Gunther Werks 993, un restomod muy especial del Porsche 911

Gunther Werks 993, un restomod muy especial del Porsche 911

Solo se fabricarán 25 unidades, desde 565.000 dólares


Tiempo de lectura: 4 min.

En la segunda mitad de los años 90 se comercializó el Porsche 911 (993), el último de su estirpe en montar la refrigeración por aire de su afamado motor de seis cilindros bóxer. Tal vez por esta razón se ha convertido en uno de los “nueve-once” de culto, y al que ahora han dedicado un restomod muy especial desde Estados Unidos: el Gunther Werks 993.

Gunther Werks siempre ha tenido predilección por el Porsche 911 y, en especial, por la serie 993. Este fabricante afincado en Huntington Beach, California, hace tiempo que anunció esta creación: mejorar un Porsche 911 sin condicionantes ni límites presupuestarios, para hacerlo el mejor 993 que haya sobre la tierra. Y puede que lo hayan conseguido.

Tras años de desarrollo, es ahora cuando han entregado la primera unidad del Gunther Werks 993 de las 25 en total que van a fabricar

Gunther Werks 993 exterior 05

En este caso, toman el vehículo donante, un Porsche 911 de finales de los 90, y lo desmontan al completo, dejando solamente el chasis. Este es tratado para eliminar cualquier resto de óxido que pudiera haber, y que se mantenga en perfecto estado durante unas decenas de años más.

Posteriormente, comienza la reconstrucción. Para ello emplean algunas piezas realizadas a medida para la fabricación de este Gunther Werks 993. Por ejemplo, toda la carrocería exterior está realizada en fibra de carbono y el interior está realizado a medida.

La suspensión está rediseñada para esta versión. En el 911 original, la vía delantera es más estrecha que la trasera, para evitar en lo posible el carácter sobrevirador del vehículo, y darle un carácter más subvirador, algo más seguro para el conductor medio. En este caso, la gente de Gunther Werks ha ensanchado la vía delantera, para obtener un chasis “cuadrado”, esto es, misma vía delantera que trasera. Esto era algo característico de los Porsche de carreras, ya que ofrecía mayor dinamismo, pero a la vez requería que el piloto estuviera más atento a las reacciones más vivas del vehículo.

Tanto las manguetas como los brazos de la suspensión de ambos trenes son de nuevo diseño en el Gunther Werks 993

Gunther Werks 993 interior 06

El motor también ha sufrido cambios. Para ello han confiado en Jeff Gamroth de Rothsport Racing, un especialista en Porsche, quien ha modificado el motor original para ofrecer un mayor rendimiento. En este caso el motor bóxer de seis cilindros y refrigeración por aire cubica 4 litros. Con diversas mejoras, han conseguido extraer un máximo de 436 CV a 7.800 RPM, aunque en la versión comercial como máximo llega a los 430 CV. Existe un modo “crucero” que baja la potencia a 405 CV, gracias al empleo de una nueva centralita Motec 600ECU.

Para que seamos conscientes del mimo que le han puesto, han rediseñado las palas del ventilador encargado de refrigerar el motor. Para ello han recurrido a expertos aeronaúticos, consiguiendo una refrigeración mayor, con menor arrastre y consumo energético.

Para aumentar la potencia que llega a las ruedas, han mejorado también la eficiencia de la bomba de la dirección asistida y del aire acondicionado. Entre los dos componentes, en el modelo original, restaban 45 CV al motor y añadían 59 kg de peso. Han sido sustituidos por versiones eléctricas montadas en la parte delantera, consumiendo ahora tan solo 7 CV y pesando 43 kg. En total, ahora llegan 38 CV más a las ruedas y se ahorran 16 kg de peso.

La caja de cambios es una Getrag G50 manual con seis marchas y relaciones específicas, mientras el diferencial de deslizamiento limitado es de discos de carbono, con bloqueo al 40 %

Para frenar a la “bestia”, se recurre a frenos Brembo, equipando pinzas de seis pistones delante, con rotores de 355 mm de diámetro, y pinzas de cuatro pistones detrás, con rotores de 345 mm. Están ubicados en el interior de las llantas de aluminio forjado en 18 pulgadas, calzadas con neumáticos Pirelli PZero Rosso, de medidas 245/35 delante y 315/30 detrás.

Los cambios del interior también son notables, llamando inmediatamente la atención los bucket de fibra de carbono, cuero y Alcantara, combinando el color negro y rojo. El cuadro de mandos mantiene las esferas analógicas, mientras en el resto de paneles hace aparición la fibra de carbono, junto a detalles de cuero rojo. Un interior sencillo y funcional, enfocado principalmente en el rendimiento, manteniendo la esencia de los Porsche clásicos.

El piloto Randy Pobst de Motor Trend ha tenido la suerte de probarlo recientemente, y por lo que parece, le ha gustado bastante. Tan solo se fabricarán 25 unidades a un precio de partida de 565.000 dólares, unos 476.000 euros al cambio. Un precio alto, pero que sin duda está justificado en el mimo y cuidado con el que está fabricado.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.