McMurtry Spéirling Pure: llega la versión de producción del eléctrico de récord

McMurtry Spéirling Pure: llega la versión de producción del eléctrico de récord

La joven compañía británica anuncia que fabricará un centenar de unidades del modelo, que experimentará además diversas mejoras


Tiempo de lectura: 3 min.

El McMurtry Spéirling fue un vehículo eléctrico que despertó admiración generalizada durante la celebración del Festival de la Velocidad de Goodwood del año pasado. Fue allí donde nos dejó boquiabiertos con su reducido tamaño y su extravagante solución para generar apoyo aerodinámico, que le permitió ascender la mítica colina británica en un tiempo récord, de solo 39,08 segundos. Ahora, la joven empresa británica ha anunciado que comenzará con la fabricación de una versión de producción de este prototipo, denominada McMurtry Spéirling Pure.

Este modelo estará destinado a su exclusivo uso en circuito y, según la marca, cuenta con homologación para poder participar en las competiciones del GT1 Sports Club. Estos son una serie de eventos organizados por Curbstone Events para los afortunados propietarios de superdeportivos o de aparatos cuyo hábitat natural es un circuito. Ahora bien, dudamos que existan entre los miembros de este club rivales a la altura del McMurtry Spéirling Pure.

Y es que este modelo destaca, además de por su reducidísimo tamaño, por el ventilador que lleva instalado con el fin de aspirar el aire bajo el suelo del vehículo y conseguir así el famoso efecto suelo independientemente de la velocidad a la que se circule. En este sentido, la marca británica ha confirmado que para la versión de producción se ha mejorado el funcionamiento de este elemento, que es ahora más ligero —un 14 %— y eficiente —hasta un 15%— que en el prototipo de récord. Consigue generar hasta 2.000 kilogramos de apoyo cuando entra en funcionamiento.

El Spéirling Pure iniciará una nueva era en el circuito. El sonido, el agarre, la aceleración, la estética y la tecnología de este vehículo son diferentes. Observarlo como espectador o situarse en su habitáculo ofrece una experiencia extraña y estimulante. Ya hemos recibido solicitudes desde diversos lugares del planeta, y no puedo esperar para ver estos vehículos con ventilador constituirse como una nueva normalidad en los circuitos”, ha comentado el fundador de la compañía, Thomas Yates

McMurtry Spéirling Pure (2025) 04

Además, también incluye unos neumáticos modificados, que son ahora más anchos. Concretamente, crecen un 28 % los delanteros y un 25 % los traseros, un cambio que permite al McMurtry Spéirling Pure afrontar aceleraciones laterales de hasta 3 g sin inmutarse. Como detalle para la tranquilidad de sus futuros dueños, McMurtry ha integrado un sistema de ABS en sus frenos.

Por otro lado, el peso total anunciado para este modelo de producción se queda en los 1.000 kilogramos —un 4 % menos que el prototipo—, pese a alojar en sus entrañas una batería de 60 kWh de capacidad. Para hablar de su autonomía, en su condición de máquina de circuito, la marca prefiere citar un número de vueltas en Silverstone a velocidad de récord en vez de hacer mención a los kilómetros que podría recorrer por cada carga completa de su batería. Son diez las vueltas que podría hacer al mencionado circuito británico y, con 1.013 CV de potencia máxima —745 kW— y su efecto suelo, no cabe duda de que estas se harían a un ritmo vertiginoso. Cuando se agote la energía almacenada en su paquete de pilas, podrá ser recargado por completo en tan solo 20 minutos. Por cierto, su velocidad máxima es de 306 km/h.

El modelo continuará con su desarrollo durante los próximos meses hasta su definitiva entrada en producción, la cual no se espera para antes de 2025. Serán solo 100 las unidades que se fabricarán de este modelo, cada una de ellas ofertadas por un precio de 820.000 libras esterlinas, en el entorno del millón de euros al cambio actual.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado