El nuevo Kia Sportage rompe con todo lo visto hasta el momento en la historia del modelo

El nuevo Kia Sportage rompe con todo lo visto hasta el momento en la historia del modelo

Se ha desarrollado una versión exclusiva para el mercado Europeo ligeramente más corta


Tiempo de lectura: 8 min.

Hace ya unos días que se dio a conocer el nuevo Kia Sportage, pero no por ello resulta menos impactante. El grupo Hyundai está rompiendo moldes en cuanto a diseño y tras el Hyundai Tucson, han sorprendido a todos con el Kia Sportage. Se trata de la quinta generación de un superventas que, en esta ocasión, toma un camino que podría tirar por tierra todo el éxito logrado hasta el momento o bien, multiplicar su peso en el mercado.

Los fabricantes se atreven cada día más a lanzar al mercado diseños arriesgados y atrevidos, coches que en otro momento quizá acabarían siendo un fracaso como ya ha ocurrido anteriormente, pues no es la primera vez que se pone en circulación un diseño tan poco usual. Sin embargo, la mentalidad y los gustos han cambiado ostensiblemente y ahora, este tipo de diseños y de cambios de rumbo son muy bien recibidos. Solo hay que ver la cantidad de Hyundai Tucson que se pueden ver por la calle, no cabe duda que el diseño es un acierto.

En lo referente al nuevo Kia Sportage, habrá que esperar a su llegada a las tiendas, pero ya de entrada, está claro que busca lo mismo que su “primo-hermano”: llamar la atención y salir de lo normal. Estos surcoreanos les ha perdido el miedo a todo y no solo cuentan con una gama electrificada realmente completa, sino que también ponen nuevos diseños totalmente rompedores. De todas formas, la llegada del Kia Sportage no es una sorpresa, la marca ya nos adelantó su lanzamiento hace no mucho, aunque ahora nos ha presentado su versión europea.

Más grande que la generación saliente, pero más pequeño que la versión americana

Las primeras imágenes que pudimos ver del Kia Sportage fueron de la variante yankee, destinada al mercado norteamericano y que curiosamente, es más grande que la europea. Es el mismo coche, con el mismo diseño y las mismas soluciones técnicas, pero el Sportage para Europa es más corto. Concretamente, 133 milímetros, aunque comparado con el Kia Sportage saliente, gana 30 milímetros en la misma cota. Así, tenemos un SUV de 4.515 milímetros de longitud, con 1.865 milímetros de ancho (10 milímetros adicionales) y 1.645 milímetros de alto. La distancia entre ejes es la misma que en el Hyundai Tucson, llegando a los 2.680 milímetros. Es, por compararlo con un rival directo y que también presenta cierto atrevimiento en cuanto a diseño, ligeramente más grande que el Nissan Qashqai.

Bajo esa llamativa estampa hay una nueva plataforma, la llamada “N3”, es decir, la misma del Hyundai Tucson. Se trata de una plataforma diseñada y desarrollada para acoger tecnología electrificada, aunque no contará con una versión totalmente eléctrica. Esto se debe a que Kia ya tiene el EV6, un pseudo SUV eléctrico y de tamaño similar al Sportage, que cubre esa necesidad. En el caso del Sportage, se ofrecerá hibridación, habrá de todo tipo, pero solo hibridación.

Esta nueva plataforma también permite más cosas que la adopción de motorizaciones electrificadas o un tamaño exterior más grande, la nueva plataforma permite que el habitáculo ofrezca más espacio. El espacio del habitáculo es una de las partes más importantes de un coche, sobre todo de uno que al final acaba su vida muchas veces como coche familiar. En el caso del Kia Sportage mejora el espacio para las piernas de los pasajeros traseros llegando a 996 milímetros, mientras que el espacio para la cabeza en las plazas delanteras llega a 998 milímetros. El maletero llega a 591 litros, ampliables hasta 1.780 litros abatiendo los asientos.

El nuevo Sportage ha sido meticulosamente concebido, desarrollado y perfeccionado específicamente para Europa, rompiendo los límites y estableciendo nuevos puntos de referencia en el segmento de los SUV”. – Jason Jeong, Presidente de Kia Europa

No contará con versión eléctrica, pero sí con varias opciones híbridas

La nueva generación del Kia Sportage cuenta, por primera vez en sus 28 años de vida, de una versión desarrollada específicamente para Europa. La firma surcoreana busca establecer nuevos niveles de referencia en el segmento, un objetivo que puede parecer típico de todas las marcas, pero es casi una obligación para la marca tras los éxitos de los últimos años. Por eso han creado una versión específica para Europa, porque así pueden ajustar las dimensiones del modelo a cada mercado y centrarse en las diferentes necesidades.

Eso también ha llevado a diseñar una gama de motorizaciones muy concreta, donde habrá gasolina, diésel y varios híbridos. Para ser más exactos, habrá micro hibridación, hibridación convencional e hibridación enchufable. Tecnologías que el grupo Hyundai domina a la perfección desde hace tiempo, al tener en el mercado coches como el Kia Niro y sus diferentes versiones electrificadas.

La gama del Kia Sportage, por tanto, contará con una buena oferta mecánica. La oferta comienza con el 1.6 CRDi que se puede elegir con dos niveles de potencia: 84,5 kW (115) y 100 kW (136 CV), está última con micro hibridación de 48 voltios y etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, así como la caja de cambios automática en opción. Las versiones de gasolina también serán dos, ambas sobre la misma mecánica 1.6 T-GDi, con 110 kW (150 CV) y 132 kW (180 CV). Estos mismos motores también se podrán escoger con micro hibridación y etiqueta ECO, así como el cambio automático de siete relaciones.

kia sportage 2021 (3)

El siguiente escalón en la gama es un híbrido convencional (no enchufable), que toma como base de partida el bloque de gasolina con 180 CV. Este motor se combina con un eléctrico de 44,2 kW (60 CV), cuya energía proviene de una batería de litio y polímero con 1,49 kWh de capacidad. La potencia total es de 230 CV y cuenta con etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

Dicho conjunto puede ser híbrido enchufable, en cuyo caso, cambian la batería y el motor eléctrico. En esta ocasión el motor eléctrico alcanza los 66,9 kW (91 CV) y la batería llega a 13,8 kWh y la potencia total a los 195 kW (265 CV).

Enorme salto adelante en diseño y tecnología

Todo esto que venimos contando, aunque importante y novedoso en la gama, no es sorprendente ni rompedor, viene a ser una gama lógica y completa, aunque con versiones más potentes de lo que suelen ofrecer sus rivales (hay muy pocos con más de 200 CV), Donde el nuevo Kia Sportage mejora ostensiblemente a su antecesor es en el habitáculo, donde el diseño es absolutamente nuevo, al igual que toda la tecnología y los materiales.

kia sportage 2021 (7)

Hay que comprender, que aunque mucha gente no le presta toda la atención que debería, el interior es uno de los apartados más importantes de un coche. Es el lugar donde todo sucede, donde se lleva a cabo la vida con el coche y la parte del vehículo que marca gran parte de la experiencia de conducción. Un cuidado diseño, con unos buenos materiales, supone una fórmula de éxito total y en el nuevo Sportage las cosas pintan muy bien.

Al igual que muchos rivales, se opta por un habitáculo de aspecto tecnológico, pero de diseño sencillo y agradable. Hay un enorme módulo que ocupa la zona de instrumentación y la zona multimedia, dando soporte a dos pantallas que otorgan ese toque especial al interior. Las modas actuales reclaman puestas en escena como esta y en Kia han sabido darle un toque especial, pero sin tener que renunciar a botones físicos. No es un diseño tan rompedor como el exterior, pero es de buen aspecto.

El equipamiento contempla todos los sistemas ADAS habidos y por haber, al igual que limitadas funciones de conducción autónoma y nuevos modos de conducción, como el “Terrain Mode”, un programa diseñado, como cabe esperar, para optimizar la tracción en condiciones de poca adherencia tales como caminos de tierra, nieve en la carretera o barro.

No conocemos la fecha de llegada a los concesionarios, pero se espera que estén disponibles a finales de 2021.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.