Las ventas de coches Ford con transmisiones automáticas llegan al 31,3% en cuatro años

Las ventas de coches Ford con transmisiones automáticas llegan al 31,3% en cuatro años

En España, del 5,4% en 2017 al 16,4% en 2019


Tiempo de lectura: 5 min.

Ford nos cuenta que las gamas de vehículos comerciales y turismos con transmisión automática han tenido una tendencia alcista en sus ventas durante los últimos cuatro años, desde 2017. Las conclusiones del estudio han sido claras: una de cada tres ventas de Ford en Europa se trata de un vehículo con caja automática de cambios, aunque la mayoría de los compradores todavía suelen preferir la caja manual.

En concreto, los turismos de Ford con transmisión automática han crecido hasta alcanzar el 31,6 % de sus matriculaciones, frente a un 8,6 % en 2017. En España la cifra era de un 4,6 %, y en 2019 llegó al 18,3 %. Los comerciales crecieron del 13,4 % en 2017 al 31 % a principios de 2020; en España el dato siempre ha sido bastante mediocre, del 7,2 % al 10,5 %. A pesar de todo, tanto los turismos como los comerciales rondan el 70 % de ventas en transmisiones manuales este año si tenemos en cuenta el total.

Los cinco grandes mercados europeos en los que se vendieron más Ford con transmisión automática fueron, por orden de mayor a menor: Alemania, Francia, Reino Unido, España e Italia (en volumen total el 1º, 3º, 2º, 5º y 4º, respectivamente)

Desde Ford aseguran que los tiempos del vehículo de transmisión automática han evolucionado mucho en su faceta tecnológica. En los 50 surgió el Ford-O-Matic, el primer sistema de transmisión automática de la marca, que solo ofrecía tres marchas, pero que tuvo un gran éxito entre Volvo o Jaguar (con las que más tarde integraron la Premier Automotive Group), mientras seguía evolucionando y cambiando de nombre (Cruise-O-Matic). En 1964 se sustituyó por el sistema C4, también de tres velocidades, pero pensado para vehículos más pequeños y potentes.

Ford Mondeo Sportbreak 24

Ford Mondeo 2.0 TDCi con caja de cambios Powershift

Una de las transmisiones automáticas más importantes que utiliza Ford es el Powershift, utilizada en modelos como el Focus (primero en tenerla integrada, en 2008), que han sido un 30,9 % de las ventas de vehículos de Ford con el sistema de transmisión automático. El Fiesta (2010), el Ecosport (2012) y el Edge (2016) también fueron modelos que prosiguieron con el sistema Powershift en su interior. Os contamos cómo iba en el Mondeo familiar en 2017.

Ford Powershift es un sistema de doble embrague robotizado, como DSG, TCT, DCT… Está pensado principalmente para disminuir el consumo de combustible (sobre todo en modelos como el Fiesta y el Puma, cuyas últimas generaciones ahorran hasta un 15 % respecto a las anteriores) y la emisión de gases contaminantes, pero además es más compacto que los sistemas convencionales, lo que ahorra hasta un 70 % de peso.

Los ruidos son el principal problema que tiene este sistema, sobre todo en los acoplamientos y desacoplamientos de las velocidades, que han tenido que revisarse y ponerse a punto con el tiempo. En Europa no han tenido problemas con los sistemas Powershift. Al contrario: se ha cuidado mucho ese aspecto, mientras que en EEUU, Canadá o Australia han tenido bastantes casos de ejemplares defectuosos de fábrica.

Ahora, Ford ya ha integrado en el mercado nuevas transmisiones automáticas de ocho o hasta 10 velocidades (solo válidas para modelos de tracción delantera), como por ejemplo en la nueva generación de Ford Focus que se presentó en 2018, en los renovados modelos Galaxy o el Mondeo (ambos de 2019). El Ford Transit ha sido el primer modelo de su segmento comercial en incorporar la transición automática de 10 velocidades heredado del Ranger o el F-150, que está asociada al motor diésel 2.0 EcoBlue HDT de 170 CV.

Cuotas Automatico Ford

Ford ha dicho que estas transmisiones modernas reducen el ruido y utilizan el Control de Crucero Adaptativo para arrancar el coche o aparcar con un botón. En algunos modelos también está integrada la aplicación para móvil llamada FordPass, que permite arrancar el motor a distancia con el objetivo de controlar la temperatura del coche antes de su utilización.

Además, la aplicación puede abrir puertas y maletero, recibir alertas por robo de vehículo u otra emergencia, así como comprobar la presión de los neumáticos, la cantidad de combustible o su localización.

La tecnología va a seguir siendo una constante en torno a la conducción de vehículos (movilidad), mientras que el mercado del automóvil mercado se va a especializar en la electrificación y la conducción autónoma, ambas estrechamente relacionadas y puestas a prueba en modelos como el Mustang Mach-E. Este Ford, un SUV 100% eléctrico, pretende reinventar el concepto original del Mustang de las primeras generaciones, dando la posibilidad de ser conducido con un solo pedal y un frenado regenerativo que casi desestima el pedal del freno (pero que seguirá ahí).

ford mustang mach e (29)

Interior del Ford Mustang Mach-E

En cuanto a lo que se refiere a las ventas, es indiscutible que las transmisiones automáticas se hacen un hueco en el mercado. Sin embargo, al igual que la implementación de la conducción autónoma (que se estratifica por niveles) o de electrificaciones, lo hacen poco a poco, según la tecnología es capaz de adaptarse a las condiciones de seguridad y al contexto socioeconómico.

Una cosa parece clara, los cambios automáticos han dejado de ser para gente que “no le gusta conducir”, o que lleva un modelo caro o potente, o que cuenta con alguna discapacidad. Los clientes que prefieren pasar de la palanca convencional y el pedal de embrague continúa aumentando, aunque también hay que recordar que cuando la opción manual es minoritaria los fabricantes dejan de desarrollarla y no se sigue vendiendo, lo que contribuye a tirar hacia arriba la cuota de automáticos.

COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!