La informática trae nuevos problemas a Tesla (y a otros)

La informática trae nuevos problemas a Tesla (y a otros)

Algunos modelos sufren un gran desgaste en sus memorias flash, provocando fallos en el funcionamiento de las pantallas táctiles


Tiempo de lectura: 5 min.

Nuevas tecnologías también conllevan nuevos problemas. Es lo que ha podido apreciar la NHTSA, agencia gubernamental de Estados Unidos para la Seguridad Vial, en los Tesla Model S y Model X fabricados antes del 2018. Tras una investigación, este organismo ha comprobado que estos modelos han empezado a experimentar errores importantes en sus pantallas táctiles.

Esto significa que tampoco funciona correctamente todo aquello que depende de este dispositivo, como la climatización o los intermitentes, así como la asistencia a la conducción Autopilot o la cámara de marcha atrás. En otras palabras, compromete la seguridad del vehículo. Por ello, la NHTSA ha exigido mediante una carta a la compañía californiana que llame a revisión a las 158.756 unidades de estos modelos susceptibles de sufrir este problema, todas en Estados Unidos.

Tesla, como todas las compañías, ya empezó a tomar medidas cuando la investigación de la NHTSA comenzó. Lanzó varias actualizaciones remotas del software de estos modelos, pero se han visto insuficientes para solventar el problema. En este momento, habría unas 16.000 unidades que sufren estos problemas, pero todas son susceptibles de acabar teniéndolos.

Placa base Tesla PCBA 1015897 00 D

Placa base Tesla PCBA 1015897-00-D para la MCU

Esto se debe a que la raíz del problema no radica tanto en el software como sí en el hardware equipado en estos vehículos de origen Nvidia. En concreto, en la memoria eMMC NAND flash de 8 GB de capacidad que utiliza la unidad de control -o MCU- para almacenar todos los datos necesarios para el buen funcionamiento del coche. Esa capacidad se va perdiendo según se van desgastando las celdas por operaciones de escritura. Cuando una celda falla, se descarta y la capacidad se va perdiendo.

La gran cantidad de información que recoge el automóvil provoca que esta memoria flash se llene rápidamente, sea necesario borrarla, y en este proceso se va perdiendo capacidad. Con este rápido deterioro, no tarda en llegar el momento en el que la pantalla no dispone de la suficiente memoria libre para desempeñar correctamente sus funciones, y comienza a sufrir fallos, como congelarse o ralentizarse.

Cualquier sistema informático acaba colapsando cuando se queda sin espacio de almacenamiento

De no ponerse remedio a este problema, la memoria flash termina por resultar inservible y la pantalla táctil queda inutilizada, y con ella todas las funcionalidades que reúne. Al equipar todas las unidades mencionadas este mismo hardware, todos los vehículos acabarán fallando tarde o temprano, si no es sustituida por una de mayor capacidad y durabilidad. Estas memorias son muy rápidas, no hacen ruido, son relativamente económicas y las utilizamos día a día en dispositivos informáticos y móviles.

interior tesla model s

Estamos ante un problema que se podría haber solventado con facilidad. Si los ingenieros de Tesla se hubieran parado a pensar si el hardware elegido era el más adecuado para el uso que se le iba a dar, habrían caído en la cuenta del error cometido. Las prisas y, sobre todo, la inexperiencia en el mundo de la informática, podrían estar detrás de este descuido.

Hasta el momento, los problemas que ha presentado la parte informática de los automóviles han sido, en su mayoría, a causa del software empleado. Honda tuvo que llamar a revisión a 737.000 Accords e Insights en Estados Unidos por un error en la programación que impedía que la cámara trasera funcionara adecuadamente. Problema de Seguridad Vial, la NHTSA actúa. Con el tiempo, este problema aparecerá en más fabricantes, si usan la misma tecnología.

Las memorias eMMC NAND flash no duran tanto como un coche

Volkswagen también ha sufrido varios problemas de esta índole en sus modelos, como el ID.3 o la octava generación del Golf. Precisamente este último es el que ha tenido problemas con su programación recientemente. Volkswagen ha llamado a revisión a 56.000 unidades hace unas semanas por errores en el sistema de infoentretenimiento y también con la cámara de aparcamiento trasera.

Volkswagen ID 4 X 2021 China (19)

Cada tecnología empleada en automoción tiene ventajas e inconvenientes. Antes de demonizar la tecnología, hay que acordarse de lo que implicaba un carburador mal afinado, olvidarse de rellenar aceite en motores de dos tiempos, o no estar pendientes de las cadenas de distribución en algunos modelos. La informática va ganando presencia a bordo de los automóviles y se van exponiendo poco a poco a sus problemas también.

Tesla tendrá no solo que reemplazar esas memorias flash, sujetas a un desgaste por su utilización, también repensar su software para utilizar estrategias de menor necesidad de escritura. La elección de este tipo de memoria rápida para almacenamiento -no confundir con la RAM, que no guarda datos sin electricidad- tiene sentido cuando se trata de mover muchos datos y muy rápido, como lo concerniente a la navegación, los sensores (cámaras, ultrasonidos, radar), etc. Cada milisegundo ganado cuenta.

Un disco duro magnético habría sido una elección menos obvia. Resisten mejor los procesos de escritura con el tiempo, también son relativamente muy fiables, pero con partes mecánicas que pueden fallar, hacen algo de ruido, aumentan un poco el peso y desde luego necesitan más espacio. Otra solución es usar memorias flash muy grandes, el desgaste se reparte mejor entre todas las celdas, y a igualdad de volumen de datos, acaban durando más. Es otra posible salida.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Dinesh Harjani
Invitado
Dinesh Harjani

Creo recordar (puedo estar equivocado) que el problema de estas unidades no es el uso de memoria Flash – todo hoy en día la utiliza. El problema fue la mala programación – el registro de todas las actividades que realiza o procesa esa unidad del coche se dejó, en el modelo de producción, en modo “depuración”, con lo cual a cada segundo se realizan miles de escrituras que, como has comentado, desgastan a una velocidad exponencial la vida útil de estas memorias flash (sucede exactamente lo mismo con los SSD que utilizamos hoy en día) Con lo cual el fallo… Leer más »

Javier Costas
Editor

Es otra forma de verlo. Problema software + problema hardware => problema gordo si eso interviene en la Seguridad Vial. Aunque se haya apañado (tarde) el problema, a largo plazo podría serlo igualmente. Los aparatos que usan memorias eMMC NAND flash no tienen la expectativa de vida útil de un coche, que te puede durar 20-30 años fácilmente. Habría sido más inteligente sobredimensionar. Por ejemplo, en las Raspberry Pi se recomienda usar tarjetas MicroSD sobredimensionadas. Para un uso de 3-4 GB tendrás más vida útil de tarjeta si tienes 32 GB en total que si tienes 8 GB, ya que… Leer más »

Dinesh Harjani
Invitado
Dinesh Harjani

Sí, estoy de acuerdo en que hay muchas, muchas cosas que no se pensaron cuando el Model S salió al mercado. Y como sucede con las cámaras analógicas vs. las digitales modernas, hoy en día todo está pensado para morir, y no para durar. Pero mi comentario iba centrado en que, en mi opinión, el fallo primordial fue mantener esa unidad del coche en modo depuración dadas las consecuancias, y no tanto por el uso de un tipo de memoria como la causa de la retirada de unidades. Fácilmente aguantarían una duración que ronda los 10-15 años de haber cambiado… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!