Lotus puede recibir un “empujón” de 1.500 millones de libras

Lotus puede recibir un “empujón” de 1.500 millones de libras

El magnate Li Shufu tiene planes ambiciosos para el especialista británico


Tiempo de lectura: 3 min.

En anteriores ocasiones hemos hablado de Li Shufu, el hombre detrás de Zhejiang Geely Holding Group -o simplemente, Geely-. Una de sus posesiones es Lotus Cars, el fabricante especilizado en deportivos y radicado en el Reino Unido. Ahora mismo Geely posee el 51 % de la empresa tras adquirirlo a Proton Holdings, y el restante lo tiene Etika Automotive, un socio malasio. Según un topo citado por Bloomberg, planea meter 1.500 millones de libras en Lotus para que esté al nivel de Ferrari o de Porsche. Ojo al dato.

Geely ha colocado a Volvo en una posición mucho mejor que como la dejó Ford en 2010 tras invertir 11.000 millones de dólares, y Lotus puede beneficiarse del mismo planteamiento. Según el topo, primero se contratarán 200 ingenieros para la sede en Hethel, y en segundo lugar una nueva fábrica en la región de West Midlands. En Coventry podría haber un nuevo centro de diseño e innovación.

En otras palabras, mejorar el producto existente y crear más, y sí, habrá un SUV. Lo confirmó el CEO, Jean-Marc Gales, en una entrevista concedida en mayo a Automotive News, llegará en 2022. Lotus tiene el objetivo de vender 3.000 unidades al año, mientras que en 2017 vendieron 1.600 coches. Cuando llegue el SUV, que peleará con el Porsche Macan, se plantean llegar hasta 10.000 unidades al año.

Li Shufu ya dejó caer que Lotus podría producir sus coches en China. Siendo dueño de Geely, no supondría el menor problema que se haga con una joint-venture, todo quedaría en casa y no habría que transferir tecnología y conocimientos a un competidor. Abrir Lotus al mercado chino sin el lastre de los aranceles a la importación supondría todo un balón de oxígeno para el fabricante. De momento está en senda de recuperación, en el año fiscal 2016/2017 lograron 2 millones de libras de beneficios antes de impuestos, mientras que el año previo tuvieron 16,7 millones de pounds en pérdidas.

7 911 Gt3 Rs 2018 Porsche Ag

Sin embargo, ponerse al nivel de Ferrari o de Porsche ya son palabras mayores. Sin querer hacer ningún demérito a Lotus ni su historial y legado deportivo, Porsche es una institución y Ferrari otra. Es más, Ferrari ya no es un fabricante de coches, es un fabricante de artículos de lujo que se pueden conducir. En cuanto a Porsche, una de las mejores empresas a nivel de ingeniería automovilística del mundo, si bien vende muchísimo más que Ferrari.

La marca del cavallino no vende más coches porque no quiere, por exclusividad, ni 10.000 unidades al año (8.398 en 2017). Porsche supera las 246.000 unidades al año, casi 30 veces más. Alcanzar a Ferrari en ventas no es descabellado, pero Porsche es simplemente inalcanzable.

No subestimemos al “tío” Shufu ni a su chequera, que hace unos meses se fue de compras y soltó 9.000 millones de dólares para quedarse con prácticamente la décima parte de Daimler AG, la empresa matriz detrás de Mercedes-Benz, smart, etc. Por volumen puro va a ser que no, pero en otros términos está claro que Lotus puede ser más de lo que es ahora, aunque tenga que ser con el comodín del SUV. A Porsche le fue así de maravilla.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.