El Tesla Roadster se ha convertido en un coche de colección

El Tesla Roadster se ha convertido en un coche de colección

Los precios que se pueden encontrar son realmente altos


Tiempo de lectura: 3 min.

Tesla es, actualmente, la marca referencia en materia de coches eléctricos, es el paladín de la electrificación. Te pueden gustar más o menos los coches eléctricos, te puede caer bien o mal el señor Elon Musk, pero Tesla Motors se ha ganado a pulso ser la referencia en coches eléctricos. Y lo más llamativo es que comenzó hace relativamente poco tiempo, con un coche pasional: el Tesla Roadster.

Aquel modelo, que buscaba claramente ofrecer un coche pasional con motor eléctrico, apareció por primera vez en el mercado en el año 2006 rompiendo todos los moldes. No había nada en el mercado como el Tesla Roadster y de hecho, ni siquiera lo hay actualmente. ¿Un biplaza descapotable puramente lúdico y deportivo, con motor eléctrico? Así de primeras no se me ocurre ninguno.

El Tesla Roadster tomaba como base de partida el Lotus Elise, un coche que destacaba por ser muy ligero y muy “racing”, pero que según unas declaraciones del propio Musk hace no mucho, su elección fue un error. Aún así, se fabricaron 2.450 unidades hasta el año 2012, así que no es un coche que vayas a ver por la calle con asiduidad ni en concentraciones de propietarios de vehículos Tesla.

tesla roadster sport

Quizá por eso, los precios de los Tesla Roadster están disparados, por ser una auténtica rareza, por el auge de los coches eléctricos y porque no acaba de llegar todavía el nuevo Tesla Roadster y quien quiera uno, aunque sea el “viejo”, tendrá que pagarlo. Por prestaciones no sorprenderá a nadie, aunque en su momento sí eran destacables, con 185 kW de potencia (251 CV) y más de 300 kilómetros de autonomía. Hoy hay SUV que prometen más alcance con el doble de potencia, aunque también con más del doble del peso del Tesla Roadster.

Así, el Tesla Roadster se ha convertido en un objeto de deseo y tal vez, también en un coche de colección, pues al fin y al cabo, importancia histórica tiene para serlo. No sabemos si eso es lo que piensan los propietarios de un Tesla Roadster, pero como decíamos, los precios están por las nubes.

El especialista Bruber Motors Company, un taller/concesionario especializado en modelos Tesla, pero sin ninguna relación con la marca (presumen de ser el primer especialista en la marca sin estar ligado a ella), tienen a la venta actualmente más de 20 unidades del viejo Tesla Roadster cuyos, muy seguramente, te sorprenderán. El más barato que podrás encontrar en su lista de coches a la venta (algunos no son de la empresa, sino anuncios de los propietarios) son 100.000 dólares. De ahí, los precios llegan a los 275.000 dólares. Había uno que estaba marcado por 330.000 dólares, pero a la hora de escribir esto que estás leyendo no aparecía en el portal de la empresa.

Destaca especialmente una sección que Gruber Motors Company denomina como “Roadster Collector’s Edition”, donde se anuncian cuatro unidades a un precio espectacularmente alto, entre los cuales, destacan dos unidades. Una de ellas es el coche número 5 (VIN SFZRE), uno de los primeros 11 ejemplares que fabricó Lotus íntegramente en Hethel, en Reino Unido, y no en Menlo Park. La otra es la última unidad de producción estándar, es decir, el último Tesla Roadster “normal” fabricado. El primero, está a la venta por 1.250.000 dólares, el segundo, por 1.500.000 dólares. Y no, no hemos puesto un cero de más ni hemos confundido el lugar de los puntos. Hablamos de millones dólares.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.