La DGT recupera un anuncio de 1973 para recordar que el uso del cinturón no es cosa del pasado

La DGT recupera un anuncio de 1973 para recordar que el uso del cinturón no es cosa del pasado

En 2020 una de cada cuatro víctimas de tráfico no hizo uso del cinturón de seguridad


Tiempo de lectura: 5 min.

La Dirección General de Tráfico ha lanzado una nueva campaña de divulgación en medios inspirado en un anuncio emitido en televisión en 1973 sobre la importancia del uso del cinturón de seguridad, en un momento en el que los indicadores están mostrando un menor uso del mismo.

Los datos de accidentes que implicaban turismos y furgonetas en vías interurbanas a 24 horas (fuera de población, que es el “avance” y se comunica en enero), apuntan a que entre los fallecidos aumentó el porcentaje de no utilización del cinturón, pasando del 22 % de la referencia anterior al 26 %, o lo que es lo mismo, 125 personas de las 870 que perecieron en un siniestro. Igual de preocupante el valor de hospitalizados, ya que de las 2.797, el 15 % no estaba haciendo uso del mismo.

“50 años después seguimos recordando el mismo mensaje porque en pleno sigo XXI, unas de cada cuatro personas fallecidas no hacían uso del mismo en el momento del siniestro”

Esta acción de concienciación se lanza en un momento concreto en una Semana Santa atípica y en la que no se producirán tantos desplazamientos de largo recorrido. El pasado 19 de marzo, jornada en la que también hubo cierres perimetrales en aquellas comunidades en las que este día era festivo, se convirtió en la segunda jornada del año con mayor cifra de fallecidos.

Con esta campaña, Tráfico pretende recordar la importancia de no bajar la guardia en estos desplazamientos cortos, comenzando con la obligación de ponerse el cinturón de seguridad y continuando con la adopción del resto de comportamientos correctos y respetuosos en la carretera.

La campaña, en la que se decía “Por su seguridad use el cinturón de seguridad”, sigue totalmente vigente, asegura la DGT. “Parece cosa del pasado, pero no lo es, ya que después de casi 50 años, Tráfico tiene que seguir insistiendo en la importancia de su uso porque en pleno siglo XXI, uno de cada cuatro fallecidos en accidente no lo llevaba puesto en el momento del siniestro”, ha lamentado el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En el anuncio original de 1973, en los primeros fotogramas se han utilizado para la campaña de este 2021, aparecía un conductor en un SEAT 127 realizando una ruta por el interior de la ciudad. En aquel año el uso del cinturón de seguridad en vía urbana en España era estrictamente voluntario.

El SEAT 127, un automóvil de turismo producido por SEAT bajo licencia de la casa matriz Fiat entre los años 1972 y 1982 y que, con sus 3,59 metros, era un coche de amplio habitáculo que fue reconocido por su aprovechamiento récord del espacio (80 % de superficie habitable), y que posteriores rivales de otras marcas intentarían más tarde igualar.

Hacía gala de unas mesuradas dimensiones que lo convertían en un vehículo manejable en ciudad y cómodo en carretera. En aquella época la seguridad que ofrecían coches como ese era muy pobre, ni siquiera tenía cinturón de seguridad de tres puntos, pero considerando la edad media del parque español de turismos, más de 13 años, prácticamente todos tienen cinturones de tres puntos con chivatos de abrochado y muchas más medidas que si no se usan son totalmente inútiles.

Volvo Amazon cinturon de tres puntos

Cinturón de seguridad de tres puntos en un Volvo Amazon

El cinturón de seguridad de tres puntos es muy anterior al SEAT 127

El hombre que ideó el moderno cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje fue Nils Bohlin, ingeniero de Volvo Cars. Bohlin sabía muy bien cómo afectaban al cuerpo humano las fuerzas en movimiento puesto que antes había trabajado como ingeniero aeronáutico en el desarrollo de asientos eyectables. En 1959 toda la gama del Volvo Amazon ya disponía de cinturones de seguridad de tres puntos, han pasado más de 60 años.

El cinturón empezó a ser un imprescindible en España dada la alta mortalidad que había en nuestro país. No fue hasta 1974 cuando fue obligatoria su utilización en las plazas delanteras, aunque únicamente en vías interurbanas. Años más tarde, en la época de los 90, unas 7.000 personas morían al año en España en siniestros viales, por lo que los cinturones se establecieron como obligatorios desde 1992 en zonas urbanas y extraurbanas, en todas las plazas que estuviesen disponibles. Y empezaron a venir de serie, asunto que merece un análisis aparte.

Por ejemplo, en 1988, de haber utilizado el cinturón de seguridad quienes sufrieron en carretera un accidente sin llevarlo abrochado, es posible que se hubieran salvado unas 700 vidas, según se desprende de los datos históricos de Tráfico.

Los accidentes de circulación con víctimas que se produjeron en España durante el año 1990 de forma esquemática, en términos absolutos se exponen en el siguiente cuadro. Se definía como accidente mortal aquel en que ha habido muertos en el momento de producirse o victimas cuyo fallecimiento a consecuencia del accidente, tuvo lugar dentro de las 24 horas siguientes. En esta estadística nos faltan víctimas mortales, aquellos heridos graves que no superaron la hospitalización.

Siniestralidad España 1990

El uso del cinturón de seguridad aumentó notablemente a partir de la llegada del carné por puntos, en julio de 2006. Además de la sanción económica, el no utilizarlo conlleva perder tres puntos. Inexplicablemente, en una era en la que hasta los “coches viejos” tienen sistemas de seguridad imprescindibles, sigue habiendo una cantidad notable de víctimas que despreciaron estas medidas de protección. Hoy día hay cámaras que pueden sancionar automáticamente a los que van sin cinturón de seguridad, pero no se pueden poner en cada carretera de España.

COMPARTE
Sobre mí

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!