Menu

Mercedes-AMG Project ONE: como un Fórmula 1 “de calle”

La bestia de Mercedes-AMG

Mercedes-AMG Project ONE: como un Fórmula 1 “de calle”

Mercedes presenta en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt el concept car Project ONE, un prototipo que según Mercedes “muestra ya muchos detalles concretos de cómo será su futuro hypercar de serie”. También muestra hasta dónde se puede llegar en términos de downsizing, aunque eso suponga -obviamente- una vida útil del motor inferior a la deseable.

Ya hace tiempo que Mercedes trabaja para crear una imagen propia y diferenciada para su filial AMG, y ya estaba tardando en crear un coche que aprovechara la imagen triunfadora de Mercedes-AMG en la Formula-1… ¡Solucionado! Este Project ONE y su versión de carretera vienen para dejar claro que en Mercedes-AMG son capaces de desarrollar el coche de carretera más eficaz del planeta. Ferrari, Porsche y McLaren, tomad nota.

Los ingenieros de AMG han tomado tal cual el motor de su monoplaza de Formula-1, un pequeño V6 híbrido de gasolina y 1,6 litros de cilindrada con inyección directa y turbocompresor con asistencia eléctrica y cuatro árboles de levas en cabeza accionados mediante ruedas dentadas rectas. Para poder alcanzar un elevado régimen de giro, en vez de muelles de válvula mecánicos, equipa un sistema de accionamiento neumático que le permite alcanzar un régimen máximo de 11.000 RPM, récord para coches de carretera. Es un régimen sin embargo intencionadamente inferior al de su hermano de F1, para poder asegurar una mayor durabilidad y la posibilidad de repostar gasolina Súper Plus convencional.

Mercedes Amg Project ONE 2

Como en el motor de F1, la turbina de gases de escape y la del compresor están separadas y unidas por un eje de transmisión relativamente largo, lo que permite que estas estén en su posición ideal. Las turbinas -que como todas están accionadas por los gases de escape- están movidas además por un motor eléctrico de 90 kW, que puede entrar en funcionamiento en los momentos en los que los gases de escape no son suficientes, reduciendo así el tiempo de respuesta del motor; es un tiempo de respuesta que según AMG es incluso inferior al de un V8 atmosférico.

Además, la turbina de escape se usa para recargar una batería eléctrica que alimenta su KERS, un motor eléctrico de 120 kW colocado junto al motor de combustión y que transfiere su potencia directamente al cigüeñal mediante una transmisión de ruedas dentadas, apoyando al motor de combustión.

El eje delantero equipa un motor eléctrico de 120 kW para cada rueda, unos motores que pueden llegar a girar a 50.000 RPM, -los motores habituales en coches eléctricos llegan habitualmente a 20.000 RPM-. Estos motores sirven también para generar electricidad en las frenadas –como en un híbrido normal- ayudando a alcanzar un rendimiento térmico récord de más del 40%. Por lo que respecta a las baterías, son similares a las del coche de F1, pero de mucha mayor capacidad, y otra novedad es su sistema eléctrico que trabaja a un alto voltaje de 800 V –en lugar de los habituales 400 V- lo que permite reducir la sección de los cables, ahorrando peso y espacio.

Mercedes Amg Project ONE 3

A falta de saber el peso –que promete ser relativamente ligero gracias al uso masivo de la fibra de carbono- el resto de cifras son escalofriantes, con una potencia al eje trasero más de 500 kW y una potencia al eje delantero de 240 kW, que suman un total de más de 740 kW (más de 1.000 CV), y que le permiten alcanzar los 200 km/h ¡en menos de 6 segundos! Eso pega la nariz al reposacabezas.

Curiosamente, el que probablemente prefigura el superdeportivo más eficaz en circuito de la Historia promete ser también será el más “ecológico”, y es que en conducción normal, funcionará más o menos como un Prius, iniciando el movimiento en modo eléctrico, y parando el motor térmico en retenciones…

Las suspensiones por su parte están inspiradas en las de la F1, y como puedes imaginarte, el comportamiento y potencia que llega a cada una de las ruedas está controlado por los sistemas más avanzados de gestión electrónica. El cuidado al detalle ha llegado incluso a unas llantas con unos radios diseñados para evacuar el aire caliente generado por los frenos cerámicos. Pura F1 aplicada a un deportivo “de carretera”.

Mercedes Amg Project ONE 4

Poco margen se les ha dejado a los estilistas en este Project ONE –algún día tengo que explicaros mi idea sobre las diferencias entre diseño y estilo-, y es que prácticamente todas las líneas de este coche persiguen una función. La arquitectura del coche, similar a la de un prototipo de resistencia, aunque con los radiadores situados en el frontal, imagino que para permitir una correcta habitabilidad, dicta las proporciones. No hay prácticamente líneas o nervios “de expresión” y todo se ha diseñado con la filosofía con la que se diseña un coche de competición: máxima eficacia y funcionalidad. Así, parece como si todas las formas estuvieran dictadas por la aerodinámica, ahorro de peso y funcionalidad.

Me parece perfecto, soy fan del diseño enfocado a la funcionalidad, por lo que objetivamente no debería de tener nada que objetar al diseño de este Project ONE, pero es evidente que Mercedes-AMG no ha perdido mucho tiempo para conseguir que este Project ONE, además de eficaz, sea bello. Por supuesto, sus proporciones lo hacen tremendamente espectacular, pero la belleza es otra cosa…

Quiero pensar que, sencillamente, no han tenido tiempo para pulir el diseño añadiendo un poco de estilo. Solo hay que fijarse en las tomas de aire delanteras, estoy seguro de que podrían haberse concebido de una forma visualmente más agradable y sin perder funcionalidad. Por eso espero que la versión de serie si tenga un estilo un poco más trabajado, y es que la funcionalidad no está reñida con la belleza.

Mercedes Amg Project ONE 5

El diseño interior me parece en cambio interesante, es habitual que los hypercars pequen o bien de interiores ostentosos, o bien, sean excesivamente espartanos, pero este Project ONE consigue un interior bastante atractivo, sin renunciar a la funcionalidad y esencialidad que se esperan de un coche diseñado para la máxima eficacia y con un cockpit enfocado al pilotaje. Así encontramos un volante inspirado en los de la F1 y unos asientos fijos, con pedales y volante regulables –a ver si algún día vemos esta forma, la ideal, de regular el puesto de conducción en coches de serie- y unos interesantes asientos “monopieza” fijados a la estructura.

Se le podrían poner muchas pegas a este Project ONE: es absurdo para uso en carretera, solo podrán comprarlo clientes obscenamente ricos, su estilo no está nada trabajado… pero me quedo con la demostración tecnológica de la marca de la estrella, con la idea de un deportivo que puede ser ecológico en el día a día, y –sobre todo- con la esperanza que da que el fabricante de automóviles más antiguo del mundo todavía esté pensando en diseñar y fabricar coches deportivos.

Esta obra, cuyo autor soy yo mismo, se publicó el 13 de septiembre de 2017 bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

COMPARTE
Sobre mí

José Antonio Aranda García

Loco por los coches desde mi más tierna infancia y proyectista de profesión. Me entretengo soñando en ser diseñador mientras hago bocetos. Me gusta el diseño y las cosas bellas y/o bien diseñadas, los roadsters, la fotografía, y cómo no, conducir mi MX-5 y viajar en él.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.