Ford Puma ST-Line Vignale: lujo y deportividad combinados en un acabado

Ford Puma ST-Line Vignale: lujo y deportividad combinados en un acabado

Ahora también disponible en diésel y automático


Tiempo de lectura: 3 min.

Tomando el nombre de un fantástico coupé de los 90 derivado del Fiesta, el Ford Puma está de regreso, aunque ni mucho menos como a algunos de nosotros nos hubiera gustado. Ciertamente sigue teniendo su origen en el Fiesta, y ahí se acaban los parecidos. Ahora es un SUV de pequeño tamaño que pretende ser un superventas dentro de su competido segmento. Y para ello hay que destacar entre la multitud, con nuevos acabados como el ST-Line Vignale.

Basado en la línea estética más deportiva de la gama, el Ford Puma ST-Line Vignale aporta aún más distinción para codearse con otras ofertas premium. Los detalles que lo hacen único van de una parrilla superior con un marco de aluminio satinado, un paragolpes trasero inferior pintado en el color de la carrocería, un alerón y más cromo por aquí y por allá. De serie incluye faros LED, asientos y volantes en cuero Windsor y Manacor, un equipo de audio Bang & Olufsen y el sistema Ford KeyFree.

A finales del año pasado, el Puma se puso a la venta en nuestro mercado con tecnología híbrida suave de 48 voltios, y únicamente con un propulsor de gasolina disponible en dos niveles de potencia: 125 o 155 CV. Gracias a la incorporación de la asistencia eléctrica, el nuevo crossover de la compañía norteamericana conseguía homologar unos consumos ajustados, de entre 5,5 y 5,9 l/100 km. Sin embargo, hasta el momento, no había ninguna opción de gasóleo o automática.

Ford Puma ST Line Vignale 2020 04

La solución de almacenamiento Ford MegaBox es capaz de alojar elementos inestables de hasta 115 cm de altura en posición vertical, como una planta de interior o los palos de golf

El motor diésel EcoBlue de 1.5 litros y 120 CV llega como una opción atractiva aquellos que hacen altos kilometrajes anuales. Ford no cita sus prestaciones, pero sabemos que devuelve un consumo de 4,5 l/100 km (WLTP) y emite 118 g/km de emisiones de CO2 cuando queda asociado a una transmisión manual de seis velocidades. En opción para el bloque de gasolina EcoBoost de 125 CV hay una nueva transmisión automática de doble embrague y siete relaciones (6 l/100 km y 137 g/km).

Y aunque una nueva versión haya llegado, la expansión de la familia Puma aún no está completa. A lo largo de este año veremos el Puma ST, el cual compartirá el motor de tres cilindros y 1,5 litros del Fiesta ST. Eso se traduce en 200 CV y 290 Nm, que irán bien gestionados al eje delantero mediante una transmisión manual de seis velocidades. Dado que es un poco más pesado que el coche del que deriva, tal vez necesite algunas décimas más para llegar a los 100 km/h (6,5 s en el Fiesta ST).

Ford Puma ST Line Vignale 2020 02

“Los clientes nos han dicho que desean una variedad de opciones para ayudarles a encontrar una combinación de estilo, equipamiento, rendimiento y eficiencia que sea adecuada para ellos. Eso es algo que nos comprometimos a entregar con Puma, y ​​con un nuevo Puma ST que llegará más adelante este año, aún no hemos terminado”, explica Roelant de Waard, vicepresidente de marketing, ventas y servicio de Ford Europa. Queda claro que van a apostar todo a este nuevo SUV.

Al igual que las demás líneas de equipamiento (Trend, Titanium, Titanium X y ST-Line X), el Ford Puma ST-Line Vignale hace gala de las últimas tecnologías de la marca, como disponer de acceso a su información de riesgos locales. La marca no ha facilitado cuándo llegará a los concesionarios y a qué precio, pero el Puma comienza en nuestro país desde los 21.925 euros.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!