Los Mercedes-Benz A 180 y A 250 4MATIC ya se pueden encargar

Los Mercedes-Benz A 180 y A 250 4MATIC ya se pueden encargar

Acceso y tope de gama en gasolina -por el momento-


Tiempo de lectura: 1 min.

Hasta la fecha solo había dos versiones del Mercedes-Benz Clase A, el A 200 de gasolina (1.33 163 CV) y el A 180 d (1.5 116 CV) a gasóleo. Dos nuevas versiones se pueden pedir a fábrica, el acceso de gama en gasolina -A 180- y el tope de gama -A 250 4MATIC- a falta de versiones más espirituosas. El A 180 también tiene el motor 1.33 (M282) pero con 136 CV de potencia, a un suculento precio de 28.800 euros sin extras y con cambio manual de seis velocidades. El A 180 diésel es notablemente más caro, 32.700 euros.

Respecto al anterior motor 1.6 que llevaba el A 180 de la generación previa, tiene un 11% más de potencia. Es más compacto y debería consumir menos gasolina en condiciones reales de uso, tiene desconexión selectiva de cilindros, elementos mecánicos de baja fricción y culata en forma de delta, entre otras mejoras. Sí, es un motor desarrollado conjuntamente con Renault, el fabricante francés aporta el bloque completo.

Por su parte, el tope de gama tampoco es precisamente económico, el A 250 4MATIC, con tracción total y cambio automático 7G-DGT de serie, se va hasta los 48.550 euros. El motor 2.0 (M260) tiene una potencia “como dios manda”, 224 CV, que está al nivel de lo que da un SEAT León FR o un Ford Focus ST, obviamente por una notable diferencia económica. Es una evolución del motor previo, el M270.

Aunque está claro que el precio es elevado, se compensa con un rico equipamiento que incluye la cámara de marcha atrás, sistema multimedia Connect 20, control por voz, conectividad Mercedes me, volante deportivo forrado con cuero, climatizador, faros LED, acabado Progressive y llantas de 17″.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.