Mercedes-AMG presenta los GLE 63 4MATIC+ y GLE 63 S 4MATIC+

Mercedes-AMG presenta los GLE 63 4MATIC+ y GLE 63 S 4MATIC+

Es la primera vez que se instala el sistema EQ Boost de hibridación suave en el 4.0 V8 biturbo


Tiempo de lectura: 3 min.

Era cuestión de tiempo que aparecieran los Mercedes-AMG GLE 63 4MATIC+ y GLE 63 S 4MATIC+, las versiones más bestias del SUV alemán. Han sido desveladas en el Salón de Los Ángeles, no en balde, Estados Unidos debería ser su mercado principal. De hecho, se fabrican allí.

Las variantes AMG son el tope de gama del modelo, equipados con el mismo V8 en diferente configuración y con un montón de gadgets, además de un sistema de hibridación suave que se está convirtiendo en algo muy común. Mercedes llama a esta micro hibridación EQ Boost y al igual que otros sistemas similares, funciona con instalación eléctrica de 48 voltios, hace las veces de alternador/motor de arranque y puede entregar puntualmente 22 CV y 250 Nm de par.

“Es la primera vez que electrificamos nuestro acreditado motor V8 biturbo de 4 litros con ayuda de un alternador arrancador EQ Boost y una red de a bordo de 48 voltios. Inauguramos así un nuevo capítulo en nuestra tecnología de propulsión, que seguiremos ampliando sucesivamente en otras series de modelos (electrificación/hibridación)”, declaró Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

mercedes amg gle 63 4matic (7)

Cada una de las dos variantes se diferencian, primeramente, por la potencia del motor y por el equipamiento. Así, el Mercedes-AMG GLE 63 4MATIC+ extrae de su V8 biturbo 571 CV y 750 Nm de par, mientras que el Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC+ anuncia 612 CV y 850 Nm de par usando el mismo propulsor V8. En ambos caso se cuenta con la ayuda del EQ Boost y además, el AMG Cylinder Management, nombre que recibe el sistema de desactivación de cilindros en Mercedes-AMG.

Los dos SUV entregan su poderío al asfalto mediante el sistema de tracción total 4MATIC+ y al cambio automático de doble embrague AMG Speedshift TCT 9G. La tracción a las cuatro ruedas tiene reparto de par variable y diferencial autoblocante de control electrónico.

El equipo electrónico de asistentes a la conducción cuenta con una completa lista que abarca desde el selector de modos de conducción AMG Dynamic Select, hasta tres modos para el control de estabilidad, otros tres programas para la suspensión adaptativa ADS+ (Adaptive Damping System Plus) más dos programas desarrollados para circular fuera del asfalto: Trail y Sand. No falta el sistema Active Ride Control, que funciona mediante la instalación de 48 voltios y controla los movimientos de la carrocería para mejorar la estabilidad.

mercedes amg gle 63 4matic (12)

La imagen de estos dos mastodontes se ha cuidado al máximo y ofrece detalles exclusivos. No obstante, para diferenciar entre el Mercedes-AMG GLE 63 y el Mercedes-AMG GLE 63 S habrá que fijarse en meros detalles como los anagramas, ya que estéticamente son iguales. Incluso los frenos tienen el mismo tamaño, con discos de 400 milímetros delante con pinzas de seis pistones y discos traseros con 370 milímetros y pinzas de un solo pistón. En opción se ofrecen los cerámicos.

Tanto el Mercedes-AMG GLE 63 4MATIC+ como el Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC+, cuentan con el sistema MBUX, panel táctiles en el volante para el control de diversas funciones, el control por voz que se activa con palabras clave como “hey Mercedes” o una instrumentación total digital.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.