Menu

El Ford Fiesta recupera la versión a GLP

Saldrá muy económico, aunque va justito de potencia

El Ford Fiesta recupera la versión a GLP

Ford España acaba de anunciar la versión a GLP del Ford Fiesta, es decir, para la generación actual. En el modelo previo ya existió una versión a GLP (1.4 Duratec 92 CV) y llevaba tiempo descatalogada. A falta de versiones híbridas, es la única variante del Fiesta con etiquetado medioambiental ECO. Recuerda, un coche a gas no es un «híbrido a gas», es un coche bifuel o bicombustible.

Su nombre oficial es Ford Fiesta 1.1 PFi GLP, es decir, no utiliza el motor Ecoboost, es un 1.1 atmosférico de tres cilindros (Ti-VCT) y rinde una potencia de 75 CV, es decir, 5 CV más que el motor básico. Lo más normal es que los fabricantes ofrezcan versiones a GLP de fábrica en motores de este tipo, sin turbo y con inyección multipunto (indirecta). No estamos ante ningún cohete, pero para un utilitario no hace falta una potencia superior.

La nota de prensa ahonda poco en detalles. La autonomía del depósito de gas es de 400 kilómetros, por lo que serán unos 30-35 litros útiles (40-45 totales). A un precio estándar de 0,73 euros por litro, llenar el depósito saldría por 25 euros y pico en el peor caso. En cuanto a emisiones, Ford declara que en CO2 es «comparable al diésel» o un 12 % menos que la versión gasolina equivalente. El resto de gases contaminantes se presuponen inferiores usando gas.

Con un consumo homologado de 7,5 l/100 km de GLP (WLTP), hacer 100 km saldría a menos de 5,5 euros

Ford Fiesta Trend

Ford Fiesta Trend

El fabricante detalla otras ventajas, pero no se generalizan a cualquier sitio, sino que son fundamentalmente para Madrid y Barcelona. La principal ventaja del GLP es su economía, dado el precio bajo por litro de este combustible alternativo. Sumando las autonomías teóricas de los dos depósitos, el de GLP y el de gasolina, en teoría hace 1.400 kilómetros, pero Ford recurre a consumos homologados, así que hay que tomar con cautela ese dato.

El depósito de gas se encuentra en el hueco de la rueda de repuesto, lo habitual, por lo que la capacidad del maletero es la misma que en una versión gasolina o diésel, lo único es que hay que depender sí o sí del kit antipinchazos. El Fiesta a GLP se puede elegir con equipamiento básico -Trend- o «makeado» -ST-Line-. Ahora mismo la nueva versión sale en el configurador con un PVP desde 14.053,81 tras aplicar «beneficio para el cliente».

Dependiendo de dónde se viva se puede obtener una reducción del IVTM de hasta el 75 %, reducir el precio del estacionamiento regulado, reducción de precio en peajes y acceso a zona de bajas emisiones. Hay más de 600 gasolineras que venden GLP. Si se agota el depósito de gas, no problemo, el coche continúa gastando gasolina con un pitido como única molestia. Es la mejor alternativa al 1.5 diésel de 85 CV, y la diferencia de precio respecto al 1.1 Ti-VCT se amortiza bastante rápido, el ahorro en combustible suele rondar el 40 % y el mantenimiento es prácticamente el mismo que la versión gasolina, solo cambia el filtro de gas en los intervalos de mantenimiento habituales.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Paco Fernández
Invitado
Paco Fernández

Hola Javier. Por qué crees tú que las versiones a glp se concentran habitualmente en mecánicas tan básicas?En niveles de más potencia está sólo el 1.4 turbo de Fiat y poco más, como algún Subaru o Ssangyong que además creo que no traen la conversión a glp de fábrica. Gracias. Saludos.

Paco Fernández
Invitado
Paco Fernández

No se puede explicar mejor. Ahora lo tengo claro. Muchas gracias. Buen verano.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.