Ya es oficial, la Mazdaspeed que conocíamos está muerta

Ya es oficial, la Mazdaspeed que conocíamos está muerta

El apellido MPS ha pasado a mejor vida, pero no está todo perdido


Tiempo de lectura: 3 min.

Mazdaspeed (MPS) está muerta. Simple, claro y sencillo para todos. Sin embargo, para los entusiastas del mundo del motor, es un motivo más para estar triste. O al menos en cierta medida, porque la pasión por hacer vehículos de calidad con los que uno pueda disfrutar seguirá en pie. Además, tampoco es una noticia sorprendente, ya que el modelo con el sello MPS más reciente, el Mazda3, abandonó el mercado en 2013. Desde entonces, la compañía ha aspirado al segmento premium.

Mazdaspeed (MPS) era la submarca de Mazda para aquellos vehículos dedicados a ofrecer las máximas prestaciones. Piensa en los modelos M(otorsport) de BMW, AMG de Mercedes-Benz o RS de Audi, por mencionar a la conocida triada alemana. Si bien las siglas MPS nunca tuvieron un gran éxito aquí en Europa, esas siglas orientadas al rendimiento todavía ocupan un lugar muy especial en nuestros corazones, especialmente cuando coches como el Mazda3 MPS han logrado convertirse en una especie de ícono en los últimos años.

Entonces, ¿por qué han echado el cierre al lado más emocional de la compañía? La razón, según un portavoz que habló con CNET, fue porque el fabricante en su conjunto ha cambiado hacia una imagen más exclusiva. “Mazda se centra en ser más maduro y exclusivo”, dijo el portavoz. “Es nuestra prioridad continuar evolucionando la próxima generación de tecnologías SkyActiv. Como parte de ello, estamos refinando y aplicando nuestros motores turboalimentados a más modelos para proporcionar un mejor rendimiento y una dinámica de conducción atractiva”.

Mazda 6 MPS 1

Mazda 6 MPS

Mazdaspeed (MPS) ha sido la encargada de darnos algunas de las máquinas más maravillosas y desconocidas de la primera década del 2000, como el Mazda3 MPS y el Mazda6 MPS

La desaparición de la nomenclatura Mazdaspeed (MPS) ha sido un secreto a voces desde hace algún largo tiempo. Pero si bien el nombre ya no existe, no significa que la compañía también tenga que abandonar los vehículos orientados a sacar sonrisas a base de una buena puesta a punto y de un motor más enérgico. De hecho, recientemente Mazda presentó el Mazda3 Turbo, equipado con un bloque de cuatro cilindros de 2,5 litros que, ayudado por la sobrealimentación, es capaz de entregar 254 CV y 434 Nm a las cuatro ruedas.

El único “pero” es que sí o sí, la caja de cambios es automática, pero las cifras hablan por sí solas, con un 0 a 100 km/h (aún no difundido oficialmente) inferior a los seis segundos. Mazda también ha mostrado recientemente su nuevo motor de seis cilindros en línea, actualmente en desarrollo para ser utilizado en el Mazda6 de próxima generación (previsto para 2022), del cual se rumorea que podría generar más de 350 CV en su versión de gasolina. Así que sí, mientras la marca “MPS” está muerta, su espíritu seguirá vivo. Descansa en paz.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Kolmogorov
Invitado
Kolmogorov

Pues no tiene mucho sentido cerrar MPS porque dicen que buscan una imagen más exclusiva, es decir, premium. Cuando todos los fabricantes premium tienen una submarca deportiva, como era MPS. Podrían haber aprovechado y vender paquetes o kits MPS para los modelos Mazda convencionales, cosa que ya han hecho hace años en los MX-5 o 323 (puede que fuera exclusivo para Japón y Reino Unido, porque me suena que tenían el volante a la derecha), y desde luego que es rentable y bien diseñado y con elegancia queda bien.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.