referentes para la industria. Todavía queda camino por recorrer y este anuncio es una clara muestra de ello.

Sin embargo, la renovación del ID.3 no será nada del otro mundo, será una somera revisión de algunos puntos donde se han recibido más críticas de lo esperado, como en la calidad de acabado y materiales, en el diseño y en el software, otro punto donde Volkswagen ha reconocido que no han logrado lo que se esperaba y que han puesto a disposición del público un sistema que no funciona del todo bien. Así, por tanto, el Volkswagen ID.3 recibirá cambios en todos esos apartados, con el objetivo, obviamente, de ser más interesantes y de intentar que las ventas vayan mejor de lo que van, que, repetimos, no son malas.

Por el momento, la marca solo ha publicado unos dibujos del coche y, por lo tanto, no podemos hablar fielmente de como serán los detalles cosméticos que reciba. Aun así, parece que contará con un nuevo paragolpes delantero, unos faros ligeramente diferentes y algunos detalles de nuevo cuño, como un panel del color de la carrocería en sustitución del panel negro que tenía el capó en la base del parabrisas. Los pilotos, al menos usando los dibujos como referencia, son un poco diferentes, pero en la trasera todo parece quedarse sin cambios.

volkswagen id 3 (2)

Los mayores cambios serán en el habitáculo, donde la marca ha anunciado varias cosas. Por un lado, la pantalla que dirige todas las funciones, o casi, pasa de 10 a 12 pulgadas y estará montada en un salpicadero rediseñado y fabricado con mejores materiales. Volkswagen, durante mucho tiempo, fue referencia en cuanto a dominio de los materiales, creando habitáculos que eran una clara referencia. En el caso del ID.3 y de algunos de sus eléctricos, no está siendo así y se han visto obligados a rectificar. De todas formas, los dibujos muestran un interior que, aunque con nuevas formas, sigue sin tener botones físicos, algo que la marca reconoció como un error, pero que no aprovecha para subsanar.

Otra de las novedades importantes tiene que ver con el software, que verá mejorada su capacidad de respuesta y, según dice la marca, una experiencia de usuario más fluida. Podrá equipar un sistema de asistencia en viaje, que viene a ser un paquete de asistentes a la conducción ya conocidos (control de crucero, mantenimiento de carril, asistencia de emergencia, información sobre puntos de carga disponibles… ).

No estará en las tiendas hasta la primavera de 2023, pero Volkswagen ya lo ha puesto a la venta en diferentes configuraciones: Entry, Business, Style y Color. Los precios parten de los 45.020 euros, es decir, sigue sin ser un coche para las masas

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.