Menu

El nuevo Lamborghini Sián entra en la era híbrida con 819 CV

El primer vehículo electrificado de la marca es el más potente de su historia

El nuevo Lamborghini Sián entra en la era híbrida con 819 CV

Quien le iba a decir a Ferruccio Elio Arturo Lamborghini que sus vehículos un día se iban a mover gracias a la electricidad. Ayer la marca boloñesa desvelaba el primer híbrido de su historia, el Lamborghini Sián -«rayo» en el dialecto de la zona- y lo hacía por la puerta grande, siendo el Lamborghini más potente jamás producido.

Partiendo de la base del Aventador, los ingenieros de Sant’Agata Bolognese han retocado el motor de combustión para que ofrezca más potencia. Sus 12 cilindros en V ahora producen 785 CV a 8.500 RPM, gracias en parte a sus válvulas de titanio en la admisión, la mayor potencia que ha salido de un motor de combustión en la fábrica italiana.

Como esto no es suficiente, los italianos han introducido por primera vez un sistema semihíbrido de 48 voltios en uno de sus superdeportivos. Evidentemente no es para mejorar el consumo ni las emisiones: es para que corra más veloz que un rayo

El motor eléctrico está situado en la caja de cambios, por lo que es el primer motor de baja tensión que mueve directamente las ruedas. Tiene 34 CV de potencia y no se mueve gracias a la energía almacenada en una batería de ión-litio. La novedad que introduce el Lamborghini Sián es que su almacenamiento de energía corre a cargo de un banco de supercondensadores, situados entre el habitáculo y el motor central-trasero.

Explicado de manera rápida, los supercondensadores son una mezcla de condensador y batería, con menor capacidad que las de ión-litio, pero muchísimo más rápidos de cargar y descargar, gracias a que admiten corrientes mucho más altas sin desintegrarse.

Lamborghini Sian 2019 17

Las prestaciones son de primer nivel: 0-100 km/h en 2,8 segundos y 350 km/h de máxima. La aceleración de 30 a 60 km/h y de 70 a 120 km/h mejora 0,2 y 1,2 segundos respectivamente frente al Aventador SVJ

Esto tiene una clara ventaja: cada vez que sus afortunados dueños hundan el pie sobre el freno, toda la energía recuperada por el motor eléctrico irá al banco de supercondensadores, pues son capaces de cargarse en pocos segundos.

Es decir, no se desperdicia casi nada de energía, al contrario de lo que ocurre en los híbridos. Esta energía se puede usar inmediatamente para acelerar, con lo que disponemos de 34 CV extra en cualquier momento, salvo si superamos los 130 km/h, momento en que el motor eléctrico deja de actuar.

Este pequeño motor eléctrico puede cumplir varias funciones, como mover el coche en parado en maniobras de baja velocidad sin necesidad de despertar a los vecinos o relleno de par (torque-fill) cuando cambiamos de marcha. En los pocos milisegundos entre cada cambio, es fácil sentir como nuestra cabeza se agita de adelante a atrás, así que el motor eléctrico empujará en esos momentos para ahorrarnos cualquier tipo de esguince cervical y sentir un empuje lineal y constante.

Lamborghini Sian 2019 5

Diseño radical, pero sin pasarse

El Lamborghini Sián no es como el Veneno. Su carrocería demuestra que es un superdeportivo, con las estridencias y demostraciones propias de estos vehículos, pero dentro de un límite. La carrocería cambia notablemente en la parte delantera y trasera, menos en el lateral, mientras el interior luce nuevos colores y materiales.

Capó y firma lumínica delantera y trasera son diferentes al Aventador, mientras en los laterales encontramos una silueta similar al vehículo de partida, pero diferente gracias a nuevas entradas de aire. En la trasera un alerón y un nuevo difusor culminan una estampa muy característica.

Como no podía ser de otra manera, este Sián también se beneficia de la aerodinámica activa ya presentada anteriormente en el Aventador SVJ, sumando además el uso de materiales «inteligentes». Los conductos de refrigeración traseros se abren cuando suben de temperatura los gases de escape, gracias a un material que se expande o contrae con la temperatura, de manera que no es necesario emplear ningún sistema electrónico.

Lamborghini Sian 2019 8

Según cuenta la marca, hay guiños a obras pasadas del maestro Gandini, como el «periscopio» del techo o las líneas del capó que lucía el Countach

Se fabricarán únicamente 63 unidades que, curiosamente, ya están vendidas al completo, por lo que no es necesario que la marca nos diga el coste de este espectacular vehículo. Eso sí, sus afortunados dueños podrán personalizar los Sián a su gusto, en el Lamborghini Centro Stile junto al programa de personalizaciones Lamborghini Ad Personam.

Actualización 4/9/2019: Se rumorea que el coste unitario es aproximadamente de 3,3 millones de euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

Está bien ideado el sistema híbrido empleado y la silueta no decepciona, Lambo total.

¡Las 63 unidades están vendidas antes de producirse, intrigado me tiene su precio!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.