Más potencia para el Mazda MX-5 2.0

Más potencia para el Mazda MX-5 2.0

Lo revela un documento filtrado para la NHTSA


Tiempo de lectura: 2 min.

Mazda parece estar cocinando una significativa mejora de potencia para su roadster descapotable más potente, el Mazda MX-5 2.0. En el mercado europeo este coche da 160 CV y en Norteamérica 155 CV. Según unos documentos enviados a la NHTSA de Estados Unidos el 27 de febrero, la próxima revisión del MX-5 de dos litros tendrá 181 CV de potencia, revela Road & Track a partir de una filtración de Miata.net (sub. req.).

Hablamos de una mejora de potencia del 17%, nada baladí en un motor atmosférico. Para que un dos litros rinda esa potencia sin turbo hay que mejorar significativamente admisión, escape y reforzar el motor a nivel interno, y, a ser posible, que estire de revoluciones un poco más. Precisamente en la generación ND el motor 1.5 sube de vueltas con más alegría que el 2.0. En los dos casos son motores con una alta relación de compresión, 13:1.

A nivel interno el motor presenta un mayor alza de válvulas y estas son más grandes tanto para admisión como para escape. Además, tiene un filtro de aire que proporciona más oxígeno al motor, ayudado por una admisión más grande. Vale, así respira mejor, pero hay que entrar más en materia: pistones más ligeros, bielas más ligeras y cigüeñal adaptado para girar a más revoluciones. Para evitar las incomodidades en cuanto a NVH que esto supone, se adoptará un volante motor bimasa en vez del monomasa que tiene ahora.

Esta mejora de potencia, como apenas va a tener impacto en el peso, tendrá una mejora de prestaciones notable. No sería el caso de utilizar turbocompresor, pues hay que añadir peso por los componentes que hacen falta: manguitos, intercooler, válvula de descarga, el propio turbocompresor, etc. Desconocemos si estas mejoras se aplicarán también a la versión europea, ya que la próxima etapa de Euro 6 está a la vuelta esquina y podría no merecer la pena para cumplir los límites de emisiones.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.