Falsa alarma entre Hyundai y Rimac

Falsa alarma entre Hyundai y Rimac

Todo ha quedado aclarado sobre la supuesta ruptura entre ambas marcas


Tiempo de lectura: 3 min.

Hyundai y Rimac han desmentido que sus proyectos conjuntos se hayan cancelado y afirman que estos se encuentran en un grado de desarrollo muy elevado. Dese hace un tiempo no se ha parado de hablar de la supuesta ruptura entre la firma croata y la firma coreana, una noticia con una gran repercusión en las redes sociales y que sorprendió a muchos aficionados del motor. Si embargo todo ha resultado ser una campaña de lo que han calificado como “fakes-news” junto con una gran desinformación sobre este suceso.

Ambas marcas han declarado que su colaboración profesional goza de muy buena salud, en palabras del propio presidente de Rimac, Mate Rimac: “Tanto Hyundai como Rimac han dicho que no es cierto. Pero los medios de comunicación siguen escribiendo sobre ello. Bueno, eso dice más de los medios de comunicación que de cualquier otra cosa”. Hyundai, propietario de Kia, ha declarado por su parte también que “seguirán invirtiendo en el Grupo Rimac y pueden confirmar que varios proyectos de colaboración están actualmente en marcha a un alto nivel”.

Mate Rimac ha resaltado también lo mucho que han significado esta colaboración, “Hyundai ha sido un apoyo importante en la transformación de la compañía en los últimos 12 meses, incluyendo en la creación de Rimac Technology y uniendo sus fuerzas con Bugatti bajo el paraguas de Bugatti Rimac” ha declarado. Muchos creen que se ha tratado de algún tipo de choque de opiniones entre los socios accionistas de Rimac Automobili.

hyundai ioniq 5 (2)

Hyundai y Rimac desmienten que hayan cancelado sus proyectos

En mayo de 2019 Hyundai y Kia decidieron invertir la cantidad de 80 millones de euros en Rimac Automobili con el pretexto de sacar adelante un nuevo automóvil eléctrico que dispondría además de una pila de combustible de hidrógeno. Un proyecto muy ambicioso para ambas marcas sobre todo para elevar la posición de Rimac en el mercado de lo coches eléctricos. El problema comienza cuando en 2021, el fabricante alemán Porche, perteneciente al Grupo Volkswagen, empezó a comprar acciones de la compañía croata pasando de poseer un 10% a un 24%. Fue en este momento cuando nació Rimac Technology para desarrollar de manera conjunta con Porsche nueva tecnología y nuevos coches, y el nuevo Bugatti Rimac LLC, algo que aparentemente Hyundai no veía con buenos ojos.

Este hecho fue lo que supuestamente prendió la mecha entre Hyundai y Rimac llegándose a afirmar que las dos compañías habían roto todos los acuerdos para sacar adelante sus proyectos, incluyendo los dos deportivos eléctricos que estaban previstos para un futuro cercano. Todo apunta a que solo ha sido una pequeña crisis entre los socios de Rimac.

Muchos conocedores de este asunto, aseguran que todo ha sido un malentendido, no obstante varios medios de comunicación han dado mucho bombo a esta noticia, aún cuando ya había sido desmentida por los dos fabricantes, lo que ha tenido como resultado un largo río de noticias falsas sobre lo ocurrido entre Hyundai y Rimac.

porsche taycan (1)

Las colaboración entre ambos fabricantes se encuentra en su mejor momento

Todo ha quedado resuelto, y todos los proyectos seguirán su curso. La niebla ya ha quedado disipada y no hay lugar a dudas de que la relación entre Rimac y Hyundai es excelente. La empresa croata puede presumir de un gran crecimiento gracias a estos negocios con otros fabricantes que le permiten continuar en su meta de convertirse en la marca de referencia del mercado europeo de automóviles eléctricos.

COMPARTE
Sobre mí

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.