Ya sabemos el precio del Mercedes-Benz G 500, un todoterreno de lujo con motor V8

Ya sabemos el precio del Mercedes-Benz G 500, un todoterreno de lujo con motor V8

Desde 127.450 euros para el mercado español


Tiempo de lectura: 3 min.

Por primera vez desde su introducción hace 40 años, Mercedes-Benz le ha dado al Clase G un cambio de imagen completo. Pero a diferencia de otros “cambios de imagen” que enyesan un nuevo cuerpo en un chasis existente, Mercedes fue en la dirección opuesta. El nuevo Mercedes-Benz G 500 conserva su aspecto icónico mientras recibe un frontal más ancho, suspensión delantera independiente y un interior acorde con el que estrenó en su día el Mercedes Clase S.

Por fuera parece igual, pero por debajo es un modelo completamente distinto. Y, a pesar de su modernización, el Clase G se mantiene fiel a sus raíces fuera de la carretera. Viene con un sistema te tracción total permanente, tres diferenciales de bloqueo, placas de protección y una distancia al suelo más que suficiente para afrontar ciertos abruptos terrenos. Entre las actualizaciones se encuentra un nuevo modo “G” que mejora aún más las capacidades fuera del asfalto.

A diferencia del exterior, Mercedes renovó por completo el interior de su Clase G. Ya pasó el guión de la década del 2000 con docenas de botones. Las pantallas dobles de 12,3 pulgadas muestran todos los datos necesarios -y más- para conocer y manejar todos los parámetros del coche. Tales como el sistema de navegación, el equipo de música, temperatura, velocímetro o tacómetro. De hecho, los medidores se pueden configurar en tres estilos en capricho del conductor. Incluyen Classic, Sport y Progressive.

Mercedes-Benz G 500

Una gran parte de la historia del Clase G es su sistema 4WD. Al igual que antes, el G viene con un sistema de tracción total permanente con bloqueo de diferencial en ambos ejes, así como una caja reductora

Mercedes-Benz G 500

En lo que respecta a la conducción en carretera, la Clase G también tiene modos para eso. El interruptor Dynamic Select permite al conductor elegir entre los modos Eco, Comfort, Sport e Individual. Cosas como la respuesta de la transmisión, la respuesta del acelerador, la firmeza de la suspensión, el control de tracción y el control de la estabilidad se adaptan a cada modo. Al igual que en otros vehículos, el modo Individual permite al conductor personalizar la configuración de cada parámetro y guardarla para una selección rápida.

Pero seamos honestos, el 99% de los propietarios del Clase G nunca rodarán por nada más desafiante que el pasto mojado o un camino nevado. Es por eso por lo que Mercedes ha incorporado nuevos niveles en cuanto a lujo se refiere. El Clase G, sin dudas, será un gran éxito en todo el mundo, incluso con su precio inicial de 127.450 euros para el modelo G 500 -el que traemos hoy- y de 173.750 para la versión G 63 AMG.

En el mercado español ya se aceptan pedidos del G 63 AMG, aunque el nuevo Clase G llega a partir de este mes. En un principio, lo hace únicamente con motores de gasolina V8 y cambio automático de nueve marchas. Se esperan versiones con mecánicas más modestas y de gasóleo, aunque Mercedes aún no ha especificado cuándo.

Mercedes-Benz G 500

El bloque motor es el mismo que en las versiones más prestacionales de la gama AMG, un ocho cilindros en V de 3.982 centímetros cúbicos y doble turbo. Para esta ocasión eroga 422 CV y un par máximo de 610 Nm desde tan solo 2.000 RPM, suficientes para cubrir el 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h; todo ello con un consumo medio homologado de 11,1 litros a los 100 kilómetros.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Parece que mantiene el chasis de largueros, aunque emplea el aluminio para reducir el peso total en 170 kg.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!