Mercedes 300SEL Derelict ’71 de ICON, la reinvención de un mito

Mercedes 300SEL Derelict ’71 de ICON, la reinvención de un mito

El restomod realizado por ICON actualiza de forma muy discreta este Mercedes


Tiempo de lectura: 3 min.

Hace un tiempo, teníamos noticias del preparador ICON, que generalmente trabaja con todoterrenos, personalizándolos y llevando a cabo todas las peticiones de sus clientes. Ahora nos traen el Mercedes 300SEL Derelict ’71 de ICON, la reinvención de un mito ejecutada por el preparador norteamericano con sede en Los Ángeles (California).  El tratamiento que comenzó a efectuar de un tiempo a esta parte, denominado Derelict, trata de restaurar y actualizar modelos para devolverles la gloria, y de paso, dotarlos de seguridad, fiabilidad y prestaciones de primer orden. El restomod realizado por ICON actualiza de forma muy discreta este Mercedes hacia los estándares actuales.

El equipo dirigido por la pareja Jonathan y Jamie Ward comenzó cuando recibieron un chasis totalmente personalizado por cortesía de Art Morrison. Debajo del capó, el restomod esconde un motor LS9, un V8 de 6.2 litros con un sobrealimentador que genera 638 CV de potencia y 819 Nm de par. Para transferir tal cantidad de par y potencia a las ruedas se ha instalado una caja de cambios automática de Chevrolet denominada 4L85E de cuatro velocidades.

Pero las modificaciones mecánicas no se limitan a hacerle un “simple” swap, ni mucho menos. El donante también se beneficia de otros toques mecánicos modernos, como la suspensión regulable en las cuatro ruedas, convirtiendo la trasera en independiente. La dirección, por su parte, ahora es de piñón y cremallera eléctrica incorporada, cambiando el tacto de la dirección por completo. Para ayudar a frenar este increíble aparato también se le ha instalado ABS, elaborado por la empresa Sport Hydratech.

Mercedes Benz 300SEL Derelict Series By ICON (2)

Los restomod son una técnica cada vez más popular

Junto con la nueva iluminación LED, el exterior del automóvil se ha renovado, aunque aún conserva parte de su pátina original. Si bien conserva el aspecto correcto de la época, el interior del 300SEL también se ha tratado con tapicería nueva en el patrón original de fábrica, recibiendo de paso asientos delanteros calefactables. Las molduras de madera han sido restauradas, y se le ha dotado de un sistema de calefacción y aire acondicionado completamente nuevo.

El sistema de sonido no se ha dejado de lado, se le instalaron altavoces de la marca Focal de dos vías, amplificador y subwoofers. Además, se le dotó de conectividad Bluetooth, nada mal para un coche del año 71, pero dudo que se le haga mucho uso escuchando la sinfonía de su motor. Toda la restauración se remata sobre unas ruedas de aluminio de una pieza, que han sido mecanizadas a medida por el especialista EVOD Industries. Lo único que delata a este modelo en el exterior son la anchura de las llantas y el pequeño animal que se le ha instalado en la parrilla frontal.

Con este Mercedes 300SEL Derelict ’71 de ICON, la reinvención de un mito sale cara, ya que parten de los 450.000 $ y se realizan por encargo. Por mi parte, habría optado por otro motor, el M156 de AMG para ser más precisos, aun perdiendo algo de potencia y par mantendría algo más fidelidad a la marca de la estrella. Si queréis ver alguna de las preparaciones de la línea Derelict las tienen en su página, mientras tanto disfrutemos de un minuto de este bonito Mercedes.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.