Menu

Nissan Skyline GT-R (R32) a la vista por 20.400 euros

Completamente restaurado y mejor que nuevo, pero algo lejos

Nissan Skyline GT-R (R32) a la vista por 20.400 euros

Las siglas GT-R son bien conocidas en este mundillo. La última generación de esta mítica saga es un deportivo rápido y eficaz que en nuestro mercado parte desde los 108.050 euros. Pero también hay formas de hacerse un matagigantes más económicas. El Nissan Skyline GT-R R32 que vemos en imágenes, una unidad de 1990, se ha vendido por poco más de lo que cuesta un compacto bien equipado.

A diferencia de su bisnieto, la saga R32 era más «pura» en su conducción. Un peso relativamente contenido de 1.430 kg frente a los 1.827 kg del GT-R actual, caja de cambios manual de cinco velocidades y, bajo el capó el poderoso RB26DETT de 2.568 cm3 y 280 CV, en ficha técnica. En la vida real, al salir del concesionario rendía más de 300 CV y, con unas pocas modificaciones que no implicasen reforzar el bloque, podía digerir más de 500 CV.

Cruzarse con un Nissan Skyline GT-R siempre puede ser una caja de sorpresas. Su motor biturbo de seis cilindros en línea puede superar el millar de caballos sin despeinarse

Nissan GT R R32 Craiglist 2

De acuerdo con la descripción del vendedor, este GT-R siempre ha recibido el mantenimiento y el cariño que se ha merecido. El coche tiene 70.000 kilómetros, y su motor fue reconstruido hace 6.500 km (3.370 euros) junto con un embrague y radiador sustituido. Es una mecánica que, a pesar de sus años, funciona sin ruidos ni problemas. Las juntas del colector de admisión han sido reemplazadas y rociadas con cobre, así adiós a las fugas y el humo blanco saliendo del capó. El sistema de tracción total Attesa ha sido completamente revisado y restaurado, e incluso ha sido pintado de nuevo en el gris original de fábrica.

Su mantenimiento ha sido pulcro, y no quedan muchos ejemplares en estado original. Los turbos ni siquiera han sufrido modificación alguna, siguen funcionando a los mismos 7 psi de hace 29 años. Del mundo aftermarket tan solo recibe un escape recto firmado por Apexi, unas pinzas de freno azules, un nuevo pomo para la palanca de cambios y nuevos manómetros. La radio también se ha sustituido; al otro lado del charco los equipos japoneses no funcionan. Y, extrañamente, el alerón trasero ha desaparecido. Algunos preferirán la discreción que posee ahora, pero a título personal, lo preferiría con él.

Este GT-R en concreto está a la venta en Orlando, Florida, y su actual dueño pide 23.000 dólares, el equivalente a 20.400 euros, lo mismo que cuesta un Volkswagen Golf 1.0 TSI de 115 CV en España. No es que sea noticia por ser una ganga, los GT-R R32 aún no han llegado a la gran burbuja en la que están sumidos los R34. Pero esta unidad está completamente restaurada, libre de amenazas y caras reparaciones, además de haber sido extremadamente bien cuidado.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.