Lotus dejará de fabricar vehículos ligeros, por culpa de la electrificación

Lotus dejará de fabricar vehículos ligeros, por culpa de la electrificación

Se perderá la mayor característica de la firma británica y no tienen previsto trabajar en su recuperación


Tiempo de lectura: 4 min.

Lotus, un fabricante que se ha hecho famoso por su obsesión por lograr el peso más bajo, se encuentra en una encrucijada. Está en pleno proceso de transformación hacia la electricidad, una tecnología que, entre otras cosas, se caracteriza por el aumento del peso general de los vehículos. Un hecho que va totalmente en contra de la filosofía de Lotus, pero que no queda más remedio que adoptar, mientras se estudian las mejores formas de mantener el peso controlado. Por el momento, los coches eléctricos que ya conocemos, el Lotu Evija y el Lotus Eletre, tiene su peso en secreto, lo que hace pensar en un notable aumento en comparación con los Lotus de toda la vida.

El modelo más ligero que tenía la marca en producción, el Lotus Elise, dejó de fabricarse en 2021, tras 25 años en producción y más de 35.000 unidades. Pueden parecer pocas unidades, pero siendo un coche tan radical y con una clientela tan definida, es una buena cifra. Además, no debemos olvidar que no son coches baratos. El sucesor del Elise, por definirlo de alguna manera, es el Lotus Emira, el único modelo con motor de combustión que sigue fabricando la marca y que, comprado con el Elise, es grande y pesado, y en realidad, no es un reemplazo para el Elise, sino el coche más parecido en cuanto a concepción y clientes objetivo.

lotus emiraç

Lotus no pondrá en circulación un reemplazo para el Elise, no habrá más coches ligeros y muy deportivos en el catálogo del fabricante británico. La propia marca lo anunció, no hay lugar para un modelo de entrada en el mundo Lotus, con un tamaño y un peso contenidos, como en el caso del Elise. En una entrevista con Car and Driver, Matt Windle, director general de Lotus, habló sobre el desarrollo actual y los planes de futuro de la marca y como cabría esperar, todo gira alrededor de la electrificación. Además, esta transformación también cambiará la marca en otros aspectos, pues todos los coches futuros de Lotus, serán coches muy pesados y no tendrán la característica deportividad de la marca. Sin ir más lejos, el llamado, al menos de momento, Tipo 133, será un sedán de gran tamaño. Debería estar listo este mismo 2023, pero como ocurre con el Evija y el Eletre, seguramente oculten la cifra de peso.

El siguiente paso en el camino de Lotus se dará en 2024 o 2025, cuando se ponga en circulación el Tipo 135. En teoría, será un deportivo como siempre han sido los coches de la firma británica, fabricado en paralelo al Lotus Emira y muy similar a este, pues tendrá un tamaño muy cercano al último modelo de combustión del fabricante, pero, seguramente, será más pesado, algo ya inherente a los eléctricos. No obstante, en Lotus esperan que se venda mucho mejor que el Emira, así que tendrán que aumentar la capacidad de producción para poder hacer frente a la demanda.

lotus eletre

La cuestión del peso, una característica que siempre ha sido especialmente importante en Lotus, se está yendo por el retrete en su nueva era. El propio Lotus Emira es un ejemplo, pues supera los 1.400 kilos y cumple, solo en parte, con las aspiraciones originales de la marca. El propio Windle ha dejado claro que Lotus no volverá a ser la misma, al menos durante una larga temporada, tirando por tierra las posibles esperanzas que tuvieran los fanáticos de la marca. También dejó claro que no se tiene planeado ni se ha planteado ningún modelo del estilo del Elise, aunque dice que espera que otros fabricantes aborden ese tema. Y el principal problema son los costos de desarrollo y el beneficio que se obtiene con las ventas.

El desarrollo de la tecnología será clave, tanto por la reducción de peso como por la reducción de costes, pero no será para mañana, esto llevará tiempo y estaremos muchos años viendo como los fabricantes ponen en circulación vehículos muy pesados. Y Lotus no será una excepción.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.